Paso a paso: Natural o Diva

El maquillador David Fergar ha preparado este ‘paso a paso’ al que él mismo llama No make up – Soft glam, porque en él nos enseña a crear un maquillaje natural, con efecto ‘cara lavada’ pero que puede, en apenas un paso, convertirse en un look glamuroso y sofisticado. Es decir, un maquillaje sencillo y versátil con el que lucir una cara perfecta en cualquier situación, de la mañana a la noche.

Paso 1

Desmaquillamos y limpiamos profundamente la piel antes de proceder a limpiar el rostro. Fergar suele utilizar un desmaquillante que sea hidratante en base cremosa o agua micelar sin jabón. “Después aplico un tónico para eliminar impurezas, controlar el sebo de la piel y minimizar el poro”, indica.

Paso 2

Hidratamos la piel con un sérum para conseguir que esta luzca un aspecto jugoso. El tipo de producto variará según el tipo de piel de la modelo. Concretamente, si la piel es seca o mixta, Fergar utiliza un sérum a base de aceites esenciales, “aceites vegetales ricos en lípidos y vitaminas que envuelve la piel en un nutritivo velo de hidratación”. Si es grasa, el maquillador utiliza un sérum rico en ácido hialurónico, “que hidrata y unifica la textura de la piel pero cuyo secado es mate”.

Paso 3

Aplicamos una base de maquillaje ligera para neutralizar y homogeneizar el tono del rostro. Para alcanzar el tono más cercano al de la piel, el maquillador se guía por el que presenta la zona baja del hueso del pómulo o el inicio del cuello.

Paso 4

Usaremos un corrector de mayor cobertura sobre las manchas o zonas de la piel que necesiten ser camufladas. “En este paso corrijo la oscuridad de la ojera, bolsas o arrugas profundas, siempre con un corrector más dorado o salmón, dependiendo del tono de la piel que estemos maquillando”, añade el experto.

Paso 5

Sobre las zonas a destacar y en las que tengamos que contrarrestar oscuridad, aplicaremos un corrector con un punto de iluminación más claro que el tono de la base.

Paso 6

Para voluminizar y esculpir el rostro, aplicaremos polvo de contorneado o bronceador sobre el hueso del pómulo, las sienes y el mentón, siempre que el tipo de rostro lo permita. Por ejemplo, los rostros que tengan la frente estrecha o poca distancia entre la ceja y la sien deben evitar oscurecer esta zona. A su vez, con un blush –de la misma gama cromática del maquillaje que estemos realizando; en esta ocasión, un tono cálido– degradaremos ese bronceador hasta el tono de la piel.

Paso 7

Si queremos iluminar el rostro, aplicaremos iluminador en polvo o líquido sobre el hueso alto del pómulo, el lagrimal, el centro del párpado móvil y el arco de Cupido.

Paso 8

Sellaremos solamente con polvo traslúcido la zona media de la ojera, sobre el corrector, para impedir que el pigmento se mueva.

Paso 9

Ponemos una fina máscara de pestañas una o dos veces.

Paso 10

Delinearemos el labio con un tono nude lo más parecido al color de nuestro labio y, con un lip gloss transparente, daremos jugosidad y volumen al labio.

Si queremos convertir este make up no make up en un glam look sofisticado para la noche, solo tendríamos que aplicar unas pestañas postizas y maquillar la línea de agua inferior con un tono crema.