¿EN QUÉ CONSISTE EL BABY BOTOX?



“Baby Botox” es un término importado de los Estados Unidos y con él los médicos estéticos se refieren a inyectar una cantidad de toxina botulínica en el paciente a modo preventivo.

Era algo necesario en el país de los excesos, donde los rostros perdían expresividad y causaban en el resto del mundo reacciones adversas hacia un tratamiento con toxina botulínica. En Europa, cabe decir, que los profesionales de la medicina estética no cometen esos excesos y el baby botox” se utiliza para prevenir en personas jóvenes las arrugas de expresión, no tanto para tratarlas o hacerlas desaparecer.

El Botox se ha ganado una reputación dudosa por las imágenes difundidas de actrices y actores con los rasgos congelados, pero eso es culpa de una mala técnica, no necesariamente del procedimiento en sí mismo. Es muy importante saber en manos de quien nos ponemos a la hora de inyectar botox.

En un reciente informe de la SEME, podemos leer como el perfil del consumidor actual de Medicina Estética ha variado mucho en los últimos años.

Hay una tendencia creciente sobre el inicio en el mundo de la Medicina Estética a edades, cada vez, más tempranas.

Si hablamos de tratamientos faciales, corporales y capilares el perfil del consumidor se sitúa entorno a los 28- 32 años y en 35-39 años para tratamientos de prevención antiaging. La aparición de los selfies, la difusión que la medicina estética tiene en las redes sociales y la influencia que estas tienen sobre los jóvenes, ha hecho que los menores de 26 años se introduzcan en el mundo de la Medicina Estética a través de tratamientos preventivos con toxina botulínica.

En pocas palabras, “Baby Botox” significa utilizar la toxina botulínica en los pacientes primerizos de Botox, que son perfectos para este tratamiento.
Es mejor crear cambios sutiles o borrar líneas finas, como las patas de gallo incipientes, un área muy delicada donde un tratamiento sutil es más efectivo.

Es una técnica muy recomendable para prevenir la formación de líneas y arrugas de expresión, de ahí que sean cada vez más los jóvenes que se deciden a inyectarse botox por primera vez.

La idea es prevenir las arrugas antes de que se formen usando Botox para manipular la forma en que se mueven los músculos que causan arrugas. Baby Botox también puede utilizarse como un tratamiento de mantenimiento.