MANICURA RUSA: todo lo que tienes que saber.

manicura rusa
manicura rusa

Mantener unas manos impecables requiere de técnicas, conocimiento y práctica. Hoy, contamos con las respuestas de dos profesionales al respecto que resuelven todas nuestras dudas sobre una de las tendencias en este campo: la manicura rusa.

Qué es la manicura rusa

La manicura rusa se diferencia en el uso de tronos (micromotores) y fresas, para trabajar toda la zona de cutícula y piel de alrededor. Se trabaja en seco y de una forma precisa para lograr que el esmalte quede perfecto y dure más tiempo” comienza Eloísa Losa, directora de The Nail Corner.

Y, aunque se popularizó en Rusia, cuya cultura aboga por un cuidado extremo de manos y pies, “no hay nada de ruso en esta manicura” nos sorprende Elena Daudova, fundadora de Daudova Beauty. Lo más interesante es que no apareció en Rusia: el primer dispositivo para poner las uñas en orden fue inventado por el alemán Eduard Gerlach”.

No obstante, como explica Daudova “la costumbre rusa de cuidarse las uñas ha hecho que en Rusia se haya depurado esta técnica de una manera muy profesional, así como el desarrollo y modificación de la tecnología orientada a ese tipo de servicios”.

La manicura rusa es, entonces, un método centrado en tratar las cutículas y no en decorar las uñas. Es por esto por lo que esta técnica se combinará habitualmente con otra técnica de nail art. El objetivo es conseguir unas uñas limpias y cuidadas a la perfección durante más tiempo.

Características

Manicura en seco: No se pone ningún tipo de producto queratolítico (ablandador de cutículas), ni se sumerge la mano en agua.

Se retira la cutícula: Mediante el uso de diferentes fresas, velocidades y rotaciones, queda totalmente limpia.

Materiales imprescindibles: Un torno, diferentes fresas, un alicate cortacutículas en perfecto estado y todas las demás herramientas, limas y líquidos de una manicura tradicional.

Duración de esmaltado mayor: La durabilidad es una de las ventajas de este tipo de manicura ya que puede durar entre 2 a 4 semanas.

Centro especializado: debe realizarse en un centro especializado en esta técnica, ya que requiere de conocimientos específicos.

No agrede la cutícula.

Precios: Aunque el precio dependerá de varios factores, encontramos que las tarifas se establecen a partir de 20€ para la manicura rusa.

Es compatible con permanente.

Cómo realizar la manicura rusa paso a paso

Hay que tener claro que “en la manicura rusa no se requiere vaporizar la piel y es absolutamente indolora y segura” informa Daudova.

Pero, como ella misma nos narra, “la principal ventaja de la manicura con aparato es que durante su ejecución solo se eliminan las capas muertas. La epidermis que no está endurecida permanece intacta”.

Este enfoque le permite restringir el crecimiento de la cutícula y la piel alrededor de la placa de la uña, por lo que la manicura permanecerá atractiva y bien arreglada durante dos o tres semanas, según la condición y la calidad de la piel del cliente.

En cuanto al paso a paso, es Eloísa Losa quien nos da las claves:

① Retirar esmalte y dar forma a las uñas

② Empujar cutícula y trabajarla con el torno y fresas.

③ Trabajar la zona de piel alrededor de la uña

④ Preparar el lecho de la uña para el esmalte dejándola libre de grasa.

⑤ Esmaltar uña con el sistema elegido (tradicional o semipermenente)

⑥ Terminar con una buena hidratación.

Consejos profesionales sobre manicura rusa

Su consejo profesional es, además, “la formación, que es algo que toda manicurista debería de tener en su vida profesional. Siempre una formación de calidad y mucha investigación y reciclaje”.

Concluye la fundadora de Daudova indicando que “no todas las manos están preparadas para esta técnica. Un buen profesional le asesorará correctamente a este respecto”.

Y, ahora que se acerca el verano, quizá te pueda interesar este artículo sobre cómo afecta el cloro a nuestras uñas y pelo.