Tratamientos inspiración Japón

Diseno sin titulo 2021 05 19T111122.449

Es muy habitual que los rituales de estética, belleza y bienestar tomen inspiración del país del sol naciente. Normal: sus habitantes son los más longevos del mundo, y su filosofía, sus tradiciones y sus montones de proverbios enseñan a vivir todos esos años pero además, un poco mejor, más felices.

Parte de ese esmero por vivir bien se refleja en las rutinas de autocuidado de las mujeres japonesas, y no hace falta más que ver sus pieles para saber que funciona. La estética y la medicina estética intentan traernos un poco de esta sabiduría.

Kintsugi Eye Global Treatment

El kintsugi es una de esas técnicas que encierra una gran y profunda filosofía: se trata del arte de reparar las piezas de cerámica rotas y darles una segunda vida. Porque lo dañado no tiene por qué ser insalvable, y puede seguir siendo bello. El Instituto de Benito ha aplicado este concepto a la estética, concretamente al contorno de ojos, pues se trata de la zona más frágil de nuestro cuerpo, pero puede mutar con poco, incluso subsanar sus cicatrices.

KINTSUGI 1

Kintsugi eye global treatment es un tratamiento que consigue reparar toda esta zona: corrige arrugas, bolsas y ojeras, contrarresta el descolgamiento y mejora la pigmentación. “Es un tratamiento apto para todo tipo de piel, porque solo se focaliza en la zona de la mirada”, dice la Dra. Irene Cruz, médico estético del Instituto. Y, concretamente, está dirigido a “pacientes masculinos y femeninos a partir de los 40 años”. Los expertos recomiendan unas 4 sesiones (de 2 a 4, según el diagnóstico); una cada 15 días.

Paso a paso

❶ Se aplica un peeling con efecto antifatiga y despigmentante. Se trata de una exfoliación química con ácido láctico y cítrico, entre otros.

❷ Acto seguido, se realiza un masaje de digitopresión.

❸ Después, se aplica una solución transpidérmica con extracto de gralba y ácido fítico que activa la microcirculación de esta zona.

❹ Se aplica, finalmente, una máscara de hidrogel con ácido hialurónico y aloe vera, que proporciona un efecto antifatiga y descongestivo.

❺ Después del ritual anterior, se realiza una sesión de mesoterapia con argibenone, una alternativa eficaz y segura para el tratamiento de las líneas de expresión de origen dinámico y el fotoenvejecimiento. Sus componentes son el ácido hialurónico y hexapéptido ERM2, “un péptido que atenúa las líneas de expresión causadas por la continua gesticulación, al debilitar las microcontracciones dérmicas, causando una relajación
inmediata de las arrugas visibles”
, explica la Dra. Cruz.

Doble limpieza japonesa

Carolina de Castro vivió tres años en Seúl, donde se formó especialmente en masajes y tratamientos faciales. Algo que comparten estos países, y que dejó huella en la esteticista, es su exquisito trato al cliente y su disciplina a la hora de seguir una rutina cosmética: “Entendí sus cánones de belleza, que son caras limpias, sin impurezas, sin marcas, sin lunares ni manchas… Y aprendí mucho sobre tratamientos antimanchas y específicos para afinar el poro”, indica.

Su doble limpieza japonesa, explica, “es una higiene elevada a tratamiento, muy holístico y regenerador”. ¿Por qué dice que es doble? Y, ¿por qué japonesa?

DOBLE LIMPIEZA JAPONESA 1

Paso a paso

“El primer paso antes de empezar a tratar en cabina es limpiar la piel con este método”, explica De Castro; es decir, la doble limpieza; que es doble porque “hay una primera fase oleosa y otra jabonosa” y japonesa porque la piel se prepara con algas de esta procedencia para realizar la extracción.

Por último, se aplica un tónico texturizado que recupera el pH y la hidratación de la piel. La limpieza, indica la experta, es 100 % manual. “Aunque la aparatología a veces es necesaria, yo soy una gran defensora de las manos y la personalización del tratamiento al cliente”.

❷ A continuación, se realiza una completa exfoliación, ideal especialmente para aquellas personas que sufren problemas de engrosamiento córneo, manchas, cicatrices postacné o poros dilatados. Se trata de un cóctel de ácidos AHA que dejan la piel de porcelana, una de las cosas que inspiraron este tratamiento. “Si la piel del cliente es reactiva, sensible o presenta, por ejemplo, rosácea, modifico el tratamiento para hacer un traje a medida. El cliente nunca se va con marcas o la cara enrojecida”, matiza la experta.

❸ Tras la exfoliación y la extracción de comedones se realiza un tratamiento oxigenante para calmar la piel y devolverle la armonía. En el salón la realizan con punta de diamante, una línea cosmética oxigenante y su toque personal, que consiste en “aplicar una mascarilla de oxígeno encapsulada con una parafina facial”.