¿Cuáles son los beneficios de la MANTECA de KARITÉ?

manteca de karité
manteca de karité

La manteca de karité es uno de los primeros ingredientes que se empezaron a utilizar en cosmética, y no es casualidad que haya sabido mantener su puesto en las formulaciones a lo largo del tiempo, pues es muy extensa la lista de los beneficios que aporta a la piel.

Además, en los últimos años ha cobrado fuerza, dado el incremento de personas interesadas en el cuidado del medio ambiente y la cosmética natural, que buscan incorporar ingredientes naturales en sus productos cosméticos. Hoy, en Expertos en Estética contamos con Mª Eugenia Gabarre, product manager de Vera & the Birds (www.veraandthebirds.com) , que nos contará cuáles son todos los beneficios de la manteca de karité para la piel.

¿Qué es exactamente la manteca de karité?

La manteca de karité no es más que la grasa extraída de los núcleos de la nuez del fruto del árbol de karité, que es un árbol autóctono de África, y, nos cuenta la experta, “solo crece allí, no siendo posible encontrarlo en ningún otro lugar del mundo”.

La manteca de karité pura es de color amarillento y tiene un fuerte olor a nuez. A veces, expone Mª Eugenia Gabarre, la manteca de karité pura “se refina con el único fin de rebajar o eliminar el olor”. En este caso, añade, “el color de la manteca de karité es blanco y no pierde ninguna de sus propiedades”.

Beneficios de la manteca de karité para la piel

Gabarre destaca la importancia de la manteca de karité en cosmética “por sus propiedades hidratantes y su alto contenido de tocoferoles y antioxidantes”. Y es que son muchos los beneficios que aporta a la piel:

Hidratación. Según Gabarre, la manteca de karité “regula el equilibrio de la hidratación de la piel”, lo que le aportará una mayor flexibilidad, mientras se mantiene sana.

Nutrición. Además de hidratar la piel, la nutre en profundidad.

Fortalece la barrera lipídica de la piel, por lo que, según la experta, “es ideal para tratar la piel dañada”.

④ Tiene propiedades antiinflamatorias, por lo que, unido al fortalecimiento de la función barrera, es un ingrediente ideal para mejorar o calmar algunos síntomas de ciertas afecciones de la piel.

Capacidad regeneradora y de cicatrización. Por su capacidad para aumentar la elasticidad, hidratación, nutrición, y por su elevado contenido en vitaminas, puede ser un excelente aliado para acelerar procesos de cicatrización, del mismo modo que puede ser útil para la prevención contra las estrías.

⑥ Proporciona cierta protección. Aunque, por supuesto, ningún producto debe sustituir nunca al protector solar diario, es cierto que, por su contenido en antioxidantes, la manteca de karité puede ofrecer cierta protección no solo frente al sol, sino también frente al frío o la sequedad.

Acción calmante. Nos cuenta Gabarre que la manteca de karité “calma y suaviza la piel, pero sin engrasarla”. Esta capacidad calmante la hace idónea para aplicar tras el afeitado, en quemaduras, picaduras de insecto, y en general, en pieles irritadas.

Todas estas características hacen de la manteca de karité un excelente ingrediente cosmético, que puede encontrarse en numerosas formulaciones de todo tipo.

Además de todos estos beneficios, la experta destaca sobre la manteca de karité, que se trata de un ingrediente cosmético que “no irrita la piel, es fácil de aplicar y deja una sensación muy agradable”.

Cómo utilizar la manteca de karité

Dado que este ingrediente puede encontrarse en formulaciones de lo más variadas, no existe una única manera de aplicarlo.

Como nos cuentan desde @veraandthebirds, “recomendamos usar este ingrediente en fórmulas testadas dermatológicamente que estén formuladas y desarrolladas pensando en una necesidad específica de la piel”.

Por tanto, al buscar productos con manteca de karité, es muy importante fijarse también en el resto de formulación del cosmético, que, en función de las necesidades de cada piel, contendrá también otros activos que actúen de manera complementaria. Por este motivo, la experta destaca que la manteca de karité “puede compartir beneficios con diversos ingredientes diferentes pero lo importante es conocer la fórmula del producto cosmético y para qué necesidad se ha desarrollado.”

Todos los usos de la manteca de karité

Como hemos comentado, la manteca de karité puede encontrarse en formulaciones de todo tipo de productos, y con diversos usos. Solo hay que saber escoger el que mejor se adapta a las necesidades de cada uno.

Para el rostro

  • Cremas hidratantes: tanto de día como de noche, hay numerosas cremas hidratantes para el rostro cuyo ingrediente principal es la manteca de karité.
  • Contorno de ojos con manteca de karité, para nutrir en profundidad y descongestionar
  • Tratamientos antienvejecimiento

Para las uñas

  • Podemos encontrar manteca de karité en aceites nutritivos para fortalecer las uñas.

Pies y manos

  • Cremas específicas de manos y pies, para hidratar en profundidad, reparar talones agrietados o con durezas.

Para el cuerpo

  • Aceites y cremas para prevenir estrías tanto por el embarazo como en cambios de peso.
  • Cremas para aliviar problemas cutáneos leves, como sabañones, pequeñas reacciones alérgicas, irritaciones.
  • Body milk: este ingrediente también está presente en cremas hidratantes corporales diarias.

Para el pelo

  • Champús
  • Acondicionadores
  • Mascarillas hidratantes para el pelo, para conseguir un extra de hidratación.

➨ Si quieres profundizar en el tema, echa un vistazo a esta entrada donde te damos las claves para escoger la mejor mascarilla para el pelo.

  • Aceites para barba, que nutren, suavizan el pelo de la barba.

➨ Aquí ya te contamos todos los tratamientos y cuidados para la barba.

La experta recomienda la manteca de karité principalmente en «pieles dañadas que necesitan reparación, suavidad y calma». Sin embargo, todo tipo de pieles pueden beneficiarse de sus propiedades, siempre teniendo en cuenta la formulación global del producto a la hora de escogerlo.