Zohra Bena: “Nuestra imagen influye en cómo los demás se relacionan con nosotros”

Nuestra apariencia física, como sabéis, forma parte de nuestra imagen personal, pero también nuestros gestos, nuestro tono de voz o la forma en la que nos comportamos. Todo este conjunto afecta a cómo nos sentimos, cómo nos relacionamos con los demás o cómo nos ven esas personas y, por tanto, influye tanto en lo personal, como en lo profesional. Zohra Bena, presidenta de AICI, la Asociación Internacional de Consultores en Imagen, nos hace entender la importancia y el impacto que tiene en nuestra vida.

Pregunta.-¿Cuándo empezó a interesarse por el mundo de la imagen personal y por qué decidió dedicarse a ello?

Respuesta.- Siempre he sido muy consciente de mi imagen intentando cuidarme y presentarme de la mejor forma posible. Después de haber trabajado varios años en puestos de venta y gestión en el sector de la moda, decidí dedicarme a lo que más me gustaba hacer, vestir a la gente. De ahí empecé a ayudar a las mujeres profesionales a encontrar su estilo propio.

P.- ¿A qué se dedica la AICI?

R.- AICI, The Association of Image Consultants International, es la asociación internacional de consultores en imagen líder a nivel mundial que se dedica al avance del nivel de profesionalidad y de credibilidad de sus miembros. Nuestros miembros, expertos en imagen personal y profesional, ayudan a sus clientes a alcanzar sus metas y definir una imagen propia que inspira autenticidad y credibilidad.

Con miembros en 50 países en los 5 continentes, AICI contribuye al desarrollo de la profesión del asesor en imagen a través del networking y de educación continua. Además, la asociación tiene como objetivo garantizar la identidad y la calidad del profesional para que sus miembros puedan posicionarse y distinguirse como profesionales en el sector de la imagen personal y corporativa.

La imagen personal, el aspecto físico y el lenguaje no verbal, son la base de la primera impresión que tienen los demás de nosotros y que se forma en muy pocos segundos

P.- ¿Por qué es importante la imagen personal de uno?

R.- Somos seres visuales y procesamos imágenes 60.000 veces más rápido que un texto. La imagen personal, el aspecto físico y el lenguaje no verbal, son la base de la primera impresión que tienen los demás de nosotros y que se forma en muy pocos segundos. Una vez formada la primera impresión es muy difícil revertirla.

Por lo tanto, una apariencia descuidada influye en la primera impresión y en construir relaciones en ámbitos sociales y profesionales.

P.- En concreto, en el día a día, ¿en qué puede afectarnos o qué puede decir de nosotros nuestra imagen personal?

R.- Nuestra imagen influye en como los demás se relacionan con nosotros tanto en nuestra vida social como en la vida profesional. La ropa, los complementos, el peinado, el maquillaje, la comunicación y los colores que elegimos transmiten un mensaje que te puede beneficiar o perjudicar.

P.- ¿Qué aspectos incluyen esta imagen personal?

R.- Incluye la apariencia (vestimenta, colores, higiene) apoyada por una buena conducta y el lenguaje corporal, lo que llamamos en AICI los ABC´s: appearance, behaviour & communication. Desde el peinado hasta los zapatos y desde la ropa y complementos hasta el maquillaje. Además, incluye el lenguaje corporal, como la postura, los movimientos y los gestos. Y, por último, esta imagen visual tiene que ir acompañada con la actitud y un estilo de comunicación adecuado. Se puede decir la misma cosa escogiendo distintas palabras y se puede usar las mismas palabras que pueden significar distintas cosas según el tono de la voz.

Los tratamientos de estética y belleza son un gran aliado para los asesores de imagen, y me atrevería a decir que todos los recomendamos a nuestros clientes

P.- ¿En qué se diferencia un asesor de imagen de un personal shopper?

R.- Consideramos que un personal shopper tiene como especialidad las compras personalizadas donde te ayuda a comprar ropa según tus necesidades y objetivos teniendo en cuenta tu estilo, tu morfología y los colores que te favorecen. Un asesor de imagen te ayuda a encontrar tu estilo propio y proyectarlo a través de tu apariencia física, tu actitud y tu forma de comunicar y puede incluir el servicio de personal shopping además de un análisis de morfología, un análisis de color y un análisis del armario.

Los dos se pueden solapar dependiendo de los servicios que ofrece el asesor, por ejemplo, un personal shopper, además de su especialidad de compras, también te puede ofrecer un análisis de morfología y de color.

P.- ¿Para quién puede trabajar un asesor de imagen? ¿Puede dar ejemplos reales?

R.- Puede trabajar con ejecutivos, políticos, famosos o con cualquier persona que quiere encontrar su estilo auténtico y definir su marca personal. Puede trabajar como personal shopper en centros comerciales; el Corte Inglés, por ejemplo, tiene un departamento de PS y cada vez más se puede encontrar este servicio en centros comerciales. Puede ofrecer sus servicios a empresas y universidades o trabajar con gente en busca de trabajo, autónomos y profesionales en su marca personal.

P.- ¿Se puede contratar un asesor de imagen solo para casos concretos? Una fiesta, una ponencia importante…

R.- Por supuesto.

R.- ¿Cree que en España nos preocupamos por nuestra imagen personal o está infravalorado?

P.- Creo que en España la gente en general cuida de su imagen, sobre todo las personas mayores. Además, en un mundo acelerado y competitivo como el de hoy en día, la gente, especialmente profesionales y empresarios, es cada vez más consciente de la importancia de su marca e imagen personal. Además, las empresas son cada vez más exigentes en su proceso de selección y requieren más que un título y experiencia profesional.

P.- ¿Qué consejos le daría a cualquier persona para mejorar su look?

R.- Conocer su cuerpo para saber adaptar la ropa a sus proporciones.

– Conocer su estilo propio para poder utilizar la ropa y las tendencias para expresarse.

– Conocer los colores que mejor le favorecen y aplicarlo en ropa, pelo y maquillaje.

– Saber combinar los colores al crear conjuntos.

– Saber trabajar con proporciones, texturas y tejidos.

P.- ¿Se puede aprender a vestir mejor? ¿Hay pautas o consejos que sirvan para todo el mundo?

R.- Por supuesto; cuando uno se viste según su estilo propio y conoce bien su cuerpo y sus colores no solo se siente empoderado y seguro de sí mismo, sino que también se ve atractivo. Pautas generales: tener un estilo auténtico y saber vestir para la ocasión.

En la interacción humana, las palabras solo cuentan un 7% y el resto se atribuye a la imagen visual y al tono de voz

P.- El gusto y el saber vestir, ¿es algo que se tiene o que se aprende?

R.- Para unos es algo innato y tienen ojo para los detalles y el estilo, y luego hay otros que necesitan algunas pautas.

P.- ¿Hay que ser fieles a un mismo estilo o se puede cambiar, jugar o ser cambiante?

R.- En general hay que ser fieles a un estilo auténtico, que requiere una cierta consistencia para sentirse único y seguro. Sin embargo, si eres una persona extravagante o tienes un estilo creativo, es lógico experimentar y combinar estilos. En general, en la adolescencia empezamos a experimentar, combinar y jugar con estilos hasta que encontramos un estilo propio.

P.- ¿Hasta qué punto es importante el lenguaje no verbal, nuestra actitud?

R.- En la interacción humana, las palabras solo cuentan un 7% y el resto se atribuye a la imagen visual y al tono de voz. Para realmente sentirse seguro  y poder reflejarlo hacia fuera, nuestro discurso, expresiones faciales, posturas y movimientos tienen que estar alineados y sincronizados.

P.- ¿Qué prendas comprenden un fondo de armario básico para cualquiera?

R.- En general, lo mínimo: un buen vaquero, una camiseta blanca, camisa blanca, un pantalón negro de vestir, un abrigo de lana (overcoat) o gabardina, cazadora de vaquero y/o de cuero, zapatos negros de vestir, un bolso bueno (mujeres) una americana (negra), unos jerséis básicos de buena calidad, un vestido de noche sencillo y versátil (mujeres) y, para los hombres, un buen traje.

P.- ¿Qué cree que nunca deberíamos descuidar de nuestra imagen? Por ejemplo, mi abuela siempre decía que los zapatos decían mucho de una persona. No sé si esto ha cambiado, y si hay algo en concreto que piense que no hay que descuidar nunca.

R.- Estoy totalmente de acuerdo con tu abuela. La ropa y los colores que vestimos comunican un mensaje. Si no lo cuidamos y lo dejamos al azar, se transmite exactamente eso: falta de consideración, de atención al detalle y de profesionalidad. No hay que descuidar nada, dado que cada error o descuido puede generar una distracción innecesaria. Yo diría que nunca debería descuidar las uñas, sobre todo para los hombres. Un conjunto impecable con uñas descuidadas o, peor, sucias, lo rompe todo.

P.- ¿En qué tendemos a fijarnos mucho o a primera vista de los demás?

R.- En la apariencia y el nivel de comodidad: cómo nos hace sentir la otra persona. Si una persona está incómoda o insegura, lo transmite, y hace que el otro también se sienta incómodo. Por lo tanto, la autoconfianza es muy importante: llevar los colores que te favorecen y te suban el estado de ánimo, ropa adecuada y un buen peinado y maquillaje. Además, muy importante, una sonrisa y una expresión de la cara relajada.

P.- ¿Cómo podemos averiguar qué colores nos sientan mejor?

R.- Si nunca te has hecho un análisis de color, habrá que determinar si tienes una tonalidad fría, cálida o neutra (una combinación de frío y cálido) y elegir el tono de los colores al respecto. Esto hace que esos colores combinen bien entre sí y se evitan choques de color por tonalidades frías y cálidas.

P.- ¿Qué opinión tiene de la estética y la medicina estética en la mejora de la imagen personal?

R.- Creo que el avance en medicina estética te puede ofrecer soluciones muy buenas para mejorar la imagen física, los tratamientos de estética y belleza son un gran aliado para los asesores de imagen, y me atrevería a decir que todos los recomendamos a nuestros clientes. En cuanto a retoques físicos, si es para cambiar tu aspecto para así intentar subir tu autoestima, no soy muy partidaria. Las imperfecciones son los buenos detalles que nos hacen únicos y auténticos, y saber aceptarlas y trabajar con ellas es lo que realmente sube la seguridad en sí mismo. Pero cada cliente es un mundo y hay que valorarlo primero.

El negro es un color versátil que combina bien con muchos colores, pero favorece solo a la piel clara de tonalidad fría y la piel oliva u oscura, porque proporcionan suficiente contraste

P.- Cada día más, la sociedad (especialmente las mujeres) luchan para que el físico o la forma de vestir no definan lo que somos, para que así todo tipo de cuerpos y estilos estén aceptados y no discriminados. Sin embargo, ciertos códigos ya están muy asentados. ¿Cómo trabaja con esa dicotomía la asesoría de imagen?

R.- El asesor de imagen intenta romper con estos códigos y, a cambio, definir la autenticidad de sus clientes. Menos mal que la sociedad está cambiando y vemos más diversidad en tallas, color de la piel y estilos.

P.- Partiendo de lo anterior, una mujer de 50 años, por ejemplo, ¿debe poder vestir como quiera, o para un asesor de imagen habría algo “prohibido”?

R.- Un asesor de imagen siempre te ayuda a buscar aquellas prendas que favorecen en función de tu aspecto físico, estilo de vida y fase de tu vida. La edad es muy subjetiva. Personalmente no me gusta “prohibir”, sino desaconsejar, y eso depende mucho del estilo, aspecto, objetivos y necesidades de una mujer de 50. Si se trata de una ejecutiva, yo le desaconsejaría llevar minifalda, colores chillones y cosas como piercings o mechas muy llamativas.

P.- ¿Qué tendencia, personalmente, diría que debería volver y cuál debería “morir”?

R.- Personalmente, creo que deberían morir los vaqueros cortos que revelan demasiado: no es atractivo y no favorece a nadie. Volver: no hay una prenda concreta, pero todo lo que es elegante. Creo que, en general, a veces, las mujeres confunden la elegancia con lo “sexy”. La elegancia es más una actitud que una prenda.

P.- ¿Cuánto de actuación o de performance hay en la imagen personal? ¿Es un poco necesario, para conseguir ciertos objetivos?

R.- Depende del enfoque. Si nos vestimos bien, nos vemos bien, el resultado es que nos sentimos bien. Por otro lado, si trabajamos desde nuestros sentimientos, el autoconocimiento y nuestros valores y fortalezas, nos sentimos seguros y empoderados, y eso lo expresamos con la ropa y los colores que elegimos. Es como los actores. Para representar a un personaje se pueden sumergir en su mundo y transmitirlo en su exterior, o bien disfrazarse como el personaje que le hace sentir como el personaje.

P.- Un ejemplo de personas que le inspiren por su buena imagen personal, tanto en hombres como en mujeres.

R.- Olivia Palermo, creo que va impecable siempre. David Beckham…

P.- Para una entrevista de trabajo, por ejemplo, ¿es conveniente estudiar a la empresa para decidir cómo vestirnos?

R.- Es primordial. Si no estudiamos la cultura de la empresa, no podemos acertar en el tipo de ropa que elegir para la entrevista. Si se trata de una empresa en el sector creativo, no aciertas con un traje conservador en azul marino. Y, si solo tienes ese traje, hay que saber añadir un toque creativo, divertido o desenfadado con los complementos y las prendas con las que combinarlo.

P.- ¿Qué opina de los cambios radicales de imagen? Teñirnos el pelo, cortarlo muy corto o incluso raparse. ¿Es partidaria de atreverse y quitarse “la espinita” o de ser prudentes?

R.- Depende del estilo de vida y los objetivos y necesidades. No hay nada malo en experimentar, pero no es aconsejable en el mundo ejecutivo.

P.- ¿Hay que gastarse mucho dinero para tener una buena imagen?

R.- No necesariamente. Hay que invertir en buenos básicos que forman la base del armario y que añaden un toque cuidado a cada look. Como estas son prendas de materiales duraderos y de calidad, suelen tener un coste un poco más elevado. Luego se pueden añadir prendas y colores de tendencias para crear conjuntos personalizados.

P.- ¿Es cierto que el negro siempre favorece?

R.- El negro es un color versátil que combina bien con muchos colores, pero favorece solo a la piel clara de tonalidad fría y la piel oliva u oscura, porque proporcionan suficiente contraste. En otros casos, te puede hacer parecer más pálida y, por lo tanto, habrá que usar trucos para poder lucirlo; por ejemplo, llevar el maquillaje adecuado, romper la línea del cuello con un collar de color o un pañuelo.

P.- Test rápido: si tuviera que elegir invertir en una sola prenda, ¿en cuál sería?

R.- Otra americana negra.

P.- Canas al aire, ¿sí o no o en qué circunstancias?

R.- No, al menos que estés dejando el pelo gris natural, tienes que pasar por esa fase dura.

P.- Piercings, ¿sí o no, o para quién?

R.- No para una imagen profesional; ejecutivos, políticos. Sí para artistas, cantantes, jóvenes experimentando.

P.- ¿Perfume fuerte o fresco?

Depende del gusto. Yo diría fuerte para las noches y fresco y dulces para el día. Luego también depende del invierno y verano, es muy personal. Personalmente, me gustan los amaderados y el musk, y los frescos para el verano.