¿Qué sabes del bótox?

botox

La Dra. Raquel García, directora de la clínica de medicina estética Dra. García, hace un repaso sobre la toxina botulínica, de la que tanto hemos oído hablar pero en torno a la que aún hay mucho desconocimiento popular y algo de desconfianza –por el eco que las redes sociales y la red, en general, se han hecho de los malos usos de este inyectable–.

Por la Dra. Raquel García

La Toxina Botulínica o bótox es una neurotoxina elaborada a través de una bacteria, denominada Clostridium botulinum.

El efecto farmacológico de la toxina botulínica tiene lugar a nivel de la unión neuromuscular. En esta región de transición entre el nervio periférico y el músculo se produce la liberación de acetilcolina, un neurotransmisor necesario para producir la contracción muscular.

Así, la toxina botulínica actúa a nivel local mediante el bloqueo de liberación de acetilcolina, lo que se traduce en una relajación muscular temporal.

A pesar de que su uso más habituales para relajar la musculatura del tercio superior de la cara, cada vez son más los estudios experimentales y clínicos que se realizan para determinar futuras aplicaciones de la toxina botulínica, como en la hiperhidrosis (sudoración excesiva) y la sialorrea (excesiva formación de saliva).

botox hiperhidrosis

Conocida popularmente como bótox, nombre de la primera marca que lo comercializó para este uso, es un medicamento muy seguro, empleado desde hace más de 20 años en muchas especialidades médicas, como neurología, oftalmología y otras. Sin embargo, su popularización y uso más extendido se debe a la medicina estética, debido a su aplicación preventiva y correctora de las arrugas de expresión.

5 aspectos fundamentales del bótox a tener en cuenta

Gracias a los avances en medicina estética, se pueden conseguir grandes resultados gracias al uso de la toxina botulínica en los tratamientos medico estéticos. Sin embargo, a la hora de hacer uso de ella, es muy importante tener en cuenta estas consideraciones:

1. Actúa relajando las arrugas dinámicas del tercio superior de la cara: patas de gallo, entrecejo y frente. Relaja, no rellena, por eso es importante no confundir con materiales de relleno que voluminizan esa zona y que, para alcanzar este efecto, no serían el tratamiento adecuado.

2. No tiene resultados irreversibles; es decir, siempre se puede volver al estado original en el que se encontraba el paciente.

3. Después de cada sesión es habitual que vuelvan a reaparecer las arrugas, aunque cada vez con menos frecuencia.

4. No, no está asociado a ninguna edad: se emplea tanto en pacientes de edad avanzada como en personas jóvenes. ¿Has oído hablar del baby botox?

5. Es indoloro, ya que se aplica mediante microinyecciones.

¿Qué información exigir como paciente?

Si, como paciente, quieres realizarte este tratamiento, es importante que dispongas de toda esta información:

1.-Título de médico. Únicamente puede inyectarla una persona licenciada en Medicina.

2.- Nombre del producto. Solamente existen tres marcas legales en Europa: Azzalure, Vistabel y Bocouture. El uso en medicina estética de cualquier otra marca, incluida Botox, no será legal.

3.- Número de lote del producto.

4.- Centro médico. Solo está permitido inyectarla en un centro médico autorizado con depósito de medicamento. El depósito de medicamentos es una unidad asistencial que tienen que tener todas las clínicas de medicina estética. Es dependiente de una farmacia, en la que se conservan y dispensan los medicamentos que se deben tener en la consulta, incluida la toxina botulínica.

¿Cuánto duran los efectos del bótox?

La duración varía dependiendo de la persona, la edad, el sexo y la profundidad de la arruga. La duración normal es de 4 a 6 meses. Aconsejamos no hacerlo más de dos veces al año, principalmente para evitar la formación de anticuerpos que anulen su efecto de manera definitiva, como ocurre con las vacunas.

Mala prensa injustificada

Si bótox tiene mala prensa es, en gran parte, porque las redes sociales han hecho mucho hincapié en resaltar casos muy extremos que poco tienen que ver con la toxina botulínica o sus correctas indicaciones, sino con un mal uso o un abuso de este tratamiento. Además, entra en juego el desconocimiento.

En este sentido, es el profesional el que tiene que decidir cuál es el tratamiento adecuado para tratar la arruga, pero sin duda, siempre que haya una buena indicación, el resultado es excelente.

El bótox bien aplicado; es decir, en los puntos precisos de cada músculo, consigue efectos estupendos y muy naturales en el rostro, y es que este producto relaja y no inmoviliza la zona donde se aplica. Cabe recordar, como decíamos anteriormente, que no es una sustancia de relleno. A diferencia del ácido hialurónico, ayuda a prevenir y evitar las arrugas que surgen con la edad pero que son causadas por una contracción permanente o excesiva de los músculos, llamadas arrugas dinámicas.