Hablamos sobre el futuro con 4 profesionales de la estética

futuro de la estetica

Que 2020 ha sido un año difícil para las empresas y profesionales de la estética, es un hecho. Si el futuro es esperanzador, o si se puede sacar del presente una lectura positiva, sí que son preguntas abiertas a la opinión. Le hemos pedido a las expertas que reflexionen sobre esta idea, y nos cuenten cómo ven la situación, qué cambios se avecinan y cómo es la belleza que viene.

Ana Mancebo

Salón de Belleza Ana Mancebo, A Coruña

“Yo veo la belleza como una filosofía de vida. ¿A quién no le gusta sentirse bien, verse una piel bonita cuándo se mira al espejo? Todos estos cambios que estamos viviendo dan pie a una mayor preocupación por una misma. A aprender a gestionar el tiempo para dedicárnoslo a nosotras. Muchos de los tratamientos que tenemos implantados parten de la base de fortificar, fortalecer y oxigenar las pieles en profundidad para mantener una piel resistente al uso continuado de las mascarillas, para así no alterar los pilares de la piel. Personalmente, me declino por una belleza en la que reinen las terapias manuales, cada vez más demandadas. Creo firmemente en el gran potencial que las esteticistas tenemos en nuestras manos».

Marta García

Marta García Esteticistas, Oviedo

“Aunque nuestra filosofía y forma de entender la estética ya trabajaba sobre el conjunto de salud, belleza y bienestar, la nueva normalidad nos lleva más a una slow beauty. Venimos de una vida tan acelerada que no nos permitía disfrutar de lo esencial, y más que nunca tenemos claro que invertir en uno mismo es la mejor inversión. Eso es lo que queremos transmitir a todos los clientes o incluso colegas… Es más importante y eficaz disfrutar de cada uno de los pasos del proceso de cura o aprendizaje de un tratamiento estético, que del resultado concreto. Al dar el 100 % y formar sobre el estilo de vida, sin querer los clientes disfrutarán el triple, y los resultados serán mucho mejores”.

Elena Somoano

Centro de Estética Avanzada Elena Somoano, Asturias

“El mundo está cambiando, y la estética también. Nos está tocando vivir una situación difícil y no solo queremos vernos bien, ahora más que nunca también necesitamos sentirnos bien. Esto es una parte positiva para nuestro sector y con la que podemos ayudar a muchas personas a sentirse un poquito mejor por dentro y por fuera. Son momentos duros para todos, pero soy positiva y creo que con trabajo y constancia saldremos reforzados”.

Esther Alcolea

Centro de Estética Esther Alcolea, Albacete

“Como profesional de la estética me gustaría trasmitir una opinión positiva ante la presencia de la COVID-19. Me llama la atención de forma considerable que, a pesar del duro contexto económico, en el sector de la belleza nos hemos dado cuenta de que existen algunos factores, como es la falta de tiempo, que suele ser el más común, que no nos han permitido cuidar de nuestra imagen, lo cual es crucial para cualquier actividad social en nuestros tiempos o para el bienestar de uno mismo. La belleza es un bien necesario que hay que mantener y fomentar, pues siempre esperamos obtener los mejores resultados y para ello necesitamos tiempo y constancia”.