LABIALES con PROTECCIÓN SOLAR

labiales con protección solar
labiales con protección solar

A pesar de que las mascarillas aún permanecen en nuestro día a día, el poder lucir nuestras sonrisas en el exterior (con todas las precauciones) ha traído de vuelta el uso más frecuente de labiales.

Ya hablamos de la importancia de proteger los labios del sol, así como del protector solar en general. Pero en la entrada de hoy nos centraremos en los labiales con protección solar: para que además de llevar unos labios maquillados y coloridos, no perdamos de vista los potenciales daños de los rayos solares.

Cómo escoger los mejores labiales con protección solar

A la hora de comprar labiales con protección solar no todo vale. Se deben tener muy en cuenta los siguientes aspectos para conseguir ese labial imprescindible, que no querrás sacar de tu bolso.

  • Color. El tono del labial es en lo primero que nos fijamos cuando queremos adquirir uno nuevo. Y de nada sirve que la formulación sea excepcional, que tenga un SPF alto o que nos agrade la textura, si el color no nos favorece o no se adapta a nuestro tono de piel o nuestras necesidades.
  • Factor de protección solar. En este punto se debe prestar atención especial y escoger el factor de protección más alto que sea posible. En muchas ocasiones, a pesar del reclamo utilizado de que el producto lleva protector solar, éste es tan bajo que sería insuficiente para proteger de la radiación de manera efectiva.
  • Hidratación. La delicada piel de esta zona del rostro, unida a los efectos del sol, haca que los labios tiendan a deshidratarse con facilidad. Por ello, además de contener FPS, es aconsejable escoger labiales que contengan en su formulación ingredientes hidratantes.

Pasos para maquillar los labios y protegerlos del sol

  • Preparar los labios. De la misma forma que preparamos la piel antes de aplicar el maquillaje, es conveniente partir de unos labios exfoliados e hidratados, para que el efecto del labial se vea más limpio y se mantenga intacto durante más tiempo.
  • En caso de aplicar directamente labiales con protección solar, se aconseja, antes de hacerlo, delinear el contorno del labio con un lápiz del mismo tono que el labial, o incluso de algún tono más claro. Si se desea dar un extra de efecto volumen al labio, ¡haz este delineado por fuera del labio! Esto es lo que llamamos overlip, pero se debe tener cuidado de que el delineado toque siempre el contorno natural del labio para que el resultado no sea muy artificial.

➟ Otra forma de dar un mayor volumen a los labios, es utilizar voluminizador: aquí te explicamos cómo utilizar el voluminizador de labios.

  • Por último, solo queda rellenar el labio con el labial con protección solar escogido.
  • Si el labial escogido no tiene protección solar, o es demasiado baja como para que proteja lo suficiente, habría que aplicar, tras la exfoliación, un bálsamo con protección labial. Como comentamos, existen protectores solares para labios que además contienen agentes hidratantes, por lo que escogiendo uno de éstos, te ahorras un paso. Después de aplicar el protector labial, se continúa delineando y posteriormente aplicando el labial.

Productos para mantener unos labios protegidos e hidratados

Además de proteger los labios del sol (lo cual debería hacerse todo el año y no únicamente en verano) existen otros productos y cuidados que pueden incluirse en la rutina beauty para conseguir un aspecto jugoso, hidratado, saludable y muy sexy en los labios.

  • Exfoliante de labios. Muchas veces las pieles resecas y células muertas de los labios arruinan todo un maquillaje y dificultan mucho la aplicación del labial, especialmente en el caso de los labiales permanentes, obteniendo resultados indeseados. Con la exfoliación de labios, se obtiene una superficie labial uniforme, sin pellejitos ni grietas. Eso sí, se deben escoger exfoliantes de calidad, y aplicarlos masajeando con suavidad. Es preferible evitar los exfoliantes caseros, que podrían ser demasiado agresivos y dañar la delicada piel de esta zona del rostro.
  • Bálsamo hidratante. Como comentamos anteriormente, se deben escoger labiales con protección solar que además contengan activos hidratantes, como glicerina o ácido hialurónico.
  • Mascarillas. Al igual que hay mascarillas para el rostro, también existen mascarillas específicas para los labios. Aunque las hay de diferentes tipos, por norma general suelen ser algo más densas que los bálsamos, por lo que pueden no ser especialmente cómodas para llevar por el día. Lo ideal es aplicarlas por la noche y dejar que actúen durante todas las horas de sueño, para despertar con unos labios regenerados y con un chute de hidratación. Utilizadas de forma habitual, y según los ingredientes que contengan, pueden llegar a tener efecto rejuvenecedor.
  • Protector solar. Quizá el paso más importante para el cuidado de los labios. Como en toda skincare routine, el protector solar es un paso imprescindible e innegociable: es el mejor antiedad, previene quemaduras, arrugas, manchas solares -bastante difíciles de eliminar- y otros daños causados por la radiación.

En ocasiones los labios son los grandes olvidados en la rutina facial, y debe tenerse muy en cuenta que estos se deshidratan, dañan y pueden quemarse y envejecer igual o incluso más que otras zonas del cuerpo. Por eso es hora de empezar a cuidarlos y darles la importancia que merecen en toda rutina beauty.

➟ Si te interesa este contenido, echa un vistazo también a nuestra entrada sobre cómo maquillar los diferentes tipos de labios