¿Cómo maquillar unos párpados encapotados?

Si la mirada está caída y triste, posiblemente estemos ante un caso de párpado encapotado. Se trata de un tipo de ojo que necesita agrandar, dar amplitud y luz a la zona para dotarla de expresividad. ¿Sabías que puedes conseguirlo solo con un buen maquillaje de ojos? La maquilladora, Cristina Lobato, desvela las claves para conseguir un auténtico lifting de párpados (solo con maquillaje) en párpados encapotados.

Párpados encapotados: cuando el párpado superior pliega sobre el párpado móvil

1. Maquillamos y definimos bien la ceja porque va a ser nuestra guía a la hora de estructurar el maquillaje del párpado.

2. Aplicamos una prebase de sombras en el párpado móvil para fijar el color, unificar las tonalidades y potenciar los colores de las sombras.

3. Elevamos ligeramente el párpado superior con el dedo, sujetándolo desde la ceja. En el momento que levantamos el párpado, aunque éste esté encapotado, palparemos y notaremos dónde está el huesecito. Este punto será nuestra guía. Maquillamos la zona en un marrón clarito como color de transición. Con la ayuda de una brocha de pelo suave depositamos la sombra sin que marque en exceso el tono. Aplicamos el color por toda la zona de la cuenca para dibujarla, lo hacemos desde el extremo del párpado hasta la cuenca.

4. A continuación cogemos otra sombra marrón de transición, ligeramente más oscura, y un pincel más finito que coja más pigmento de color y nos aporte mayor definición. Marcamos profundizando bien la cuenca para crear una dimensión que en realidad no existe. La crearemos visualmente con este maquillaje. Marcamos bien desde el extremo hasta el lagrimal.

5. Cogemos una sombra en crema para maquillar el párpado móvil. Maquillamos hasta la falsa cuenca que hemos dibujado, es decir, vamos a crear un párpado móvil mayor al que en realidad es. Después sellamos con una sombra en polvo. De esta forma hemos creado una falsa cuenca y un falso párpado móvil muchísimo más amplio.

6. Maquillamos con una sombra marrón para dar naturalidad a la falsa cuenca y al falso párpado móvil que hemos creado. Difuminamos el extremo del ojo para que todo quede bien integrado.

7. Aplicamos un buen volumen de pestañas. Si no lo tenemos, una buena opción son las pestañas postizas pelo a pelo para esconder lo que hemos maquillado y todo quede mucho más natural