Ácidos: cómo, cuándo y dónde

Acidos

Ácido glicólico, láctico, salicílico, ácido alfa lipoico, hialurónico… ¿qué son? ¿Cómo afectan a la piel? Los expertos nos explican todo sobre estas sustancias que tanto bien (si se usan correctamente) pueden hacer a la piel.

Los ácidos tienen numerosos beneficios a la hora de mejorar la salud de la piel. A continuación, te explicamos las cualidades y diferencias entre algunos de los más habituales para que aprendas a usarlos.

Ácido glicólico

Gema Cabañero, fundadora y directora de la Clínica antiaging y estética avanzada Gema Cabañero explica “se trata de un alfahidroxiácido (AHA) natural, es decir, soluble en agua, que se obtiene principalmente de la caña de azúcar, aunque también se puede encontrar en las uvas o la remolacha. Es un excelente hidratante, exfoliante y regenerador que se usa muy frecuentemente en peelings. Es un ácido renovador que ayuda a eliminar el acné, las manchas en la piel y los signos de la edad.

Es altamente soluble, lo que facilita la absorción en la piel y, al entrar en contacto, reacciona con la superficie de la epidermis donde comienza a exfoliar la piel muerta y deja una nueva piel radiante.

¿Cuáles son sus beneficios?

Cada vez es más frecuente encontrarnos ácido glicólico entre los ingredientes de nuestros cosméticos. Su popularidad se debe a que sus resultados se mantienen en el tiempo. Se recomienda su uso para gente con piel normal o seca ya que, a la vez que exfolia, suaviza e hidrata profundamente, alisa e ilumina la piel, reduce el tamaño de los poros, manchas y marcas y unifica el tono. Además, Cabañero apunta “con el uso continuado, aumenta la producción de colágeno, aportando así una mayor elasticidad y flexibilidad al cutis”.

¿Dónde puedo encontrarlo?

Este AHA, se puede encontrar en tratamientos exfoliantes y peelings, que rejuvenece y aporta un tono y una luminosidad mejorados instantáneamente, en productos hidratantes para una suavidad sublime y un aspecto saludable o en rutinas antimanchas.

Ácido láctico

El ácido láctico puede provenir de diferentes fuentes, como, por ejemplo, de la fermentación del azúcar o de determinados lácteos. Alessandra Wilson, gerente de producto de Yanbal afirma: “es perfecto para las pieles secas o con tendencia a la deshidratación, ya que aumenta las ceramidas, favoreciendo la retención de la humedad en la piel. Al mismo tiempo, ayuda a exfoliar las capas más superficiales, mejorando la luminosidad del tejido»

¿Cuáles son sus beneficios?

Es un eficaz exfoliante, aunque más suave que el ya mencionado ácido glicólico, por lo que no irrita la piel. También actúa como un excelente antioxidante al estimular la producción de ácido hialurónico, esencial para una dermis saludable e hidratada.

Otra de sus características es que es un potente renovador celular, mejora la textura de la piel, su efecto despigmentante mejora el tono y reduce las marcas del acné. Además, suaviza las arrugas o líneas de expresión, actuando como un efectivo antiedad.

¿Dónde puedo encontrarlo?

Para pieles con falta de luminosidad e hidratación alivia la sensación de tirantez. El tónico es el último paso ideal para una rutina de limpieza ideal que aportará un extra de suavidad y confort a la piel.

Ácido salicílico

Según Nuria Aluart, fundadora de la tienda online mumona.comen este caso, hablamos de un betahidroxiácido, lo que significa que es soluble en aceite. Está indicado para pieles grasas con tendencia acneica ya que reduce la secreción sebácea de manera muy eficiente”.

¿Cuáles son sus beneficios?

El ácido salicílico se utiliza para tratar problemas cutáneos como la rosácea o las descamaciones. También sirve para eliminar las impurezas de la piel y ayuda a reducir las manchas, incide. Al penetrar en las capas internas de la piel desobstruye los poros y garantiza una limpieza más profunda y reduce la secreción de sebo.

¿Dónde puedo encontrarlo?

Se puede encontrar el ácido salicílico en tratamientos para descongestionar los poros obstruidos o enquistados o exfoliantes purificantes. También está presente en fórmulas para combatir los brotes de acné.

Ácido alfa lipoico

Es un ácido graso que puede ser tanto de origen animal como vegetal y se puede encontrar en espinacas o cereales integrales. “Es un potente antioxidante y antiinflamatorio que aporta un brillo saludable a la piel, activa la regeneración celular y rejuvenece. Se considera el antioxidante universal por excelencia, ya que, al contrario de los demás ácidos, no se limita, es soluble tanto en agua como en grasa, por lo que se absorbe fácilmente independientemente del tipo de piel”, afirma Gema Cabañero.

¿Cuáles son sus beneficios?

El ácido alfa lipoico reduce las inflamaciones, calma las rojeces e incrementa el brillo de la piel al mejorar la microcirculación cutánea. Además, actúa como regenerante ayudando a reducir las arrugas y disminuyendo las cicatrices atróficas e hipertróficas. Además, los filtros UVA y UVB refuerzan la función barrera de la piel y evitan su pigmentación.

¿Dónde puedo encontrarlo?

Este poderoso antioxidante se utiliza en tratamientos reafirmantes y antimanchas, ayuda a frenar la aparición de líneas de expresión  y arrugas y reduce la pigmentación de las manchas de la edad en la zona de cuello y escote.

Sin embargo, según apunta Gema Cabañero, “como mejor resultado da es ingerido, ya que actúa desde el interior. Por ejemplo, podemos encontrarlo en alimentos como las espinacas, el brócoli, la carne y la levadura”. También en suplementos nutricionales que previenen el envejecimiento prematuro y mejora las manchas profundas y la luminosidad de la piel.

Ácido hialurónico

El ácido hialurónico se encuentra de manera natural en nuestro cuerpo, pero, según envejecemos, su presencia va disminuyendo, provocando la aparición de arrugas y la pérdida de volumen y firmeza”, asegura Alessandra Wilson y añade “una de sus principales funciones es captar y retener el agua, mejorando la hidratación, flexibilidad y volumen de la piel”.

¿Cuáles son sus beneficios?

Este ingrediente está presente en numerosos cosméticos por la gran cantidad de beneficios que aporta como su capacidad para mantener la piel hidratada o su carácter antioxidante que mantiene la piel flexible, elástica, firme y sirve para rellenar arrugas. Además, potencia la creación de ácido hialurónico y colágeno del propio cuerpo.

¿Dónde puedo encontrarlo?

Esta sustancia se puede encontrar tanto en productos hidratantes que ayuden a mantener la piel suave y jugosa así como en tratamientos para combatir el envejecimiento que rellenen las líneas de expresión y arrugas profundas.