La depilación láser es uno de los tratamientos de depilación más conocidos cuando optamos por una solución permanente. Pero aún hay mucho desconocimiento sobre esta técnica. ¿Duele? ¿Dura para siempre? ¿Me lo puedo hacer en verano? ¿Me sirve si soy de piel morena?

De la mano de Treatwell, la app para reservar citas de belleza; Valentina Dettori propietaria del salón Shock Beauty de Barcelona; y Laura Espinosa directora del centro Integral Aesthetic de Madrid (centros colaboradores de Treatwell.es), te contamos 10 cosas que quizá no sabías sobre la depilación láser.


1. Aún ganan las técnicas tradicionales.

Técnicas más conocidas y tradicionales como la cera, aún suponen el mayor porcentaje de las reservas de depilación en Treatwell. Según datos de la app de belleza, la depilación láser, de media, solo supone un 5% de las reservas de depilación en la app en España.

 

2. No todos los tratamientos láser son iguales

“Actualmente, casi todo lo que encontramos en el mercado es láser, pero no todos funcionan igual”, explica Laura Espinosa del salón de Treatwell, Integral Aesthetic, “Todo depende de la longitud de la onda. Las primeras trabajaban a 720nm, lo que era perfecto para pieles claras, pero no para las oscuras. En cambio el láser de diodo que trabaja a 820 permite ajustarse a todo tipo de pieles” concluye.

 

3. Sirve igual si eres de piel clara que morena

Como comenta Valentina Dettori del salón de Treatwell, Shock Beauty, todo depende del tipo de máquina. Pero hoy en día lo de que las pieles morenas no pueden hacerse el láser, ya es casi un mito. “Hay muchísimas máquinas, como la nuestra, que sí que permiten hacerlo sin problemas”, explica Dettori.

 

4. ¿Es para toda la vida? Sí, pero con peros…

La efectividad del láser es una de las preocupaciones más comunes. Pero si se hace con el láser perfecto para tu tipo de piel, sí, lo es” comenta Espinosa. “Lo que hay que tener en cuenta es que luego hay cosas que no podemos controlar. Por ejemplo si hay algún cambio hormonal posterior en el cuerpo, ahí ya es el cuerpo que decide”, apunta Dettori.

 

5. En otoño es el mejor momento para empezar…

“Sin duda en otoño es el mejor momento para empezar con el láser. Estamos menos expuestos al sol y podremos llegar al verano con menos vello”, explica Espinosa. “Aunque hoy en día se puede empezar cuando se quiera, eso de que en verano no se puede, es ya un mito. Con la máquina adecuada, se puede sin problemas”, concluye.

 

6. …aunque es en enero cuando más se reserva láser

Según datos de la app Treatwell, en España el momento en que más se reserva este tratamiento de depilación es de enero a abril, siendo el primer mes el que más reservas tiene (más de un 10% de todas las reservas de depilación en la app).

 

7. Puedes hacerte el láser en la parte del cuerpo que quieras

Este tratamiento de depilación puede realizarse en la zona del cuerpo que quieras. Así que si quieres despedirte del vello, sea de la parte del cuerpo que sea (axilas, piernas, zona íntima…) el láser puede ser una genial opción.

 

 

8. Pero si estás embarazada, mejor esperar

Tanto Laura como Valentina coinciden en que si estás embarazada o en fase de lactancia, lo mejor es esperar. “Los cambios hormonales pueden provocar fotosensibilidad y corremos el riesgo que se oscurezcan las zonas, así que mejor esperar”, afirma Laura.

 

9. ¿Duele? Depende de cada persona

Cada vez se innova más en esta tecnología y los equipos suelen venir ya preparados para intentar que duela lo menos posible. “Pero obviamente, es algo que depende muchísimo de la sensibilidad de cada persona y de la zona en que se realice”, apunta Laura.

 

10. ¿Qué hay que hacer antes y después del tratamiento?

Antes de la cita es importante rasurar la zona e hidratar la piel, evitar tomar el sol o rayos UVA (mínimo 3 días antes) y, en caso de tomar antibióticos, cortisona o corticoides, se debe esperar 15 días desde la última toma.
Después de la cita se debe aplicar aloe vera durante los 3 días posteriores, evitar tomar el sol durante esos días, y no realizar deporte o ir a la piscina las 24-48h posteriores a la sesión.