Shine bright like a diamond

Stone, un editorial de la fotógrafa Kristen Wicce junto al maquillador Álvaro Sanper, es una metáfora sobre lo que somos, cada uno de nosotros: un diamante en bruto.

Ocultos bajo nuestra propia piel, nuestro físico; escondidos detrás de unas prendas de ropa o un estilo determinado, encerrados y aislados entre la multitud. Las personas somos, a veces, como piedras preciosas antes de ser descubiertas. Se nos puede intuir, pero no revelamos nuestro verdadero potencial hasta que no se nos “desentierra” o, en nuestro caso, hasta que se nos conoce.

En los maquillajes, los pequeños apliques de diamantes y piedras brillantes que adornan la piel limpia de la modelo hacen alusión a estos destellos y fragmentos de nuestra luz. Ambos colaboradores ponen mucho hincapié en la mirada y en los ojos, que por algo llaman “el espejo del alma”, una ventana al interior de las personas.

Fotografía: Kristen Wicce (@kristenwiccephotographer)
Maquillaje: Álvaro Sanper (@alvarosanper)
Modelo: Laura González (@lauragonzalez_23)