La radiofrecuencia a 448 kHz estimula las células madre

De gran interés y conclusiones esclarecedoras en torno al uso de la radiofrecuencia, el antiaging y las células madre, el Dr. Corral-Baqués, INDIBA, nos expone sus investigaciones y comprobación empírica en torno al uso de dicha radiofrecuencia, a 448 kHz, en Estética.
Para comprender y sacar un mayor provecho de la aparatología es importante entender cómo ésta funciona, a qué niveles actúa y cuáles son sus limitaciones para poder realizar tratamientos efectivos y satisfactorios. Es por ello muy importante estar al día de los últimos descubrimientos en las distintas técnicas que se usan habitualmente en cabina. Entre estos últimos hallazgos cabe destacar los recientes estudios sobre la acción de la radiofrecuencia a 448 kHz sobre las células madre.
Línea de investigación, células madre
Las células madre son células indiferenciadas, que al dividirse dan lugar a células hijas especializadas. Se sabe que las células madre están involucradas en muchos procesos de reparación y regeneración de tejidos y constituyen hoy en día una línea de investigación en gran desarrollo por el potencial que tienen en el tratamiento de muchas enfermedades.
El equipo del Dr. Alejandro Úbeda hace más de 18 años que trabaja estudiando las distintas propiedades de las corrientes de radiofrecuencia y en especial de la frecuencia de 448 kHz. Atendiendo a la capacidad regeneradora de la corriente a 448 kHz, quiso ver si esta propiedad se debía a una acción estimuladora sobre las células madre1. Para ello empezó aislando células madre obtenidas a partir de tejido graso y antes de proseguir comprobó que las células obtenidas ciertamente eran células de este tipo, es decir, ver si eran capaces de diferenciarse a células especializadas, consiguiendo con ello que evolucionaran a tejido graso, cartilaginoso y óseo. Una vez demostrado que ciertamente eran células pluripotenciales, las cultivó y las expuso a una corriente de 448 kHz a unas intensidades que no eran capaces de calentar de manera significativa el cultivo comprobando que las células expuestas se dividían más que las no expuestas, es decir, que someter células madre a la exposición de una radiofrecuencia de 448 kHz daba lugar a más células madre.
El segundo paso fue ver si estas células madre nuevas mantenían sus propiedades de poderse diferenciar a distintos tipos de tejidos y repitió la primera parte del experimento, con lo que comprobó que dichas células mantenían sus propiedades y podían dar lugar a tejido graso, cartilaginoso y óseo.
¿Qué trascendencia tiene esta acción de las corrientes a 448 kHz sobre las células madre a nivel de los tratamientos de estética? Aunque en estética se realicen tratamientos sobre tejidos sanos, estas propiedades pueden ser de gran interés en los tratamientos anti-aging o de rejuvenecimiento, haciendo que los tejidos tratados con esta corriente sean más resistentes a las agresiones externas y tengan una mayor capacidad de reacción y adaptación. Estos efectos de estimulación sobre las células madre se sumarían al efecto clásico que se obtiene con intensidades más altas, como se trabaja tradicionalmente la radiofrecuencia.
Es importante remarcar que estos efectos de las corrientes a una frecuencia de 448 kHz no son extrapolables a otras frecuencias, como remarca el Dr. Úbeda en su artículo1. Igualmente, el Prof. Watson de la Universidad de Hertfordshire puntualiza que existen ventanas de efectos según las diferentes frecuencias.
Dr. Corral-Baqués INDIBA, S.A.
www.indibadeepbeauty.com
 
indiba