QUEMAGRASAS, ¿es bueno o malo utilizarlo?

quemagrasas
quemagrasas

Tras las fiestas, los excesos, y con la llegada del año nuevo, muchas personas se proponen perder algunos kilos. Para conseguirlo, muchas veces se recurre a métodos como dietas milagro, batidos o suplementos que nos prometen conseguir resultados rápidos y sin mucho esfuerzo. Uno de los suplementos más demandados son los quemagrasas, y por este motivo hoy queremos analizar qué son, cuáles son sus efectos en el organismo y si realmente son efectivos para conseguir los objetivos que prometen

¿Qué son los quemagrasas y cómo funcionan?

Los conocidos quemagrasas son sustancias que pueden ayudar a la pérdida de grasa por diferentes mecanismos de acción en el organismo.

Estas sustancias se pueden encontrar de forma natural en algunos alimentos, pero también en forma de suplemento alimenticio, combinando compuestos químicos con algunas de estas sustancias naturales, en los que se consigue una mayor concentración de la sustancia deseada.

¿Cómo actúan los quemagrasas?

Los suplementos quemagrasas están constituidos por una mezcla de compuestos que, mediante una acción sinérgica, prometen reducir el porcentaje graso de quien los consume. Esto se consigue mediante varios mecanismos, tales como:

  • Reducción del apetito: Algunos de los compuestos presentes en los suplementos quemagrasas, tales como el picolinato de cromo, hoodia o Garcinia cambodia, tienen capacidad para reducir el apetito, por lo que facilitarán el llegar a conseguir un déficit calórico, que es el pilar fundamental de la pérdida de grasa. Al tener menos hambre, se consumirán menos calorías, y por tanto el balance energético será negativo.
  • Efecto termogénico: Los quemagrasas más efectivos son aquellos que contienen entre sus componentes algunos activos con acción termogénica; es decir, que aumentan la temperatura corporal.
  • Efecto estimulante: Muy relacionado con el efecto termogénico, las sustancias con efecto estimulante aumentan el umbral de percepción de la fatiga. Esto supone un aumento en el rendimiento deportivo, además de favorecer la utilización del tejido adiposo como fuente de energía durante el ejercicio físico. Algunas de estas sustancias son la cafeína, el té verde, guaraná o sinefrina.
  • Efecto diurético: Los ingredientes con efecto diurético de los quemagrasas ayudan a eliminar la retención de líquidos, que muchas veces se produce por genética o por un estilo de vida poco saludable, lo que se traducirá en una bajada de peso por la eliminación del líquido acumulado, además de una mejora del aspecto. Entre estos ingredientes vuelve a encontrarse la cafeína, y también otros como la cola de caballo, hinojo, ortiga o diente de león.
  • Regulación del azúcar en sangre: Algunos compuestos como el cromo, vanadio o ácido alfa lipoico se consideran potenciadores potenciadores insulínicos. Esto quiere decir que aumentan la sensibilidad celular hacia esta hormona.
  • Efecto lipolítico: También llamados “movilizadores de grasas”, pues provocan la liberación de ácidos grasos para ser utilizados como combustible durante el ejercicio. Entre los más conocidos se encuentra la L-carnitina.

Como se puede observar, todos estos efectos tienen algo en común, y es que se relacionan estrechamente con el ejercicio físico. Es decir, si se toman de manera aislada, los suplementos quemagrasas no servirán de nada; hay que combinarlos con una alimentación saludable y con actividad física para que puedan cumplir sus funciones.

De entre todas estas sustancias que componen los quemagrasas, hay algunas cuyo efecto está ampliamente respaldado por la comunidad científica, como puede ser, por ejemplo, la cafeína.

Sin embargo, algunos otros como la L-carnitina, a pesar de ser una sustancia necesaria para la vida, no ha demostrado proporcionar ningún tipo de beneficio a nivel metabólico ni de rendimiento deportivo como suplementación. Por eso es importante investigar la composición del quemagrasas y diferenciar cuáles son los efectos reales que se pueden conseguir con el mismo y cuáles son, por el contrario, simples reclamos publicitarios.

Contraindicaciones del uso de quemagrasas

Como cualquier sustancia que se ingiera, los suplementos quemagrasas pueden tener algunos efectos secundarios o pueden estar contraindicadas para algunas personas.

  • Personas con algún tipo de afección cardíaca (hipertensión, enfermedades coronarias…) no deberían ingerir este tipo de suplementos, ya que generalmente alteran el ritmo cardíaco, lo que podría aumentar el riesgo de accidente cardiovascular.
  • En personas con dificultades para conciliar el sueño tampoco son recomendables por su alta cantidad de sustancias estimulantes, que podrían provocar insomnio o problemas de nerviosismo.
  • Los productos para adelgazar como los quemagrasas aumentan el nivel de sudoración durante el ejercicio, lo que combinado con los compuestos diuréticos podría provocar una deshidratación: es muy importante mantenerse bien hidratado si se consume este tipo de productos.

Podemos concluir por tanto que los suplementos quemagrasas no son ni buenos ni malos, sino que pueden ser más o menos efectivos en función de la base de la que se parta, teniendo siempre muy claro que no hacen milagros ni funcionan por sí solos.

Otras dudas resueltas sobre los adelgazantes

A modo de resumen, podemos decir que:

  1. Los quemagrasas y suplementos en general no son imprescindibles, y no existen productos milagro en un proceso de pérdida de grasa, sino que se debe priorizar una alimentación saludable y ejercicio físico. El consumo de quemagrasas y otros suplementos es solo un plus que puede acelerar el proceso, pero no actúan por sí mismos.
  2. Si finalmente se opta por tomar quemagrasas, asegurarse de los activos que contengan no estén contraindicados para nuestro caso en particular, y consultar con un profesional de la salud antes de consumirlos en caso de duda.
  3. Debemos asegurarnos de que el quemagrasas posee activos con efectos demostrados, con estudios científicos que respalden su uso, lo puede evitar que tiremos el dinero en compuestos que podríamos obtener mediante la propia alimentación o que directamente no tienen efectos en el organismo.
  4. Es importante también asegurarse de que el quemagrasas escogido cumple con todos los controles de seguridad, y que las sustancias que contienen están autorizadas en la UE.

Para más información sobre cómo adelgazar después de estas fechas, os dejamos esta entrada sobre distintas visiones de profesionales de nutrición.