Quieres rizar tus pestañas? Descubre el nuevo y revolucionario tratamiento de #CarmenNavarro

Sin rulos ni bigudíes, permite rizar las pestañas desde la raíz, en abanico, y en tres medidas: curvatura natural (45º); curvatura ideal (60º) y curvatura extra (85º), en un tiempo récord de 20 minutos.
 
“A diferencia del sistema de rizado con rulo, este nuevo tratamiento permite curvar las pestañas desde la misma raíz, en forma de abanico. Otra ventaja adicional es que permite levantarse y tener los ojos abiertos durante el tratamiento”, explica Carmen Navarro, “El rizado es más cómodo y se obtiene un resultado muy favorecedor y natural”.
 
Dossier Pestanas
– Los centros Carmen Navarro traen un nuevo sistema de rizado de pestañas totalmente diferente a los conocidos hasta ahora gracias a su sistema de curvatura a medida, que permite elegir tanto el grado como la posición de la curva. Esto permite levantar las pestañas desde la raíz, en forma de abanico, evitando la curva exclusiva en la punta típica del rulo rizador tradicional.
 
Este sistema además permite que la clienta se levante durante el proceso y pueda tener los ojos abiertos, lo que le permite leer o consultar el móvil. Se puede realizar con lentillas puestas y es inocuo para los ojos.
 
– Se desmaquilla el ojo y se secan y peinan las pestañas.
– Se aplica la Loción Activadora del rizo en el aparato rizador y se posiciona en las pestañas en el grado exacto de curvatura elegida. Debe reposar de 7 a 10 minutos, según el grosor del pelo de la pestaña. Se retira y se limpian los restos de producto.
– Se repite la operación, en esta ocasión con la Solución Neutralizante, dejando reposar el producto el mismo tiempo que la Loción Activadora.
– Durante el proceso, la terapeuta aprovecha para hacer un diseño de cejas, lo que contribuya a iluminar y rejuvenecer la mirada.
– Si la cliente lo desea, luego se puede realizar un tinte de pestañas.