Aprende a utilizar el VOLUMINIZADOR de LABIOS y marca la diferencia estas fiestas

Voluminizador de labios
Voluminizador de labios

La moda de los labios gruesos, especialmente potenciada por el clan Kardashian, es cada vez más notoria ya no solo entre celebrities e influencers sino que todas en algún momento han soñado con unos labios carnosos y sensuales. Por eso, las infiltraciones de ácido hialurónico y los voluminizadores de labios son el sueño de muchas.

Atrás quedaron los implantes de silicona, que han ido dando paso a tratamientos temporales de medicina estética como las infiltraciones de ácido hialurónico, que consiguen el engrosamiento de los labios, hidratación, perfilado, elevación del perfil o corrección de asimetrías de una forma semipermanente con unos resultados bastante naturales.

Sin embargo, la tendencia en todo lo relacionado con la estética es apostar por tratamientos cada vez menos invasivos, como, por ejemplo, el uso de alternativas cosméticas para conseguir ese efecto de labio grueso tan deseado.

Y esta alternativa es lo que se conoce como lip plumper, o lo que es lo mismo, voluminizadores de labios. Por lo que, para conseguir unos labios al más puro estilo Kylie Jenner, aprende a utilizar el rellenador de labios y marca la diferencia estas fiestas.

Rellenador de labios

Tipos de voluminizador de labios

Existen distintas formas de conseguir el ansiado labio grueso recurriendo únicamente a productos cosméticos. Estos son los tipos de tratamientos para darle volumen a los labios más populares:

Voluminizadores instantáneos:

Este tipo de plumper produce un efecto inmediato de engrosamiento labial. Se debe generalmente a su composición, en la que contiene ingredientes que provocan leves reacciones alérgicas controladas (y, por supuesto, seguras), además de una suave irritación y un aumento del riego sanguíneo en la zona. Es por este motivo que muchos de ellos pueden producir un ligero picor u hormigueo en la zona, pero desaparecerá al cabo de unos minutos.

Los ingredientes empleados principalmente en este tipo de voluminizador suelen ser la cayena, menta, pimienta o cafeína entre muchos otros.

Además, también suelen combinarse con otros activos hidratantes como el ácido hialurónico.

Voluminizadores como tratamiento:

No sólo actúan de forma inmediata creando hinchazón como los anteriores, sino que funcionan como tratamiento a largo plazo gracias a su composición especial, generalmente rica en colágeno, que jugará un papel importante en la transformación hacia unos labios XL.

Este tipo de voluminizador es perfecto para aquellos labios que se encuentren “deshinchados” por ejemplo por tratamientos, por la edad, por deshidratación… los cuales reparará en profundidad, hidratará y alisará, y además en ocasiones puede incluso reavivar su color.

Cosméticos efecto volumen:

Hay que diferenciar aquellos voluminizadores de labios con efectos físicos reales, de los cosméticos efecto volumen. Lo que hacen estos últimos es el engrosamiento de los labios, pero a través de un efecto óptico, sin realizar cambios en el volumen real del labio. Este tipo de cosmético suele ser efecto gloss, irisado o metálico, que dan lugar a un acabado 3D que resalta los labios y los hace más jugosos.

Diferentes métodos para utilizar voluminizador de labios

Como prebase del maquillaje

Una de las ocasiones en que más se desea obtener unos labios jugosos, es en eventos especiales, para lucir un maquillaje de labios aún más espectacular.  

En este caso, se debe aplicar el producto rellenador de labios antes del maquillaje, y se deja actuar unos minutos hasta que pase el picor y se absorba completamente el producto en la piel. Una vez que éste se ha absorbido, está el labio listo y jugoso, con el ansiado efecto plump, para ser maquillado.

Utilizando un labial voluminizador

En caso de preferir un maquillaje más simple, utilizando la menor cantidad de productos posible, se podría optar por un labial que lleve ya el efecto voluminizador incorporado.

Es fácil encontrar multitud de tonos y acabados en este tipo de producto: mate, gloss, o incluso con acabado transparente, si se quiere optar por un look más natural o dar protagonismo a otros aspectos del maquillaje como la piel o los ojos.

En el caso de que se utilice un labial voluminizador, simplemente hay que aplicarlo de forma habitual al realizar el maquillaje.

Tratamiento rellenador de labios

Si se opta por un tratamiento voluminizador de labios en lugar de un voluminizador inmediato, habría que seguir las recomendaciones específicas de cada tratamiento específico. Pero por norma general, se suelen aplicar entre una y dos veces al día (mañana y noche) y hay que ser constantes con su uso para obtener con éxito los efectos deseados.

Algunos de ellos también pueden ser aplicados durante todo el día, para mantener el efecto y los labios hidratados, las veces que se consideren necesarias, como si fuera un cacao o una vaselina hidratante.

Maquillaje efecto volumen en los labios

Si no se dispone de productos específicos para conseguir el efecto plump, siempre puede recurrirse al maquillaje.

  • Para conseguirlo, el primer paso es perfilar los labios ligeramente por fuera del perfilado del propio labio. El famoso “overlip” será el primer paso que consiga, de forma muy sutil, aumentar el volumen labial.
  • Una vez perfilados, se pueden rellenar con el propio perfilador. Al aplicar luego el labial encima, se conseguirá una mayor fijación del color.
  • Después, se aplicará el labial. Los acabados en gloss son los ideales para buscar ese efecto volumen, pero la forma de aplicarlo es importante: si en lugar de hacerlo en todo el labio se hace únicamente en la zona del centro, se conseguirá un efecto degradado que potenciará el volumen que se quiere dar al labio.
  • Un último paso que también favorecerá el efecto labios XL es aplicar un poco de iluminador sobre el arco de cupido, lo que elevará el labio y lo resaltará. En caso de haber escogido para el labial un acabado mate en lugar de gloss, se puede aplicar un poco de iluminador en el centro del labio, para crear ese acabado 3D que se conseguía con el gloss.

Para un acabado aún más espectacular, se puede combinar el uso de voluminizadores de labios -tanto inmediatos como en tratamiento- con el maquillaje efecto volumen.