Sustitutivos de comida ¿qué finalidad tienen?

Sustitutivos Comida

Los sustitutivos de comida son utilizados por personas que desean perder peso e incluso mantenerlo. Cuando se habla de ellos, nos vienen a la mente los batidos detox pero, ¿sabías que hay muchos más tipos? Hoy, en Expertos, te contamos más sobre ellos y lo que debes conocer para poder incluirlos en tu rutina alimenticia.

Qué son los sustitutivos de comida

Los sustitutivos de comida son alimentos creados a partir de todos los nutrientes que necesitamos, pensados para adelgazar o mantener el peso, siempre que respetemos una dieta baja en calorías. Estas preparaciones se fabrican a partir de proteínas, fibra, grasa, hidratos de carbono, vitaminas y minerales.

Como su propio nombre indica, sustituyen una comida, de manera que con solo un alimento nuestro cuerpo absorba todos los nutrientes.

Para qué sirven los sustitutivos de comida

Los sustitutivos de comida pueden adaptarse a las necesidades específicas de cada persona en función de sus objetivos:

✔ En dietas de pérdida de peso

Sustituyendo dos de las comidas principales del día por sustitutivos de comida, se logra alcanzar más fácilmente y mucho más rápido el objetivo de perder peso*. Por supuesto, siempre debe hacerse manteniendo una dieta baja en calorías en el resto de las comidas, e incluyendo la práctica de ejercicio físico en la rutina habitual.

✔ Para mantener* y controlar el peso

Cuando simplemente se quiere mantener el peso*, o tras un proceso de pérdida de peso* en el que no se quieren recuperar los kilos perdidos, una interesante opción es sustituir una de las comidas por un sustitutivo, que ayudará a mantener este equilibrio.

✔ Para consumir los días que vamos mal de tiempo

Las prisas no son buenas, y en muchas ocasiones ir apurados de tiempo, por ejemplo, en un viaje, o en el ajetreo del día a día, nos decantamos por comida rápida y bollería. Si tenemos a mano siempre sustitutivos de comida, como por ejemplo unas barritas, lo tendremos más fácil para evitar estos otros alimentos mucho menos nutritivos.

Tipos de sustitutivos de comida

En la actualidad hay una amplia gama de productos con esta función, para hacer la dieta más variada y no renunciar a la diversidad de sabores y texturas.

Porridge sustitutivo de comidas. El porridge sustitutivo es lo que conocemos como gachas, pero con un contenido en nutrientes y calorías determinado por cada envase, que permite llevar mejor el control de lo que comemos.

Natillas sustitutivas. Llevar una dieta determinada con el objetivo de perder peso* no tiene por qué significar renunciar a los placeres de un dulce. Por este motivo, las natillas sustitutivas son ideales para quitarnos ese antojo de dulce, pero manteniendo la línea.

Batidos. Es el clásico formato entre los sustitutivos de comida, por su facilidad de preparación, y por su comodidad. Se puede encontrar en diferentes sabores para hacer el proceso de pérdida de peso* menos monótono.

Barritas. El formato perfecto para quienes llevan un ritmo de vida ajetreado, pues es el más cómodo para llevar, pudiendo consumirlo como snack o para sustituir una comida completa.

Además, de cada uno de ellos, puedes encontrar variantes con colágeno, con magnesio, sin lactosa y de distintos sabores (vainilla, chocolate, cookies…) para las necesidades y gustos específicos de cada uno.

Cómo incluir sustitutivos de comida en la dieta

Para que sean eficaces, debemos saber incluirlos de manera correcta en la dieta. En primer lugar, los objetivos perseguidos deben estar claros. En segundo lugar, no podemos olvidar que el resto de lo que se ingiera también debe ser hipocalórico si el objetivo es bajar de peso. De nada servirá utilizar sustitutivos de la comida si el resto de la dieta está completamente descontrolada.

Para terminar, y no menos importante, siempre debemos añadir en la rutina diaria una sesión de deporte moderado -¡puede valer andar rápido durante 30 minutos!- para que la dieta baja en calorías acelere los resultados.

*Para perder peso: la sustitución de dos de las comidas principales del día por un sustitutivo de una dieta baja en calorías ayuda a perder peso.

*Para mantener: La sustitución de una de las comidas principales del día por un sustitutivo de la comida en una dieta baja en calorías contribuye a mantener el peso después de la pérdida de peso.