Soberbia Spirit, una crema antiedad con lo mejor de cada país

MM08205 scaled

Para crear su última novedad, Unapologetic Luxury ha dado la vuelta al mundo por todo el planeta para crear Soberbia Spirit, según dicen, la crema antiedad más eficaz que existe. Los secretos mejor guardados de 15 países del mundo en una sola crema. Esto sí que es un producto, literalmente, de cuidado global.

Si el mes pasado la firma catalana Unapologetic Luxury nos presentaba Soberbia Contour, esta fórmula para reducir las bolsas y las ojeras y las arruguitas de los ojos y los labios, este mes lanza otra novedad que tampoco puede dejarnos indiferentes: se trata de Soberbia Spirit, una crema antiedad multifuncional con más de 20 ingredientes activos que aportan a la piel más de 30 beneficios o, dicho de otra manera, que tratan de solucionar 30 problemas que puede sufrir nuestra piel.

“En el año 2014 comenzó una aventura apasionante con el objetivo de crear una crema antiedad que igualara o superara los tratamientos invasivos. Así, empezamos a buscar los ingredientes naturales más eficaces del planeta, unos ya contrastados que conocíamos bien, y otros nuevos que fuimos descubriendo en el camino”, nos explica Iván Grau, new product development director de Unapologetic Luxury. La idea era aplicar todos en una sola fórmula, cada uno con el porcentaje adecuado para asegurar la máxima eficacia.

Por cómo suena, crear esta fórmula parecía casi imposible: 20 ingredientes naturales, 15 de ellos extraídos de una parte del mundo diferente, más ácido hialurónico, más péptidos de última generación. Sin embargo, era posible. El resultado es Soberbia Spirit, y aunque haya hecho falta dar la vuelta al mundo, han conseguido lo que querían: una crema antiedad de máxima eficacia.

Países, paisajes y civilizaciones

Iván Grau nos cuenta en detalle este viaje alrededor del planeta, y de dónde han sacado cada ingrediente de la internacional fórmula. “En las montañas más altas de Taiwán encontramos el cowzhang, un hongo utilizado por primera vez en cosmética; del Ecuador seleccionamos sus eternas orquídeas y de la estepa siberiana los increíbles arándanos rojos. También tenemos la resistente maca del Perú; por supuesto, la eficacia de la rosa mosqueta de los campos chilenos, el exótico nácar de la Polinesia, el oro de 24k y su protagonismo en la India, el codiciado caviar iraní, la increíble energía de las esmeraldas colombianas, el veneno de la peligrosa víbora temple de Tailandia, la cicatrizante baba del caracol, el agua pura salificada del Himalaya, con más de dos siglos de historia; cada uno de los minerales esenciales que necesita nuestro organismo extraídos del milagroso Mar Muerto o el oro de Marruecos: su aceite de argán. Finalmente, no podía faltar una selección de algas pardas verdes, marrones y rojas de nuestro Mediterráneo; y de nuestras costas, las hojas de los olivos y la uva”.

Ciencia de última generación

El tour termina en el propio laboratorio de la firma, que ha aportado los últimos avances científicos: péptidos y moléculas de última generación que se incorporan también a esta completa fórmula; un emulsionante inteligente único, hecho a base de cera de abeja y jojoba, que se autoadapta al medioambiente, y un ácido hialurónico de muy bajo peso molecular para su mejor penetración en la dermis. 

Todo esto, indica Grau, se armoniza con la rosa sublimada, “una esencia creada por los mejores olfatos y perfumistas del momento a partir de las rosas silvestres de nuestros jardines”. Y con un nombre de lo más poético y seductor, añadimos. “Tampoco hemos olvidado la protección solar –añade el experto–, ya que Soberbia Spirit incorpora un FPS 20, suficiente para nuestra rutina diaria”.

soberbia spirit

Modestia aparte: la mejor crema

Con esta novedad, la firma se ha permitido olvidarse de la (falsa) modestia y dejar paso a un puntito de vanidad, porque tienen claro que han dado con “lo mejor, sin ningún tipo de límite”. Teniendo en cuenta que sus productos hacen mención a una calidad soberbia y que hasta el nombre de su marca ya advierte de que no van a disculparse por su gusto por el lujo, sus intenciones y su filosofía están más que claras.

Sin embargo, no se trata de sacar pecho por una cuestión de amor propio o marketing; la firma se asienta sobre argumentos mucho más sólidos, como son el estudio y la investigación. Cada rincón del planeta esconde tesoros que la naturaleza ha puesto a disposición de los pueblos. El estudio de su uso en los distintos países y civilizaciones, así como la posterior investigación en nuestro laboratorio, ha sido el hilo conductor para la selección de cada uno de los ingredientes, logrando así una fórmula rebosante de sabiduría”, defiende el responsable de nuevos lanzamientos de la firma.

Este viaje ha sido tan relevante para la empresa que incluso les ha motivado a publicar un libro, Un paseo por el mundo, “un apasionante camino recorrido para alcanzar una fórmula sublime y excepcional, una búsqueda sin descanso de los ingredientes más extraordinarios, para crear la crema antiedad más eficaz que existe”, culmina Iván Grau. Modestia aparte.