Yoga facial: cuello y escote

yoga facial 1

En este artículo, Diana Bordón, madre del yoga facial, nos enseña en muy pocos pasos una rutina de autocuidado para el cuello, la papada y el escote. Nuestras clientas pueden hacerlos en casa, en el trabajo o en la playa cada día.

Como profesionales de la estética y la belleza, sabemos que el cuidado de la piel es una tarea del día a día y que, más allá de la cabina, hay trabajo por hacer.

Diana Bordón, pionera del yoga facial en España con su Facial Yoga Plan, opina que las profesionales a las que forma «se han dado cuenta de que las cremas y aparatología no dan para más y tienen un límite. Han aprendido que, a la hora de trabajar la musculatura, sus clientas consiguen resultados muchísimo más eficaces y duraderos».

Facial Yoga Plan es un método de enfoque holístico, cuyo objetivo es retrasar el envejecimiento trabajando toda la musculatura facial, la piel y la respiración en su conjunto, para así lograr una belleza duradera y armónica. Por eso sus monitoras aplican masajes intensivos en la cabina, en sesiones de unos 45 minutos, en las que tonifican las estructuras de la cara en profundidad; pero también enseñan a las clientas a hacerlo para que puedan continuar su proceso de mejora en casa. Hoy, Diana Bordón comparte con nosotros una de estas rutinas.

Ejercicio 1

yoga facial

Une las palmas de las manos, levanta los codos y bombea las palmas entre sí para generar una presión entre el pecho y el escote. Así trabajaremos y tonificaremos los músculos que se encuentran en toda la zona del pecho.

Haz 3 series de 15 repeticiones.

Ejercicio 2

yoga facial 2

Con la zona del pecho muy bien hidratada, vamos a fijar las yemas de nuestros dedos en el centro del pecho. Desde ahí, vamos a abrir y arrastrar las yemas de los dedos hacia los laterales.

Haz 3 series de 15 repeticiones.

Ejercicio 3

yoga facial 3 3

Cierra el puño y, con la parte interior de la mano, ve haciendo presión con movimientos circulares y masajes desde el centro del cuello hasta el lado contrario, en perpendicular. Trabaja también la zona del pecho, desde el centro hacia la parte alta, hasta la clavícula.

Haz 3 series de 15 repeticiones.

Ejercicio 4

yoga facial 4

Para este paso necesitaremos un rodillo de jade. Con la piel muy bien hidratada, hacemos 15 pasadas con el rodillo en vertical y otras tantas en horizontal, ejerciendo una ligera presión.

Ejercicio 5

yoga facial 5

Para terminar, utilizaremos otra herramienta: un gua sha (de cuarzo, de jade, etc.).

También con la piel muy bien hidratada, lo utilizaremos como si raspáramos la piel, es decir, sosteniendo la piedra de manera vertical para que sea el canto el que arrastremos por la piel. Realiza pases desde el centro del pecho y subiendo, en perpendicular, hasta la clavícula.

Haz 15 repeticiones hacia cada lado.


Quizá pueda interesarte el siguiente artículo sobre Bikram Yoga