Descubre cuáles son los hábitos que están destruyendo tu piel sin que te des cuenta

Dimensiones Personalizadas 1200X675 Px 1 Scaled

La piel no sólo es el órgano más grande del cuerpo, sino el más vulnerable y expuesto a las condiciones externas. Procurar un cuidado adecuado puede marcar la diferencia durante el proceso de envejecimiento. Lucir una epidermis sana y radiante requiere de dedicación. De acuerdo a la opinión de los especialistas de Vistafarma, la clave radica en combinar el uso de fórmulas avanzadas como las que ofrece Avene, con la puesta en marcha de hábitos saludables, por lo que ahora mismo te desvelamos lo que estás haciendo mal.

Errores comunes al momento de cuidar la piel

Lejos de lo que muchos piensan, el cuidado de la piel no es un asunto tópico. Está comprobado, uno de los factores más perjudiciales es la mala alimentación. Al igual que sucede con el resto de los órganos, la falta de nutrientes esenciales y el abuso de elementos nocivos, juegan en contra del bienestar general. Excedernos en el consumo de grasas saturadas, azúcares y sal promueven tanto la deshidratación, como la pérdida de la elasticidad. De esta forma, el desequilibrio de la dieta se convierte en causa directa de la aparición de arrugas. Otro hábito erróneo se relaciona con la simetría del rostro y es siempre dormir sobre un mismo lado de la cara. No tardaremos demasiado en descubrir el incremento de la pronunciación del surco nasogeniano en dicho lateral. La forma más sana es acostarnos boca arriba.

Abusar en la exfoliación

Si bien la exfoliación forma parte de la rutina diaria de belleza como técnica básica para promover la oxigenación de las células y facilitar la absorción de los nutrientes, repetir el proceso más de dos veces por semana no sólo compromete el buen estado de la piel, sino que puede complicar posibles patologías como el acné.En este sentido, el objetivo es mejorar la capacidad de respiración del órgano a fin de que logre asimilar los principios activos de las fórmulas que aplicaremos durante la etapa de hidratación.Hacerlo semanalmente es la manera correcta de evitar la hiperpigmentación, así como de generar resequedad, inflamación y, en el peor de los casos, la destrucción de los tejidos sanos.

Uso inadecuado de los productos cosmetológicos

No es un secreto, el mercado de la cosmetología está plagado de productos que ofrecen maravillas. Si bien es fácil dejarse llevar por atractivas promociones, invertir en fórmulas de origen desconocido puede convertirse en la peor decisión.La opción más conveniente es apostar por marcas de trayectoria comprobada, en especial, cuando hablamos de cremas para el acné, ya que su aplicación en zonas que no están afectadas por la patología, conduce a la resequedad y agrava el problema.Para pieles sensibles, lo más recomendable es una exfoliación suave cada 15 días combinada con un astringente de origen natural y una buena hidratación.

Dormir con maquillaje

Por lo general, y ante la falta de tiempo, la mayoría de las personas suelen acudir al uso de toallitas limpiadoras para retirar el maquillaje. Aunque son ofrecidas como productos desmaquillantes, la verdad es que no eliminan los principios activos de los productos básicos.De esta forma, hablamos de una limpieza incompleta que termina convirtiéndose en presa fácil de uno de los factores que acelera el envejecimiento prematuro: dormir maquillados. Este mal hábito supone la obstrucción de los poros y, por consecuencia, el aumento de las probabilidades de padecer acné.Otra equivocación que debemos evitar si no queremos envejecer el equivalente a tres días durante una noche, es el abuso en la aplicación de contorno de ojos.Aunque es el producto indicado para combatir las arrugas y bolsas, la cantidad de aceites presentes en su composición tienden a acumularse en los poros debido a la incapacidad de la piel de absorberlos por completo.

Exposición al sol sin filtro UV y a tóxicos sociales

A diferencia de lo que asume la gran mayoría, los rayos UVA y UVB impacta sobre la piel incluso durante el invierno. De acuerdo a los dermatólogos, el astro rey es uno de los principales causantes del fotoenvejecimiento, por lo que el uso de filtro solar es parte indispensable del cuidado de la piel.En cuanto a los denominados tóxicos sociales, hablamos del consumo en exceso de alcohol y del mal hábito del tabaco.Mientras el primero es responsable de la destrucción del colágeno y la aceleración del proceso de envejecimiento, el segundo tiene efecto deshidratante, además de promover la pérdida de la elasticidad.

Sugerencias para lucir una piel sana

Tomando en cuenta todos los errores que inciden negativamente en la salud general de este importante órgano, podemos afirmar que su bienestar está sujeto a tres aspectos claves: correcta limpieza, buena alimentación y uso de protección solar.Asimismo, es indispensable dejar de fumar y evitar la ingesta desmedida de bebidas alcohólicas. Finalmente, resulta elemental elegir productos cosmetológicos de calidad y nunca dormir con maquillaje.