Belleza bajo cero

Diseno sin titulo 74 1

Las bajas temperaturas que estamos experimentando unidas al viento y sobre todo a la calefacción y los constantes cambios de temperatura a los que nos sometemos, son los causantes del principal problema de las estaciones frías: la sequedad y la deshidratación cutáneas.

Una piel seca, además, suele presentar un aspecto más envejecido, opaco y apagado, y se siente poco confortable, sensible, irritable y reactiva.

En muchos casos, además, esta sequedad se acompaña de rojeces causadas por la dilatación permanente de los capilares a causa de esos cambios de temperatura que comentábamos. Aquí te dejamos unos cuidados y consejos para cuidar la piel en invierno.

Estrella Pujol te desvela sus secretos para combatir el frío:

Cuidado facial

Hay que recurrir a fórmulas más untuosas sobre todo si tu piel es especialmente seca, sensible o madura, e introducir en la rutina ingredientes de gran poder humectante como las mantecas y los aceites.

Cuidado de las manos

Ellas siempre están expuestas y les prestamos poca atención. No basta con hidratarlas, hay que tener en cuenta cómo las lavamos. Es el momento de buscar fórmulas suaves que no resequen y a continuación secar toda su superficie a conciencia. Si bien es fantástico hidratarlas a lo largo del día, cuando nunca deberíamos olvidar hacerlo es por la noche, para que dispongan de mayor tiempo para absorber todos los activos.

Otra recomendación importante es usar guantes de tejidos suaves y transpirables para evitar su contacto directo con el frío y el viento.

Cuidado corporal

El cuidado de la piel del cuerpo también es clave para disfrutar de una piel confortable, para ello recomendamos mantener un régimen de exfoliaciones quincenal y una hidratación diaria para que la piel persista elástica e hidratada. A nivel de fórmulas, es el momento indicado para incluir mantecas que proporcionen una buena dosis de nutrición.

Y como siempre, la mejor forma de recuperar una piel deshidratada por el frío es acudir al consejo profesional. Para ello Oxigen dispone de tratamientos cosméticos y propuestas médico estéticas que ayudarán a recuperar la textura, tono y luminosidad perdidas en la piel.

Tratamiento facial Hyaluronic

Devuelve la humedad necesaria a la piel y proteger su capa más externa para evitar que esta humedad se pierda.

El ácido hialurónico es el ingrediente clave de este tratamiento. Es una sustancia que se encuentra en la matriz celular dérmica de forma natural pero que, con el paso del tiempo, va desapareciendo y desencadenando la deshidratación, la aparición de la flacidez y arrugas en la piel.

Sus propiedades son: absorber agua, suavizar y proteger de los radicales libres y mejorar la elasticidad de la piel.

Black Diamond Ritual

Tratamiento facial revitalizante que combina el lujo y poder del diamante negro, con la exclusividad de la trufa negra y el complejo CodicFensineTM. Black Diamond Ritual trabaja directamente sobre el proceso de renovación y regeneración cutáneas. Consigue aportar energía a la piel, potenciar sus mecanismos de defensa naturales, mejorando la comunicación celular mientras la nutre e hidrata intensamente para mejorar su lucha contra el paso del tiempo y dar respuesta a sus carencias y necesidades.

En esta entrada puedes ver el paso a paso del tratamiento Black Diamond de Oxigen.