¿Está el retinol prohibido? Esto es lo que sabemos

¿Está El Retinol Prohibido?
¿Está el retinol prohibido?

¿Está el retinol prohibido por la Unión Europea? De momento no, pero en un futuro cercano, estará limitado su uso. Una nueva normativa europea restringirá el uso de productos con retinol a una concentración máxima del 0,3 %. Los expertos explican qué pasará ahora, y qué alternativas tendremos a nuestra disposición.

Quizás ya ya te hayas alarmado al leer en redes sociales algo así: “La Unión Europea prohíbe el uso de retinol”. Hay muchos matices. Nos lo han contado perfiles como @thecosmeticregulator o profesionales como la doctora Cristina Eguren. Primero: aún no ha entrado nada en vigor. Segundo, la Unión Europea no prohíbe, sino que limita el uso del retinol.

¿Qué sabemos por ahora? Que se está preparando el borrador para una norma que limitará el uso del retinol con uso cosmético al 0,3 % para productos faciales y al 0,05 % para los corporales. También restringirá el uso de otras moléculas, como el ácido kójico y la arbutina. Pero tranquilos, no entrará en vigor hasta 2025 o 2026. Y hay alternativas. Recopilamos las respuestas de algunos especialistas.

Retinol

¿Qué saben por ahora de la posible prohibición o regulación como producto sanitario del retinol?

El 8 de junio de 2023, la Comisión Europea notificó un borrador de Reglamento por el que se modifica la normativa sobre cuatro tipos de ingredientes cosméticos, entre los cuales se encuentra la limitación de la concentración del retinol en cosmética. Actualmente, la vitamina A no está regulada por la Comisión Europea (CE). En 2016, el SCCS (Scientific Committee on Consumer Safety, grupo científico independiente asesor de la CE sobre productos de consumo) emitió un dictamen sobre la vitamina A en el que concluye que su uso como ingrediente cosmético es seguro en lociones corporales y cremas faciales, y en productos con y sin aclarado. Con esta nueva normativa, está previsto que se limite de la concentración del retinol al 0,3 % en cosméticos faciales y 0,05 % en corporales“, nos explica la Dra. Sara Gomez Armayones, miembro del Grupo Español de Dermatología Estética y Terapéutica de la AEDV (GEDET).

¿Cuándo entrará en vigor la norma?

No lo hará hasta 2025 o 2026. De momento, la normativa seguirá como hasta ahora. Desde el momento en que entre en vigor, se dispondrá de 18 meses para dejar de producirlo y de 36 meses para que se agote el stock“, explica el Dr. Miguel Sánchez Vieracoordinador del GEDET.

¿Es peligroso el retinol?

“No existe ningún problema con esta molécula. Este derivado de la vitamina A cuenta con un gran respaldo científico, habiendo demostrado su eficacia como antiarrugas, renovadora de la piel, para tratar el acné, el fotoenvejecimiento y otros problemas cutáneos. Sin embargo, a grandes concentraciones, mal utilizado y no pautado por un especialista, podría irritar la piel, de ahí la importancia de su regulación“, indica el Dr. Viera.

“No debes pensar que el retinol es para nada peligroso, lo que pasa que, al ser una molécula un poco inestable, seguramente se pretende regular para evitar efectos adversos, por leves que sean, al inicio de su uso”, comenta Estefanía Nieto, directora técnica de Omorovicza.

Es decir, al tratarse de un activo tan potente, la Unión Europea ha decidido regularlo para que pueda seguir utilizándose de manera eficaz y segura. La intención no es vetar esta molécula, sino controlar su presencia en los cosméticos. Siempre hemos dicho que una rutina con retinol debe estar pautada por un especialista, y esta normativa solo viene a confirmarlo y asegurarlo.

Sigo una rutina con retinol. ¿Debo preocuparme?

El objetivo de la Unión Europea es regular el uso del uso, ya que a menudo se observan concentraciones más altas en cualquier canal de venta, y dicha utilización, sobre todo a estas altas concentraciones, debe estar indicado por el especialista de la piel, que es el dermatólogo“, sostiene el coordinador del GEDET.

¿Hay alternativas al retinol?

Sí, en el mercado existen opciones o alternativas que te pueden acabar incluso gustando más, pues resultan más efectivas, rápidas y con menores efectos secundarios, o ninguno. Son también derivados de la vitamina A, pero que en este caso sí están permitidos, “como el retinal o el retinyl retinoato que, de hecho, se han ido diseñando por si una situación así ocurría. Son principios con una altísima tolerancia que, por otro lado, tienen incluso mayor efectividad que el retinol tradicional, tal cual lo conocemos”, defiende Elisabeth San Gregorio, directora técnica de Medik8.

¿Qué características tienen estas otras moléculas, y qué ventajas o inconvenientes tienen en comparación con el retinol puro?

Aunque sabemos que el retinol es el retinoide tópico con mayor número de estudios científicos, el retinal (retinaldehido) se considera una molécula prometedora. Tras su aplicación tópica, el retinol se convierte en retinal y posteriormente en ácido retinoico activo, que es la molécula que tiene efectos biológicos. Los estudios demuestran que el retinal es más potente y más irritante que el retinol (pero menos que el ácido retinoico), y además es menos estable. Sin embargo, su tolerancia y estabilidad van a depender en gran medida de la fórmula final del producto, y cada vez disponemos de más fórmulas que demuestran una buena efectividad y tolerancia“, indica la Dra. Gomez Armayones.

¿Desaparecerá el retinol de farmacias, parafarmacias y grandes superficies?

Puesto que el retinol es un activo antienvejecimiento eficaz, sí, se seguirá comercializando. “Probablemente lo hará como cosmético hasta una concentración determinada (previsiblemente hasta ese 0,3 %) y como fármaco de prescripción médica a mayor concentración. Por ahora, esta normativa no afecta a los derivados del retinol, como el retinaldehído“, explica el Dr. Viera.

¿Bajará la calidad de los cosméticos con retinol?

Al revés. Según prevé Esther Moreno, facialista y cosmétologa de EM Studio,“ninguna marca que esté trabajando con un ingrediente en ningún caso va a bajar su eficacia cuando sale una nueva normativa cosmética. Más bien, es probable que aquellos laboratorios que estaban trabajando con una concentración más alta de retinol busquen nuevas oportunidades para que sus cosméticos sean igual de potentes o más, potenciando la fórmula con otros activos que permitan llevar más allá el producto”. Además, la facialista opina que será un cambio que vendrá bien a toda la industria cosmética:“creo que se va a agudizar el ingenio y van a surgir nuevos productos que complementen la vitamina A y hagan brillar este activo aún más”.

¿Por qué la UE tomaría esta medida? En su opinión, ¿qué le parece; entiende y comparte los motivos?

“La vía de absorción de la vitamina A más importante es la dieta, seguida de los suplementos alimenticios y los cosméticos. Se cree que con la ingesta alimentaria ya estamos cerca de los niveles máximos de ingesta tolerables, por lo que una fuente de exposición adicional de vitamina A podría superar estos niveles. Sin embargo, se sabe poco sobre el destino metabólico del retinol o los retinoides después de la absorción cutánea, y probablemente este sea uno de los motivos de su limitación a nivel cosmético“, explica la dermatóloga Sara Gomez Armayones.

Y continúa: “el uso deliberado de productos con retinol a dosis altas se ha extendido en los últimos años y ha llevado al consumidor a utilizar concentraciones altas sin control dermatológico. En mi opinión, la prescripción y control de estos productos a concentraciones altas debería limitarse al dermatólogo. Esta medida puede suponer un control de su uso inadecuado y nos demuestra, una vez más, que la Comisión Europea vela por la seguridad de los consumidores y pone a revisión constante los componentes de los ingredientes cosméticos”.