Este pasado 2019 fue un año repleto de uñas de gel, nail art, pestañas infinitas y colores pasteles inspirados en los años 90. Pero, ¿qué nos depara el futuro?


Belleza sostenible

El cambio climático está despertando la conciencia medioambiental de todos, y también está llegando a nuestra rutina de belleza. Los tratamientos veganos y ecológicos triunfarán en 2020.

Tecnología aplicada a la belleza

Los dispositivos de diagnóstico dermatológico seguirán evolucionando para ofrecer información en profundidad sobre cómo funciona nuestra piel y que la altera.

Belleza personalizada

Se desarrollarán más productos adaptables a nuestro tipo de piel o cabello para crear fórmulas lo más personalizadas posible. El futuro se prevé con una belleza a medida.

Pestañas infinitas

Sí, sí, así como lees. Su reinado seguirá intacto. Los tratamientos para embellecerlas, aumentar su espesor y largura serán de los más demandados este año. Las pestañas lucirán más largas, con volumen y muy marcadas.

Peinados XXL

Todo vuelve, y las permanentes no iban a ser menos. Han aumentado un 82% las reservas para realizar permanentes, tanto en su versión lisa como rizada. ¿Y lo mejor? Seguirán haciéndolo.

Filtros de realidad aumentada

Filtros que resaltan los labios, que añade pecas, que simulan tatuajes faciales…. Seguiremos viéndolos y usándolos hasta el infinito este 2020. ¿Nuestro favorito? El Beauty 3000.