Día del cáncer de mama: Tratamientos que ayudan

Hoy, día 19 de octubre, se celebra el Día Mundial de la lucha contra el cáncer de mama. Cada año se detectan 1,38 millones de nuevos casos –solo en 2019 se diagnosticaron 33.307 en España– siendo, de lejos, el tipo de cáncer más frecuente en mujeres de todo el mundo. El diagnóstico y el tratamiento de esta enfermedad tiene un alto impacto en la vida de las pacientes; físico, emocional, personal… Por eso, algunos centros de estética deciden incorporar en sus cartas de tratamientos servicios que tienen por fin mejorar, en la medida que sea, su calidad de vida y bienestar en todas las etapas de la enfermedad. Estos son dos de ellos.

Nordic Walking

El Nordic Walking o Marcha Nórdica consiste en caminar vigorosamente con el impulso que nos proporcionan unos bastones específicos, un ejercicio que empezaron practicando esquiadores y ha acabado recomendándose específicamente a pacientes de cáncer de mama: “Es un ejercicio perfecto cuando te han extirpado los ganglios linfáticos axilares”, afirma Inma Blanquer, directora de Assari. “Este movimiento se convierte en una ‘rehabilitación’ de una linfadenectomía y es la mejor manera de prevenir un linfedema (inflamación de los brazos provocada por una acumulación de liquidos debido a que el sistema linfático no es capaz de drenar)”.

Y mucho más

La propia Inma Blanquer padeció esta enfermedad hace cinco años, por lo que “para mi fue inevitable incorporar en el centro actividades y tratamientos que me habían ayudado cuando viví el cáncer”, nos explica. Además de esta actividad,  ofrecen otros servicios coadyuvantes de apoyo para durante y después del tratamiento, como entrenamiento físico adaptado, consultas de nutrición, drenajes linfáticos oncológicos, tratamiento de cicatrices postquirúrgicas, cuidado de la piel, mindfulness y apoyo psicológico. “Ayudar a que vivan el proceso lo mejor posible es una gratificación enorme y da mucho sentido a mi trabajo”, dice Blanquer.

Inma Blanquer, directora de Assari

“Conocí el Nordic Walking cuando estuve con cáncer; me contaron sus beneficios y me apunté a un curso de iniciación de 3 horas. Me gustó tanto que empecé a practicarlo todos los fines de semana, y empezamos a ofrecerlo en Assari. Después de unos meses de práctica, hice los cursos para ser instructora oficial de la Federación. Actualmente, en Assari seguimos organizando cursos de iniciación los fines de semana, clases de mantenimiento y perfeccionamiento, y vamos a empezar a organizar salidas al campo a los alrededores de Madrid”.


Masaje oncológico

Este servicio no está diseñado para tratar, en ningún caso; se trata de un masaje que ayuda a reducir los efectos secundarios causados por los tratamientos convencionales de cáncer y los síntomas que se dan en el proceso de la propia enfermedad. Es decir, mejora en niveles de fatiga, en niveles de dolor, en náuseas, en niveles de ansiedad, en informes de depresión. También actúa sobre otros síntomas, tales como la sequedad de boca, falta de respiración o problemas de memoria o sueño interrumpido.

¿Cómo se realiza?

El masaje oncológico lo forman “una serie de lisajes o movimientos muy superficiales y muy ‘largos’ que lo que persiguen fundamentalmente es proporcionarle confort y relax al cliente. Con el masaje oncológico se pretende lograr una reducción de los niveles de cortisol y adrenalina para generar esa sensación de descanso tan beneficiosa para el cuerpo y la mente”, explica Estrella Pujol, directora de Oxigen Bellesa.

El médico, al tanto

Este masaje no lo puede hacer cualquier esteticista, sino que exige una formación y titulaciones específicas. Aunque en Oxigen no destacan solo las habilidades técnicas, sino las cualidades “también a nivel psicológico, porque es imprescindible conocer y saber tratar y acompañar a este tipo de clientes durante todas las fases de su enfermedad”. Además, a pesar de que se trata de un masaje relajante, Pujol asegura que en el centro “siempre consultamos con los médicos de nuestros clientes si las técnicas que vamos a usar en su masaje oncológico son apropiadas y seguras”, incluso en pacientes dados de alta o que siguen un tratamiento de mantenimiento y profilaxis.

Estrella Pujol, directora de Oxigen Bellesa

“Las terapeutas del centro han sido formadas por Oncology Massage Limited Australia en la ciencia del ‘Tacto Seguro’; por tanto, se trata de un masaje que se realiza con total seguridad, teniendo en cuenta la situación de cada paciente, estudiando cada caso y adaptándonos al mismo. El tiempo de duración variará según el paciente, llegando como máximo a 1 hora. Estamos orgullosos de poder aportar nuestro granito de arena en esta lucha que es de todos”.