Meghan Markle deja claro con su último maquillaje que ya no pertenece a la Familia Real británica

Meghan y Harry han regresado a Londres para cumplir con sus últimos compromisos como miembros de la Familia Real británica. Ésta ha sido la primera aparición pública de la pareja tras su renuncia y ha estado cargada de simbolismos. En Meghan vemos un cambio beauty radical. Atrás quedaron esos looks efecto no make up con una piel casi desnuda, mirada natural y labios nude.

Meghan Markle ha reaparecido en la escena pública lanzando un mensaje a través de su maquillaje. “Ojalá Meghan empiece a experimentar con su maquillaje, este look es un buen comienzo de la nueva etapa que ha comenzado en su vida”, afirma la maquilladora profesional Cristina Lobato.

Las claves para conseguir el maquillaje más impactante de Meghan Markle

Meghan siempre ha sido muy fiel a su estilo. En este maquillaje lo único que cambia es la intensidad del make up, es una vuelta a su pasado con un look beauty mucho más dramático y hollywoodiense.

1. Rostro: Cambia la base de maquillaje de cobertura ligera a una cobertura media. Sin embargo, mantiene ese efecto piel glossy porque no le gusta cubrir sus pecas.

2. Mirada: Meghan siempre ha lucido ahumados suaves y naturales. En esta ocasión apuesta por dar intensidad y profundidad a la mirada con sombras marrones café y la línea de agua perfilada en negro intenso. Las cejas las sigue luciendo definidas y marcadas pero ahora con tonos más intensos, algo que le favorece muchísimo según la maquilladora.

3. Pómulos: El iluminador sigue siendo un básico en su maquillaje pero ahora lo luce más potente. Apuesta por dar bastante color a las mejillas y lleva polvos de sol. Respecto a su etapa en la realeza, Meghan realiza en esta ocasión un contouring más marcado para dar dimensión y contraste al rostro. Este gesto antes era imperceptible en su piel.

4. Labios: En los labios Meghan cambia los rosas nude efecto gloss por unos tonos más rojizos y teja. Eso sí, sin renunciar en ningún momento al brillo.