Técnica macro en uñas

tecnica macro 4 1

Ioana Cristescu, manicurista multipremiada internacionalmente, nos cuenta y, sobre todo, nos enseña con increíble detalle el proceso y los resultados de su Técnica macro en uñas. Esta técnica, desarrollada por ella misma, es la base de todas las demás formaciones que imparte.

La máxima definición es el objetivo y la característica principal de la ‘Técnica macro’. La perfección, podríamos decir. Y no solo en cuanto a apariencia, sino también en calidad, es decir, en salud de la uña.

Se trata de una técnica de autor, desarrollada por la propia nail artist Ioana Cristescu. Como fundamento tiene la esencia de la manicura rusa y, como distintivo, el uso de una lente macro de 20x aumentos para hacer el seguimiento de todo el proceso. Este reportaje fotográfico profesional permite a la experta verificar la perfección del esmaltado y el lugar exacto de la cutícula, consiguiendo la definición perfecta de la que hablábamos.

Técnica macro en uñas

Estética y salud

Cristescu incluye este curso de manicura macro en el nivel básico de todas sus formaciones: “es el fundamento de todas las siguientes técnicas –nos explica–. Es un curso que contiene muchísima parte teórica para poder entender bien la anatomía de la uña y cómo realizar una manicura perfecta sin perjudicar la salud de esta”.

Y es que poder ver la uña tan de cerca no solo beneficia al diseño y la estética, sino que permite visualizar el punto exacto de la cutícula donde se puede trabajar. “Según el tipo de cutícula es posible realizar una manicura impecable o es necesario un tratamiento y trabajar progresivamente”, indica Cristescu. En realidad, explica, no hay un punto exacto y medido en todas las uñas donde se pueda o no trabajar, “pero lo que está claro es que no podemos tocar lo que llamamos tejido vivo”, puntualiza. Aprender a identificar esa barrera que no se debe sobrepasar es una de las habilidades que se aprenden en este curso; para la cual la lente macro ayuda.

La manicura tiene ‘trucos’ –continúa la manicurista–. Realmente, para hacer una manicura saludable es necesario dejar una capa fina de queratinocitos (células de tejido muerto) y el truco está en que esa capa no sea visible”.

Para hacer una manicura saludable es necesario dejar una capa fina de queratinocitos (células de tejido muerto) y el truco está en que esa capa no sea visible

La cutícula, paso a paso

En el tema de las cutículas siempre hay diversidad de opiniones. Actualmente se suele recomendar que la cutícula no se toque; pero también es cierto que uno de los motivos de tanta preocupación se deriva de que hay un mayor intrusismo laboral por parte de manicuristas no profesionales. “Creo que todas las opiniones son respetables, ya que no hay una ciencia exacta en este mundo de las manicuras –opina la experta–. Efectivamente, si la manicura no se realiza correctamente hay varios riesgos y en estos casos sería mejor no trabajar la cutícula. Pero, desde mi experiencia, y probando varias técnicas, mi conclusión es que con una manicura bien hecha la cutícula cada mes se ve mejor, se regenera de mejor manera y, en cuanto al resultado, no hay punto de comparación entre una manicura macro y la clásica”.

Más concretamente, Cristescu nos cuenta en detalle –nunca mejor dicho– y paso a paso la forma en la que ella trata la cutícula: “haciendo un resumen, con la ayuda de un palito de naranjo despegamos la cutícula de la placa de las uñas, trabajamos con fresas de diamante o de zirconio el eponiquio, cortamos la cutícula con la ayuda de las tijeras especiales de manicura y pulimos el corte con fresas de pulido. Por supuesto, con todas las herramientas desinfectadas y esterilizadas en el autoclave. En mi técnica actual de manicura también trabajamos con aceites nutritivos y queratolíticos”. Después de tener la cutícula impecable, es el momento de pasar a la nivelación y, por último, al esmaltado o a la decoración.

El tratamiento de la cutícula puede y debe aplicarse sobre cualquier tipo de estructura pero, ya que este curso incluye la nivelación, la ‘Técnica macro’ solo podrá realizarse sobre uña natural. Eso sí, en cuanto a diseño, las posibilidades de efectos son infinitas. Aunque, si tiene que elegir, “el más actual –decide la manicurista– es el degradado en la zona de la cutícula, por debajo de la base”.