Manicura para hombre

El nail art atrae cada vez a más hombres. ¿Su estilo? Sencillo y minimalista pero gamberro. Pequeñas ilustraciones a mano o stickers con simbología diferente en cada dedo, líneas o palabras, uñas en color alternando con otras sin pintar y tonos mate son las tendencias más repetidas en manicura para hombre.

manicura para hombre

No nos ha costado tanto trabajo encontrar las fotos de este Inspiragram. Y eso ya es bastante significativo. Hace años tendríamos que haber buceado en las profundidades de las redes sociales para encontrar alguna foto de un hombre con las uñas pintadas. Ahora, sin embargo, Harry Styles, Bad Bunny, Marc Jacobs, A$AP Rocky; es decir, grandes referentes de estilo, influencers y líderes de la música actual lucen originales y pulcros diseños, y era de esperar. Porque avanzamos –despacito, pero con buena letra–, hacia una sociedad que identifica y rechaza los roles de género. Y porque, como bien expresa la revista GQ; si la moda masculina cada vez se está volviendo más atrevida y salvaje, ¿cómo no iban a hacerlo estas rutinas? El cuidado personal es, sin duda, y siempre, algo de lo que presumir.

La tendencia que se queda

Lo hemos visto en las redes sociales y los expertos nos lo confirman: cada vez hay más hombres en los salones de manicura. Y no, no son solo jóvenes y modernos. Aunque el servicio cambia en función de la franja de edad del cliente, se puede afirmar que esto no es una moda pasajera, sino un cambio de mentalidad.

Miguel Ángel Tovar Porras

Director y manicurista de Tön Vangard

Pregunta.- ¿Va aumentando el número de chicos que se hacen manicuras?

Respuesta.- Sí, sí que se van viendo más chicos. No todo lo rápido que nos gustaría, pero sí que se ve. En nuestro salón, en lo que llevamos de año, quizá ha aumentado un 20 % la clientela masculina (con coronavirus y todo).

P.- ¿Qué es lo que más os suelen pedir?

R.- Normalmente lo que más nos piden es todas las uñas en negro mate, o todas en negro mate y una uña con efecto espejo o, en verano, alguna de color flúor. También se llevan mucho las manicuras con fondos naturales y un diseño en cada una: una raya de algún color en una, en otra un símbolo, una letra, un estampado de leopardo…
Alguna vez también me han pedido directamente todas de leopardo. Además, se piden más manicuras semipermanentes que de laca normal.

P.- ¿Dirías que arriesgan o son manicuras discretas?

R.- Sí, ¡sí que arriesgan! Que un chico lleve cada uña pintada con un diseño distinto, al final, es bastante llamativo.

P.- ¿Cómo es el público que las pide?

R.- En nuestro salón suele ser gente moderna, muy trap, muy queer. Pero es el público que me gusta, porque alimenta mi creatividad, son los que arriesgan. De todas formas, creo que el perfil se ampliará, cada vez se animan más chicos en general y por fin se está abriendo el campo hacia lo no binario. Al final, llevar una manicura, tanto de pies como de manos, no trata de ningún género, y ese concepto debería cambiar ya.

Andrés Martín

Director de desarrollo de Orly para España y Portugal

Pregunta.- Vuestra firma tiene un producto específico para hombres (Nails for Males); ¿cómo es?

Respuesta.- Es un esmalte que proporciona un brillo con efect mate, no es un tono tan brillante sino más natural, y está ideado para aplicar cuando se hacen manicuras en seco, retirar las cutículas… Lo que hace es proporcionar vitaminas a la uña y que luzca más cuidada y más bonita.

P.- ¿Cuánto ha podido aumentar la demanda de manicuras por parte de la clientela masculina?

R.- Dependiendo de en qué parte del mundo hablemos (la marca opera en 120 países), hay más crecimiento o menos, pero en Europa sí se ha notado mucho el aumento, tanto como para que a la marca le salga rentable hacer un producto dedicado solo a hombres. Quizá estamos hablando de que ha aumentado, como mínimo, un 20 % anual en los pasados 5 años con respecto a años anteriores.

P.- ¿Las manicuras están reservadas a un perfil joven?

R.- No, ya que las manicuras no son solo de color, que sí que puede que se lleven más en un perfil joven, más moderno, más actual… Pero también se ve un aumento del público masculino que va sencillamente a cuidarse las uñas: limar, pulir, cepillar, quitar cutículas… Y en las pedicuras. Hay una mayor preocupación por ir al salón a
exfoliar, a quitar durezas… Y el perfil, en este caso, es el de un hombre mayor.
Se está viendo un cambio total, se está abriendo el abanico, no solo en los hábitos, también en los productos. Por poner un ejemplo, se nota en las fragancias, que buscan aportar frescor y no se identifican ya solo con la mujer.