CELULITIS: CAUSAS DE SU APARICIÓN Y TRATAMIENTO

El tratamiento de la celulitis es uno de los temas que en la actualidad más consultan en la Clínica Pilar de Frutos. Después de estos meses de confinamiento, el sedentarismo ha sido la causa de la aparición de esta acumulación de grasa localizada en la piel y por esto es una de las consultas más realizadas en este momento ¿Pero sabemos bien las causas de su aparición y como tratarlo para una correcta puesta a punto de cara al verano?

Tal y como nos explica la Dra. Pilar de Frutos, cirujana plástica, experta en medicina estética y directora de la Clínica Pilar de Frutos. “Denominamos celulitis al aspecto que adopta nuestra piel en forma de “hoyuelos” o “piel de naranja”. Su desarrollo depende de factores tanto genéticos como de hábitos de vida que nos hacen propensas a la retención de líquido y toxinas”.

La retención continuada de líquidos y toxinas produce un estado de inflamación crónica donde los glóbulos de grasa y los trayectos fibrosos existentes en el tejido subcutáneo se hacen más notorios. Es mucho más frecuente en las mujeres y las zonas más afectadas son las piernas y glúteos, aunque puede aparecer incluso en abdomen o en los brazos.

Existen tres tipos de celulitis que hemos de distinguir para poder tratarlas adecuadamente.

Celulitis dura: sobretodo en mujeres jóvenes, localizada en glúteos y muslos, la piel y los nódulos son duros al tacto con presencia de hoyuelos. Es la celulitis real.

Celulitis blanda: de consistencia más gelatinosa y más habitual en mujeres mayores de 35 años y que aparece a causa de la flacidez progresiva de los tejidos. No es realmente celulitis ya que es sencillamente la consecuencia del destensado de los tejidos y el afinamiento de la piel.

Celulitis edematosa: aparece a cualquier edad y se localiza sobre todo en las piernas que suelen hincharse fácilmente y se debe fundamentalmente a la retención de líquidos.

Eliminar por completo la celulitis es un objetivo complicado, pero con un poco de esfuerzo y constancia se pueden conseguir grandes logros. Para combatirla debemos atacarla desde sus orígenes y ser perseverantes para lograr mantenerla a raya:

ALIMENTACIÓN

Debemos realizar cambios en nuestra dieta que permitan a nuestro organismo liberar impurezas, y es especialmente recomendable reducir el consumo de sal para evitar la retención de líquidos, especialmente en verano o épocas de calor. Del mismo modo se recomienda aumentar el consumo de alimentos diuréticos naturales, como espárragos, piña, té verde… etc.

Es fundamental evitar harinas blancas refinadas y el azúcar refinado. En todo caso optaremos por harinas integrales (con germen) y Stevia.

La Dra. Pilar de Frutos nos deja una serie de recomendaciones de gran utilidad:

  • Sustituir el café por el té verde ( 1 o 2 al día)
  • Evitar azucares refinados y sustituirlos por edulcorantes tipo STEVIA.
  • Sustituir el pan blanco y harinas refinadas por los integrales
  • Ayuno intermitente, dejando entre 12 y 16 horas entre la cena y el desayuno al día siguiente para ayudar a nuestro cuerpo a limpiar el exceso de toxinas.
  • Comenzar el día con una infusión de genjibre y zumo de limón y alcalinizar nuestro organismo
  • Limitar el consumo de sal.

DEPORTE

Realizar ejercicios con regularidad ayudará a que tengamos menor volumen de grasa donde pueda vivir nuestra celulitis.

Debemos evitar todas aquellas situaciones que favorezcan la retención de líquidos, como llevar ropa demasiado ajustada, pasar muchas horas sentada, ducha o baño con agua muy caliente.

Además, para los trabajos que requieren estar de pié durante muchas horas, se recomienda llevar siempre medias de compresión en los días que más horas se tenga que estar en esta postura.

TRATAMIENTOS MÉDICO-ESTÉTICOS

Si deseamos mayor nivel de resultados y de forma más rápida hay que recurrir a los tratamientos especializados en centro médico-estéticos que nos ayudaran a mantener nuestra piel el mejor estado posible.

En la Clínica Pilar de Frutos cuentan con la revolucionaria plataforma Accutite y Bodytite para tratar la celulitis y eliminar la grasa localizada. Este novedoso sistema se basa en aplicar radiofrecuencia subdérmica directamente en el tejido a nivel interno de manera mínimanente invasiva que se aplica con una cánula de entre 1 y 2 mm con control interno y externo de la temperatura. Un sencillo procedimiento con anestesia local que dura entorno a una hora por zona y que ofrece resultados que pueden durar años.

La radiofrecuencia subdérmica con tecnología RAFL (lipolisis asistida por radiofrecuencia) consigue resultados a varios niveles, por un lado el efecto lipolítico reducirá de manera definitiva los depósitos grasos a la vez que podemos romper los tractos fibrosos que producen los hoyuelos en los casos de celulitis más dura.

En los casos de celulitis blanda con componente de flacidez, aparte de eliminar grasa conseguiremos un retensado y compactación de la piel y lostejidos que nos darán el aspecto de una piel más lisa y firme. Precisa de menos sesiones que otros tratamientos, ya que habitualmente solo es necesaria una sola sesión, aunque en celulitis muy rebelde se pueden llegar a requerir dos.

Es un tratamiento muy duradero, ya que con unos hábitos saludables los resultados pueden llegar a durar años.