LIPECTOMÍA ¿qué es y en qué consiste?

lipectomia
lipectomia

El abdomen es una de las zonas del cuerpo donde más tiende a acumularse la grasa y, como consecuencia, también es de las zonas que más sufren las pérdidas y ganancias de peso, tanto en la piel como en los músculos.

La lipectomía abdominal es una intervención quirúrgica con la que se consigue recuperar ese deseado “vientre plano” y delinear la silueta corporal. Hoy contamos con un experto que nos resolverá todas las posibles dudas que puedan surgir sobre dicha intervención.

¿Qué es la lipectomía o abdominoplastia?

La lipectomía, también llamada abdominoplastia o dermolipectomía abdominal es un procedimiento de Cirugía Plástica Corporal que “elimina la grasa abdominal y el exceso de piel, a la vez que estira los músculos de la pared abdominal y corrige la flacidez del músculo abdominal”, según nos explica el Dr Mora, Director Médico de Clínica Opción Médica. Se trata, además, de “la única intervención que logra un abdomen totalmente plano y firme”.

El objetivo de este procedimiento es conseguir un abdomen más plano, más firme y una cintura más estrecha. De hecho, este procedimiento es ideal para reducir drásticamente el aspecto abombado del abdomen y disminuir notablemente el tamaño de la cintura.

¿En qué casos se recomienda la abdominoplastia?

La abdominoplastia se recomienda tanto para hombres como para mujeres que se encuentren en las siguientes situaciones:

  • Casos de aumentos y disminuciones repetidas de peso
  • Abdomen prominente o caído
  • Pacientes con sobrepeso y exceso de grasa
  • Mujeres que tras varios embarazos tienen exceso de piel o estrías o han perdido tono muscular en el abdomen
  • Pacientes que han sido sometidos a cirugía bariátrica y han tenido una pérdida de peso masiva en poco tiempo

En resumen, este tipo de intervención es la indicada para personas que no tienen alternativas para el exceso de piel y flacidez causadas por una pérdida masiva de peso, y para quienes otros tratamientos médicos o ejercicios de tonificación no son efectivos o suficientes.

Según el experto, esta intervención no estaría recomendada para “pacientes con obesidad moderada o severa”. En estos casos, siempre que fuera posible se recomienda el adelgazamiento previo del paciente, controlado por un endocrino o nutricionista.

Diferencias entre lipectomía y liposucción

La liposucción es el método de remodelación corporal por excelencia, y como nos explica el Dr Mora, consiste en “la eliminación de acúmulos de grasa localizados”, frente a la lipectomía o abdominoplastia, que como ya comentamos, además de eliminar la grasa, también interviene en la piel y músculos del abdomen.

Por tanto, la liposucción estaría más indicada en “aquellas personas que tienen un leve sobrepeso sobre todo localizado en alguna zona o zonas del cuerpo”, como comenta el experto; “así se conseguirá una imagen más uniforme y esbelta”. Por tanto, el candidato a una liposucción sería aquel que quiere eliminar acúmulos de grasa localizados, por ejemplo, las cartucheras.

La lipectomía, por su parte, al ser más completa, sería recomendable para los pacientes que también requieran intervención en piel y músculo, y permite también eliminar las cicatrices previas en el abdomen y las estrías, cosa que no ocurre en la liposucción tradicional. El Dr Mora nos explica que, en algunas ocasiones, “se suele realizar una abdominoplastia y una liposucción de la barriga para darle mayor definición”.

¿Cómo es una cirugía de abdominoplastia?

El Dr Mora nos cuenta los pasos que se siguen cuando el paciente se decide por este tipo de cirugía:

–           Primera visita de diagnóstico con el cirujano plástico donde valorará que tratamiento necesita el paciente.

–           Preoperatorio y visita con el anestesista.

–           Quirófano + recovery. La intervención puede tener una duración entre 2 y 4 horas, dependiendo el caso de cada paciente. En el caso de Mini-dermolipectomía, la duración puede estar comprendida entre 1 y 2 horas.

–           Seguimientos post operatorios hasta que el cirujano plástico dé el alta al paciente.

Postoperatorio tras una lipectomía

▸ Tras la cirugía, nos cuenta el Dr Mora que “los primeros días el abdomen estará inflamado, puedes notar alguna molestia o ligero dolor”. Estos son síntomas habituales, y para aliviarlos el cirujano suele recetar antiinflamatorios, analgésicos y antibióticos.

▸ Además, durante todo el mes posterior a la intervención, el paciente debe llevar una faja abdominal que, según el experto, “ayudará a reducir la inflamación del abdomen y a evitar complicaciones (seromas).”

▸ En cuanto a las cicatrices, se encontrarán rodeando el ombligo y en el abdomen inferior, e irán mejorando con el paso del tiempo.

▸ A diferencia de otro tipo de intervenciones, los resultados tras una abdominoplastia son visibles ya desde los primeros días tras la cirugía, aunque irán mejorando progresivamente hasta conseguir el resultado final.

▸ El Dr Mora recalca la importancia de “mantener reposo y seguir todas las indicaciones de su cirujano plástico” tras una intervención de lipectomía.

▸ Con respecto al tiempo necesario para volver a las actividades cotidianas, nos responde el doctor: “como norma general en 7 días podría reincorporarse sin problemas y si desea practicar ejercicio físico, podría realizarlo pasado un mes de la intervención”. Sin embargo, los tiempos dependerán de cada persona y de la rapidez con la que ocurra la recuperación tras la intervención.

▸Tras la cirugía plástica de abdomen puede ser necesario realizar un esfuerzo para mantener los resultados, con una dieta equilibrada, y manteniendo una buena hidratación de la zona abdominal para evitar que la piel pierda elasticidad.

Te puede interesar leer este post sobre los mejores tratamientos para las varices.