En qué consiste y qué piel puede someterse a un FOTOREJUVENECIMIENTO

fotorejuvenecimiento
fotorejuvenecimiento

Cuando hablamos de fotorejuvenecimiento, lo primero que nos viene a la mente es el rostro; sin embargo, el cuello, escote y manos son lugares con un foto-daño acumulado que no debemos olvidar en los tratamientos médicos. También el tronco, los brazos y piernas deben ser revisados periódicamente. Y todas las partes del cuerpo, en principio, podrán ser tratadas con sistema de luz de los que hablaremos hoy con dos médicos expertos.

¿Cuáles son las técnicas de fotorejuvenecimiento?

“Cuando hacemos referencia al fotorejuvenecimiento incluimos todas aquellas técnicas que, mediante el empleo de la LUZ como fuente terapéutica (IPL, LASER, LEDS, etc.), logran frenar el envejecimiento y tratar la piel” define la Dra. Ana Sánchez, que trabaja con el Método Novasonix.

De esta manera, se consigue una mejor calidad de la piel, viéndose reflejado en su textura, unificación de tonos, luz, redensificación cutánea con disminución de la flacidez y arrugas finas.

Se utilizan diferentes tipos de aparatología específicas dependiendo de la técnica escogida, como, por ejemplo, “la luz pulsada intensa (IPL) o el láser Fraxel, que pretende eliminar los efectos causados en la piel debido a la exposición a radiaciones externas, fundamentalmente solar” concreta el Dr. Alejandro Lorite Álvaro, director médico y Cirujano Plástico de la Clínica Roch.

Combinación de técnicas de fotorejuvenecimiento

La Doctora Sánchez hace hincapié en la combinación de las herramientas y técnicas. “Por ejemplo, cuando a nivel facial tenemos un foto-envejecimiento con diferentes tipos de manchas, arañas vasculares, textura irregular, y flacidez, en una misma sesión podemos combinar LÁSER con IPL”.

O se podrá utilizar “LASER CO2 para eliminar las lesiones queratósicas, LASER Q-switched o pico-láser en el caso de manchas planas, LASER de colorante pulsado o Nd:Yag para las arañas vasculares y rojez. O bien utilizar una IPL (Luz Pulsada Intensa) con diferentes filtros junto a algún láser fraccionado/subablativo” indica la experta.

Problemas de piel que soluciona

Las técnicas que utilizan fuentes lumínicas se utilizan para:

  • Prevenir el envejecimiento de la piel originado por el paso de los años y la exposición a agentes oxidantes (sol, pantallas, estrés…).
  • Tratar la piel dañada que se manifiesta con cambios de coloración (léntigos, melanoma, puntos rubí, arañas vasculares…).
  • Tratar el incremento de la flacidez y la piel apagada.
  • Cerrar poros dilatados.
  • Eliminar arrugas finas.
  • Curar lesiones premalignas como los léntigos actínicos.
  • Tratar la rosácea y el acné.
  • Además, tiene efecto más profundo promoviendo la regeneración del colágeno y tejido conectivo.

Todo ello se traduce en que obtenemos una piel uniforme, sin manchas, más luminosa y joven.

Tipos de pieles

Todos los tipos de piel tienen indicación”, indica la Doctora Sánchez, a lo que el Dr. Lorite añade que está especialmente indicada para “pieles con las lesiones típicas de exposición solar, esto es, manchas solares, dilataciones vasculares y poros dilatados”.

También apuntan que se emplea en pacientes jóvenes para prevenir la aparición de estas lesiones y mejorar la calidad de la piel.

En los que ambos expertos concuerdan es que debe ser un profesional el que, en función del fototipo, grado de bronceado, la historia médica y objetivos a tratar, el que seleccione la herramienta (tipo de LASER, IPL, LEDS), y los parámetros de trabajo; así como la combinación con otros tratamientos, frecuencia y tiempos.

Recuerda la doctora Sánchez la importancia de que los usuarios/pacientes busquen clínicas “con médicos cualificados en el empleo de Laser, IPL, y/o LEDS, bien sean médicos estéticos o dermatólogos; profesionales que desarrollen una historia médica completa y un diagnóstico lo más preciso posible”. Las patologías de la piel tienen múltiples factores desencadenantes y su abordaje debe ser lo más integral posible.

Fotorejuvenecimiento paso a paso

Como nos esclarece la Dra. Ana Sánchez en cuanto a la duración “se trata de procedimientos muy variables en el tiempo, desde apenas 15 minutos hasta una hora o más”.

Por otro lado, le preguntamos al Dr. Lorite por el paso a paso del fotorejuvenecimiento en su clínica, y nos cuenta que:

① En primer lugar, se concierta una primera consulta donde se realiza una historia clínica completa por parte de nuestros profesionales médicos. En ella se recabará información sobre los antecedentes personales, alergias, enfermedades y tratamientos, así como del estado de la piel a tratar.

② El tratamiento de fotorrejuvenecimiento se inicia con una limpieza en la cara para eliminar restos de maquillaje, cremas y contaminación ambiental.

③ Después se aplica un gel conductor frío sobre la piel y se protegen los ojos.

④ Una vez que se ajustan los parámetros en función de la piel y de las lesiones a tratar, a través de un cabezal específico que se apoya en la piel, se emiten pulsos de luz/laser que actúan selectivamente sobre la piel donde se aplica.

⑤ Inmediatamente al tratamiento aparecerá una zona más roja o eritema que desaparece en pocas horas. Una vez terminado se aplica un gel o mascarilla calmante y el paciente puede abandonar la clínica.

Dudas frecuentes sobre el Fotorejuvenecimiento

¿Utilizar cremas anestésicas?

A lo que Sánchez responde que en “los sistemas de luz no ablativos y los subablativos fraccionados, en la mayoría de los pacientes no es preciso siquiera aplicar anestesia en crema”, de forma que, una vez firmado los consentimientos y realizadas las fotografías, se podrá empezar a trabajar, siempre con la piel limpia y vigilando la respuesta cutánea.

Otros tratamientos, bien porque sean con mayor entrega de energía o porque la lesión controlada que originamos en la piel es más profunda, “precisan la aplicación de una crema anestésica unos minutos antes y/o la infiltración local de anestesia”.

¿Son técnicas dolorosas?

En la mayoría de las ocasiones son tratamientos muy bien tolerados, siendo comunes la sensación de calor en diferentes grados, visualizar parcialmente la luz (nunca perjudicial para la vista, ya que utilizamos gafas protectoras), sensación de “picotazo de calor” con algunos equipos, frío intenso en la zona tratada (cuando enfriamos el área deliberadamente para disminuir efectos secundarios), etc.

En otros procedimientos, cuando empleamos LEDS, los pacientes se relajan y quedan medio dormidos.

La Luz pulsada Intensa, por ejemplo, es un procedimiento completamente indoloro. Se notará el contacto del cabezal del aparato con la piel. Otros como el Laser Fraxel suelen requerir la aplicación de una crema anestésica previa al tratamiento para que sea indoloro.

¿Tiene efectos secundarios?

• Oscurecimiento de manchas: en unos casos, apunta la Dra. Sánchez, “aparecerá una oxidación de la melanina superficial (oscurecimiento de las manchas), que desaparecerán en el transcurso de 7-10 días siguientes”.

• Costras: Y, en otros casos, “pueden aparecer costras puntiformes, o del tamaño de la lesión previa eliminada, que caerán por sí solas en 7-15 días”.

• Calor y rojez: Pueden experimentar sensación de calor y rojez difusa durante unos días.

Y, en otras ocasiones, “los pacientes salen de la consulta con la piel luminosa y más uniforme, perfecta para lucir de manera inmediata”.

Además, debe tenerse en cuenta que:

Por lo general, no está indicado en pacientes con determinadas enfermedades dermatológicas o en tratamiento con medicamentos fotosensibilizantes o productos con efecto peeling.

También está contraindicado en pacientes con antecedentes de pigmentación o manchas tras la realización de estos tratamientos.

¿Hay que tomar precauciones antes y después de una sesión?

Las más comunes son:

▸ Evitar la exposición solar y/o rayos UVA en el área anatómica a tratar de dos a cuatro semanas antes y después del tratamiento.

▸ Tener una comunicación veraz y actualizada con su médico sobre los medicamentos y suplementos nutricionales que tome (algunos con contraindicación).

▸ Adaptar los cosméticos domiciliarios antes y después de la sesión.

▸ Utilizar un protector solar testado para pieles sensibles-reactivas y con SPF50+ (además de filtro frente a UVB, IR y contaminación).

¿A qué se debe el foto envejecimiento de la piel?  

Principalmente, las pieles foto envejecidas se deben “a la exposición solar y/o rayos UVA, en horas de mayor incidencia UVA/ UVB, durante mucho tiempo y sin la protección adecuada” contesta la médica especialista en el Método Novasonix.

 Y a esto, le suma otros factores que también contribuyen al envejecimiento de la piel como la alimentación baja en nutrientes “antioxidantes”, las radiaciones de la luz azul de los dispositivos electrónicos, el tabaco, el alcohol, la falta de sueño, el estrés y el sedentarismo.

Recomendaciones para evitar el foto-envejecimiento

Es cierto que el envejecimiento cutáneo es un proceso natural. Con el paso de los años la capacidad de regeneración de la piel va disminuyendo, y existen tanto causas genéticas como ambientales. Por eso, debemos cuidar nuestros hábitos. De esta manera, evitaremos que el proceso se acelere. Las recomendaciones de los expertos son las siguientes:

★ Cuidándonos por dentro y por fuera; mente-cuerpo-emociones procurando estar en el mayor equilibrio posible. Tomando consciencia del respeto y cuidado que nos debemos, del ejemplo que les debemos.

★ Se debe prevenir con una adecuada protección solar durante todo el año, hay que evitar las quemaduras solares y la exposición excesiva al sol.

★ Debemos emplear filtros solares de protección total de forma adecuada, así como medios físicos como gorras o sombreros.

★ También está demostrado que una dieta equilibrada, una adecuada hidratación, sueño de 6 horas al día, evitar estrés y tabaco, actúan previniendo el envejecimiento cutáneo.

★ Realizar una correcta limpieza de la piel por la mañana y por la noche, con agentes que no sean jabonosos.

★ Utilizar serum con los activos más adecuados para cada tipo de piel. Por la mañana mis preferidos son los que contienen: vitamina C, vitamina E, ferúlico y, principios activos que nos ayuden a calmar, hidratar y bloquear los radicales libres que generamos. Por la noche, retinol o derivados del mismo que ayuden a reparar y nutrir la piel.

Lo que deja claro la reconocida doctora es que hay que “personalizar y adaptar en cada momento del año y de nuestra vida las necesidades que tenga nuestra piel: alimentación, suplementos nutricionales, ejercicio físico, cosméticos, infiltraciones de ácido hialurónico, vitaminas, inductores de colágeno, toxina botulínica, radiofrecuencia…”.

También te puede interesar leer este post sobre el Peeling Fenol y el rejuvenecimiento de la piel.