10 dudas resueltas sobre la NIACINAMIDA

Niacinamida
niacinamida

La niacinamida, un producto estrella en el mundo del skincare, se ha hecho hueco en la agenda de las influencers así como de los profesionales del sector. Y no es para menos. Este activo, que no deja de ser Vitamina B3, trae consigo una larga lista de beneficios (y casi ningún riesgo o contraindicación), lo que le convierte en uno de los ingredientes favoritos de muchos.

No obstante, sigue habiendo muchas dudas al respecto y,  para resolverlas, traemos una ristra de preguntas comunes para que, antes de empezar a utilizarla, comprendamos qué estamos echando en nuestra piel, cómo debemos aplicarla y si podemos o no mezclarla con el resto de nuestras cremas.

Dudas frecuentes sobre la niacinamida resueltas

➀ ¿Qué es exactamente la niacinamida?

Es un derivado de la Vitamina B3 -ácido nicotínico- presente en cremas hidratantes, antiedad y de otros tipos, soluble en agua y alcohol, compatible con casi todo tipo de pieles y de activos.

➁ ¿Cómo actúa la niacinamida en nuestra piel?

Este compuesto tiene acción antioxidante, mantiene la piel hidratada y fresca, la calma de posibles irritaciones, uniformiza el tono, controla la producción del sebo y mejora la función barrera. Después te contaremos cómo.

➂ ¿Mancha la piel?

No. No mancha la piel y no es fotosensibilizante. De hecho, es conocida por obtener justo los resultados opuestos: unificar el tono, previniendo manchitas y mitigándolas.

Sea como sea, no podemos olvidar el protector solar en nuestra rutina de skincare, ya que sin él las manchas pueden aparecer usemos o no niacinamida.

➃ ¿Se puede utilizar durante el día?

Sí. Como decíamos: no es fotosensibilizante. Podrá aplicarse durante el día o la noche sin que esto afecte a la dermis o interactúe con los otros productos

No olvidemos, de nuevo, la importancia del protector solar en cualquier estación del año, vivamos donde vivamos.

➄ ¿Si tengo acné puedo usar niacinamida?

Quien tiene acné está cansado de escuchar los beneficios del ácido salicílico e, incluso, de su combinación con el glicólico [y es que esta combinación resulta ser muy efectiva]. Pero, la aplicación de este derivado de la vitamina B3 es igualmente ventajoso para las pieles acneicas.

Al regular la producción de sebo de la piel del rostro, mantiene a raya el exceso de grasa. Además, este control de la oleosidad favorece la disminución de poros y espinillas.

➟ Te contamos todo sobre cómo quitar el acné.

➅ ¿Y con la piel sensible?

También: un clarísimo sí. Los sérums, limpiadores o tónicos formulados con este ingrediente actúan protegiendo y recuperando la barrera cutánea. Sin embargo, nunca está de más asegurarse de que el etiquetado indique el “apto para pieles sensibles”, ya que puede haberse formulado con otros activos que sí irriten este tipo de pieles, como el ácido nicotínico en concentraciones superiores a 1000 ppm.

La piel sensible debe elegir concentraciones inferiores al 7 % de niacinamida, mientras que una piel resistente puede soportar (y es beneficioso) concentraciones superiores al 10 %.

Pero, no demos pie a las malinterpretaciones y repitamos: la niacinamida no irrita la piel.

➆ ¿Cuánto tarda en hacer efecto?

Podremos empezar a ver los efectos a los 30 días de haber comenzado a utilizarla.

➇ ¿Cuántas veces al día?

Normalmente, una o dos veces al día serán suficientes. Es un activo muy seguro y no habrá riesgos por aplicarla más veces de la cuenta. Eso sí, en estos casos “más no es mejor”. La cantidad indicada por el dermatólogo o, en su defecto, en el propio bote, se deben respetar.

➈ ¿Hay algún activo que reaccione con la niacinamida?

Puede combinarse con casi todos los compuestos, el cómo y para qué te lo explicamos a continuación.

No obstante, combinar un sérum puro de niacinamida con otro puro antioxidante no tendría sentido ya que ambos tienen la misma función y sería una pérdida de tiempo, dinero y producto.

➉ ¿Cómo introducimos la niacinamida en nuestras rutinas?

Cuando introducimos un activo nuevo a nuestra rutina de skincare debemos hacer una indagación porque el orden sí altera el producto.

No olvidemos que, cuando tenemos diferentes texturas, aplicaremos en primer lugar la que sea más líquida o fluida. Es por eso que el sérum se coloca antes que las cremas.

Y, cuando tenemos diferentes pH, primero recurriremos al más ácido.

Diferentes combinaciones

Niacinamida + ácido hialurónico

Esta combinación es perfecta para todo tipo de pieles, pero las pieles deshidratadas son las que notarán más los beneficios. Se consigue reforzar la barrera de la piel, hidratar y potenciar la disminución de los radicales libes.

Se debe aplicar el hialurónico antes.

➟ Te contamos aquí todos los tipos de ácido hialurónico.

Niacinamida + ceramidas

Para todo tipo de pieles.

Primero, aplicamos la niacinamida.

Niacinamida + péptidos

Aunque va genial para todo tipo de pieles, previene el envejecimiento, por lo que es recomendable para pieles con arrugas incipientes.

Primero, los péptidos.

Niacinamida + retinol

Al igual que la anterior, previene las arrugas y las manchas. Además, la niacinamida mitiga el daño del proceso retinizante.

Primero el retinol. Debemos esperar 15-30 minutos para aplicar el siguiente compuesto.

Niacinamida + ácido azelaico

Para pieles con acné, pieles grasas y con manchas.

El orden debe ser propuesto por el dermatólogo según el objetivo de la rutina.

Niacinamida + ácidos exfoliantes

Perfecto para pieles con acné, pieles grasas con puntos negros, pieles con poca luz y con arrugas, debido a la acción seborreguladora, antiedad y de limpieza que consigue esta combinación.

Primero los ácidos. Esperar algunos minutos.         

Beneficios de los productos con niacinamida

De esta forma, la niacinamida ayuda a nuestra dermis:

✔ Neutralizando los famosos radicales libres, o lo que es lo mismo: actuando como antioxidante.

✔ Estimulando la síntesis de elastina y colágeno.

✔ Mejorando la función barrera: ayuda a sintetizar ceramidas y otros componentes proteicos, lo que se traduce en menor pérdida de agua de la dermis.

✔ Reduciendo la histamina, culpable de la irritación.

✔ Evitando el tono amarillo de la piel debido a la glicación de las proteínas.

✔ Regulando el sebo de la piel.

✔ Disminuyendo las manchas. Consigue que haya menos transferencia de melanosomas a los quertinocitos.