La PRESOTERAPIA es una gran herramienta de ayuda, descubre por qué

presoterapia
presoterapia

La presoterapia es una de las técnicas médicas y estéticas más en boga de los últimos meses, por sus beneficios para el organismo y la sencillez de realización.  Aunque haya nacido en los años 60, las investigaciones y mejoras actuales la han colocado en uno de los mejores tratamientos para combatir ciertos problemas del sistema linfático. En España, existen más de 250 centros especializados en esta técnica.

Qué es la presoterapia

La técnica de la presoterapia está pensada para movilizar los líquidos del organismo, ayudando a eliminar toxinas y sustancias de deshecho acumuladas. Lo que hará que el sistema inmunitario se refuerce y se active la circulación. A esto se le llama drenaje linfático y aunque beneficia a todos los pacientes, está altamente recomendado para aquellos que tengan problemas en el sistema circulatorio, piernas cansadas, edemas, celulitis, acumulación de grasa y arañitas vasculares.

En qué consiste la presoterapia

Para llevar a cabo esta técnica se introduce a la persona en un traje neumático y totalmente hermético, con ciertas cámaras que distribuyen presión de aire de forma ascendente en las zonas del cuerpo donde se encuentren las alteraciones; por lo que se realiza el masaje linfático con aire a presión que impulsará y potenciará el movimiento sanguíneo de los órganos al corazón. El traje se divide por zonas (pies, piernas, abdomen y brazos) y está conectado a la máquina por unos cables o mangueras encargados de presurizar el aire.

Todo esto da sensación de alivio inmediata y ofrece resultados muy inmediatos.

La máquina de presoterapia debe ser profesional y estar supervisada bajo un especialista en aparatología que sepa manejar los botones de la superficie y la pantalla digital en la que se ejecutan las órdenes específicas para cada persona.

El tiempo de duración de cada sesión es de 30 a 45 minutos, y los comandos están programados al inicio. Se debe indicar qué zonas se van a tratar, en qué orden y con qué intensidad. Por ejemplo, desde el abdomen hacia los pies si se va a trabajar el sistema linfático o para reducir la celulitis, o en la zona de los senos si se está realizando un tratamiento postoperatorio. Si se pretende optimizar la circulación sanguínea, se programará la sesión desde el distal hasta el proximal.

Pros y contras de esta técnica

Como cualquier otro tratamiento médico y estético, se presentan pros y contras. Es cierto que los beneficios ganan por goleada a los posibles inconvenientes.

Beneficios

Como venimos explicando, la presoterapia presenta numerosas ventajas para nuestra salud, tanto estéticas como para nuestra salud.

  1. No es dolorosa. Todo lo contrario: es placentero, relaja y descansa.
  2. Es muy eficaz, y los resultados comienza a verse con pocas sesiones.
  3. Comparada con otro tipo de técnicas, es económica.
  4. Elimina toxinas.
  5. Reduce la presión arterial.
  6. Disminuye la retención linfática.
  7. Excita al sistema circulatorio.
  8. Elimina la inflamación de las acumulaciones de líquidos.
  9. Tonifica los músculos y los relaja
  10. Minimiza el estrés corporal.
  11. Reduce la celulitis y le da un mejor aspecto a la piel.
  12. Elimina la piel de naranja.

Además de estos beneficios, este masaje linfático de aire a presión ayuda indirectamente a aquellos pacientes que sufren algún tipo de trastorno en el aparato digestivo, ya que consigue mejorar el tránsito intestinal.

Riesgos

Este tratamiento es de los más seguros del momento, ya que está controlado y moderado por un profesional.  Pero deben tenerse en cuenta ciertas indicaciones para prevenir posibles riesgos.

  1. No puede llevarse a cabo en personas con fracturas, infecciones o alguna inflamación grave en alguna zona del cuerpo.
  2. Deben evitar este tratamiento las personas hipertensas y aquellas que sufren ansiedad.
  3. Tampoco es aconsejable en personas con problemas hormonales (como hipertiroidismo).
  4. Los pacientes con VIH o cáncer deben consultar antes a su médico.
  5. No es recomendable en personas con Trombosis Venosa Profunda.

Dónde formarse: presoterapia

Cualquier médico o fisioterapia puede llevar a cabo una sesión de presoterapia. Pero, también se puede ser un especialista en esta técnica realizando cursos específicos en aparatología avanzada, en drenaje linfático manual o en cosmetología.

Diferencia de cavitación y presoterapia

La cavitación es un sistema de ultrasonidos que rompe los cúmulos adiposos y ayuda a que el organismo los traslade al hígado, favoreciendo su eliminación. Lo que hará que la piel y los tejidos mejoren su aspecto exterior e interior y se pierda volumen. La presoterapia, como ya sabemos, elimina las toxinas a través del sistema linfático y circulatorio con una máquina de aire a presión.

Ambos dos reducirán la celulitis, mejorarán la firmeza y la elasticidad de la piel y son beneficiosos, en términos generales, para todo el organismo. A estas técnicas se les está empezando a ver como la pareja de moda en cuanto a aparatología, y funcionan mucho mejor cuando se combinan entre ellos que por separado.