¿Rejuvenece la piel el PEELING FENOL?

peeling fenol
peeling fenol

Cada vez son más los centros que tratan pieles fotoenvejecidas y estropeadas por factores externos como la contaminación, el estrés y productos cosméticos de baja calidad. Es un tema que preocupa a los profesionales ya que hace evidente una falta de educación con respecto a la salud de nuestra piel. Sin embargo, los tratamientos para revertir esta situación no paran de proliferar, los peelings, así como las cremas y sérums, prometen cuidar la dermis y conseguir devolverle la salud. Pero ¿qué sabemos de estos tratamientos? ¿Es el peeling fenol el más indicado para ello? Para resolver estas preguntas y muchas otras, hoy contamos con la Dra. Mar Mira, médica estética y codirectora de la Clínica Mira+Cueto.

¿Qué es el peeling fenol?

Un peeling es un tratamiento médico que produce una descamación cutánea para disminuir los efectos del daño causado por el envejecimiento y el sol, aplicando diversas sustancias químicas. “El fenol”, explica la Doctora, “es un ácido agresivo utilizado para realizar peelings profundos, con el objetivo de mejorar la piel con fotoenvejecimiento severo, arrugas acentuadas, cicatrices importantes o etapas iniciales de lesiones cancerosas de la piel”.  

Estaría dentro de lo que se denominan peelings químicos profundos, que no pueden realizarse en casa dado que “contienen sustancias químicas exfoliantes en altas concentraciones”. Lo que hace necesaria la presencia de un experto y un diagnóstico previo.

Los peelings que se pueden aplicar en casa son aquellos considerados cosméticos, como las mascarillas exfoliantes o scrubs, que arrastran de manera mecánica las células, o las mascarillas enzimáticas con principios activos de frutas, que eliminan las células muertas de forma suave.

La profundidad del peeling fenol

Dependiendo de la profundidad de la penetración del peeling en la piel, se establecen tres tipos. La sustancia exfoliante, así como su concentración y la forma de aplicación del tratamiento son los que determinará el alcance de la reacción. En este caso, el fenol entra dentro de la categoría de profundo, ya que alcanza las capas internas de la piel hasta la dermis papilar.

Como desarrollamos en este reportaje, los peelings superficiales renuevan las capas exteriores, hasta la epidermis, mientras que los medios llegan hasta la dermis papilar.

El fenol a altas concentraciones es un activo muy efectivo, pero también más agresivo. Por eso, será mejor reducirla. Además, a diferencia del resto de peelings, es doloroso por lo que requiere de una sedación anestésica.

Por eso, “seleccionar muy bien al paciente candidato a este tipo de tratamiento” es tan importante a ojos de la Dra. Mira, y es la razón “por la que se necesita una adecuada historia clínica previa y pruebas complementarias que descarten incompatibilidad a nivel cardiovascular”. Nos explican que en la Clínica Mira+Cueto prefieren realizar “un peeling medio, no tan profundo por controlar más las posibles reacciones adversas”.

¿Qué tiene el fenol que lo hace tan eficaz?

Para explicar la potencia del ácido, la codirectora de la Clínica Mira+Cueto, aclara que el fenol “consigue coagular proteínas de la piel a nivel de la dermis de forma rápida generando nuevo colágeno y nueva piel sana”.

Al tercer día de la realización del peeling, la piel experimentará un proceso de renovación celular que se traducirá en una exfoliación total de la piel. “Tras el pelado, que concluirá a los cinco días, la piel surge más tersa, flexible, fina y sonrosada, con un color más homogéneo y gran luminosidad”.

Para realizar la siguiente sesión, deben transcurrir al menos tres o cuatro semanas y suelen ser necesarias aproximadamente dos o tres sesiones para conseguir una mejoría clara del estado de la piel.

Beneficios del peeling fenol

El beneficio fundamental que expone la Dra. Mira a ojos de los profesionales es “que nos permite alcanzar las capas más profundas de la piel, produciendo una exfoliación cutánea importante que causa una regeneración del colágeno”, lo que conseguirá que la piel nueva se muestre “en la superficie de nuestra cara, luciendo más joven, con menos arrugas, con un tono uniforme y una textura homogénea”.

Los podemos resumir en:

✔ Disminuye las arrugas y líneas de expresión.

✔ Minimiza las cicatrices del acné.

✔ Aporta luminosidad al rostro.

✔ La tonalidad será más homogénea.

✔ Efecto tensor: piel más tersa y firme.

¿Qué tipo de piel es la que más necesita un tratamiento con fenol?

Lo anterior nos deja deducir que el peeling de fenol es ideal para una piel severamente fotoenvejecida, con manchas solares, cicatrices de acné importantes, surcos y arrugas profundas. Además, como apunta la profesional, “estaría más indicado en pieles finas y claras”.

Ante todo, es fundamental realizar un diagnóstico previo adecuado a la hora de escoger un tratamiento de este tipo.

Paso a paso de un tratamiento de exfoliación con fenol

Para empezar, hay que tener en cuenta que el fenol se usa a muy bajas concentraciones y en combinación con otras sustancias renovadoras celulares que controlen su penetración para hacerlo más seguro y ofreciendo una excelente tolerancia.

Por otra parte, no se requiere de mucho tiempo. Una sesión tiene una duración aproximada de 15 minutos. En ella, se procederá de la siguiente manera:

① El primer paso es limpiar y desmaquillar la piel, además de proteger las zonas sensibles, como comisuras y alas nasales, con cremas vaselinadas.

Aplicar la solución en una fina capa por todo el rostro y dejar secar la solución, mientras valoramos en todo momento la reacción de la piel. En función del tipo de piel y lo que queramos tratar aplicaremos de 2 a 4 capas del peeling.

③ Para finalizar, aplicamos una crema que sella el producto para mantener durante unas horas el efecto del peeling.

④ Transcurrida una semana, se debe acudir de nuevo a la clínica para realizar un tratamiento en cabina que ayudará a regenerar la piel. El médico revisará la evolución de la renovación cutánea hasta ese momento.

🕛 Antes del tratamiento

El paciente debe evitar la exposición solar previa, la depilación, tratamientos que dañen las capas superficiales de la piel o usar cosméticos el día del peeling.

Es importante preparar la piel un mes antes con cremas despigmentantes pautadas por el médico.

🕛 Después del tratamiento

Al llegar a casa se debe lavar la cara con un limpiador facial suave a las 6 horas del tratamiento.

Durante aproximadamente una semana hay que evitar los cosméticos habituales que contengan principios activos potencialmente irritantes como la vitamina C o el retinol.

Estos primeros días debemos aumentar la hidratación cutánea con cosméticos que ofrezcan una hidratación profunda. No debemos tirar de las pielecitas que se desprendan como consecuencia de este recambio celular, ya que irán desprendiéndose por sí solas.

Como en cualquier tratamiento que produzca una renovación de la piel, es fundamental extremar la protección solar.

Posibles efectos adversos

✘ Infecciones de la piel.

✘ Heridas abiertas.

✘ Tendencia a cicatrices anormales.

✘ Medicamentos que creen fotosensibilidad.

✘ Alergia a algún componente específico del peeling.