FITOCOSMÉTICA, el cuidado de la piel a través de las plantas

Cosmética Vegetal
qué es la fitocosmética

La fitocosmética en una forma especializada de cosmética natural. Si la cosmética natural abarca un espectro más amplio de productos que utilizan ingredientes naturales, la fitocosmética se enfoca específicamente en el uso de ingredientes de origen vegetal. Es decir, no son sinónimos lo natural de lo vegetal. De todo esto hablamos con varias expertas que nos cuentan con más detalle qué es la fitocosmética, cuáles son sus beneficios, y cuáles son los ingredientes que debemos buscar para nuestro tipo de piel y nuestros problemas específicos.

¿Qué es la fitocosmética?

Cuando hablamos de fitocosmética nos referimos a una rama en concreto dentro de la cosmética que se enfoca en el uso de ingredientes de origen vegetal. Con este tipo de ingredientes, Ana Sacristán Palos [directora de formación Vagheggi España, una firma de fitocosmética natural y vegana] hace alusión a “aceites vegetales o extractos de plantas y flores que son beneficiosas para el cuidado de la piel”.

Es decir, la fitocosmética es el uso de materias primas de origen vegetal en la formulación de productos cosméticos, a concentraciones significativas o adecuadas para ejercer funciones cosméticas.

Diferencia de la cosmética convencional y la fitocosmética

Desde el equipo de la marca de cosmética natural y ecológica Máyikas, la fundadora y farmacéutica Isabel Fernández Fernández, nos explica que la principal diferencia con la cosmética convencional -que también en ocasiones utiliza ingredientes vegetales- es que para que un producto pueda ser clasificado como fitocosmético, “las concentraciones de los fitoingredientes tiene que ser significativa, concentraciones suficientemente elevadas para que puedan ejercer su acción cosmética”.

Diferencia de la cosmética natural y la fitocosmética

Por otro lado, también hay que diferenciar entre fitocosmética y cosmética natural, ya que pueden ir unidas ambas cosas o no.

La cosmética natural prohíbe la utilización de ingredientes sintéticos, así como de ingredientes sospechosos de causar daños en la salud del medio ambiente o de las personas. Pero pueden ser vegetales o también animales (cera de abeja, por ejemplo). Es decir, un producto que en su mayoría solo esté hecho con plantas será fitocosmético y natural. Mientras que si ese producto lleva, además, algún producto de origen animal se etiquetará como cosmética natural pero no vegetal.

Beneficios de la fitocosmética

La honesta opinión del equipo de Vagheggi es que “realmente no existe ningún beneficio preciso que aporte la fitocosmética frente a la cosmética tradicional, pero sus diferencias están relacionadas con las preferencias personales de cada persona”. Es decir, nos encontramos ante unos beneficios enfocados en la ética y la preocupación para con el medio ambiente por parte del consumidor. Por ello, las ventajas éticas que nos aporta la fitocosmética son:

✔ La seguridad que se le da al consumidor, sobre todo en cosmética natural certificada, de que el producto de fitocosmética lleva una concentración de ingredientes vegetales perfecta para ejercer una acción cosmética definida.

✔ En relación con el medio ambiente, si la marca está certificada, significará que estos ingredientes se obtienen mediante procesos respetuosos con el medio ambiente y con los animales.

Lo que sí es importante tener en cuenta es que, la fitocosmética, como en el caso de Vagheggi o de Máyikas, nos permite elaborar productos cosméticos a partir de extractos vegetales y desde el estudio del mundo vegetal, para mejorar el estado de la piel. Esto nos demuestra que, prácticamente, todas las necesidades estéticas que nos encontramos son cubiertas por las características fisiológicas de las plantas y que, como insiste Sacristán “realmente no es necesario contener ingredientes de origen animal para solucionarlas”.

Todo lo que no sabes sobre la COSMÉTICA VEGANA

¿Qué tipo de ingredientes se utilizan en la fotocosmética?

★ GRASAS

Por un lado estarían las grasas, que incluirían los aceites y mantecas vegetales, como la manteca de Karité o de Cupuazú, el aceite de argán, de aguacate, aceite de jójoba,…

→ USOS: Se utilizan como emolientes, protectores, incluso como activos antiaging dependiendo de su perfil de ácidos grasos y propiedades.

★ ESTRACTOS VEGETALES

Después estarían los extractos vegetales, tanto acuosos como oleados, en los que se hacen extracciones de los activos que contiene la planta fresca. Los activos se extraen con agua y glicerina, con CO2, o con aceites. Hablamos de activos con mucílagos, con flavonoides o con taninos.

→ USOS: Los extractos de plantas se utilizan para usos variados dependiendo de su composición: .

• Los extractos más ricos en mucílagos, como la avena, la malva, aloe vera o el pepino, poseen propiedades hidratantes y calmantes de la piel.

• Los extractos ricos en flavonoides -como los extractos de árnica, manzanilla, achillea, caléndula o ginkgo biloba- tienen propiedades antioxidantes, refuerzan los vasos sanguíneos y son antiinflamatorios.

• Los extractos ricos en taninos actúan como astringentes, como el Hamamelis, el té verde o la vid.

*Aquí, nos cuenta la fundadora de Máyikas que “los extractos se pueden hacer también con propilenglicol, un derivado del petróleo que estaría totalmente prohibido en cosmética natural, de ahí la necesidad de combatir la idea de que cualquier fitoingrediente sería válido en cosmética natural”.

★ ACEITES ESENCIALES

Los aceites esenciales serían otro grupo de fitocosméticos, con propiedades diversas. Se suelen utilizar para la elaboración de fragancias.

→ USOS:

• Algunos aceites esenciales, por su elevado contenido en alcoholes, puedes utilizarse como antisépticos en desodorantes u otras formulaciones. Son muy usados para este fín los de romero, clavo, salvia, orégano, entre otros.

• Otros poseen un efecto repelente de insectos, como la citronella, eucalipto, vetiver o cedro.

• Y algunas esencias poseen acción rubefaciente, por lo que se utilizan en cremas y aceites para masaje, por ejemplo el aceite esencial de romero y de bayas de enebro.

Ingredientes fitocosméticos para diferentes tipos de piel

Sí, existen determinados ingredientes fitocosméticos que, dependiendo de sus propiedades, son más efectivos en pieles grasas, secas o mixtas.

PIELES GRASAS

En el caso de las pieles grasas se suele recomendar el té verde, el aceite de árbol de té y otros activos como la niacinamida, gracias a sus propiedades reguladoras y antibacterianas que ayudan a controlar el exceso de sebo en casos de sobreproducción de grasa en la piel.

PIELES SECAS

Por otro lado, para el tratamiento de la piel seca lo más recomendable será buscar ingredientes nutritivos como manteca de karité, aceite de coco o aceite de jojoba, tres emolientes que calman las consecuencias de la piel deshidratada y, además, la nutren.

PIELES MIXTAS

La piel mixta, conocida por presentar características tanto de la piel seca como de la piel grasa,  debe tratarse con ingredientes capaces de hidratar a la par que regulan la producción de sebo. Para ello el aloe vera o el aceite de jojoba, por su similitud con el sebo natural de la piel, pueden equilibrar la hidratación de la piel sin obstruir los poros. 

Ingredientes fitocosméticos para diferentes problemas de la piel

✘ IRRITACIÓN

Afecciones cutáneas como la sequedad o la irritación pueden verse aliviadas gracias al aloe vera reconocido por sus propiedades calmantes y antiinflamatorias.

Otros ingredientes como la camomila, el aceite de jojoba o la centella asiática también pueden mejorar los efectos y molestias que puede provocar la deshidratación de la piel.

✘ ENROJECIMIENTO

Por otro lado, reacciones como el enrojecimiento de la piel que pueden padecer personas con dermatitis atópica, se pueden tratar con ingredientes calmantes como la manzanilla o la cúrcuma, este último muy efectivo gracias a su alto contenido en curcumina, su principal activo y responsable de sus propiedades medicinales y calmantes.

✘ ENVEJECIMIENTO DE LA DERMIS

Uno de los ingredientes más preciados para nosotros es el Crocus chrysanthus, un extracto obtenido del bulbo del azafrán, gran promotor de la comunicación celular ya que estimula los factores de crecimiento y desempeña dos acciones fundamentales para cubrir la regeneración y la prevención del envejecimiento: aumenta la producción de moléculas mensajeras y estimula la actividad de los fibroblastos.

También el resveratrol, presente en la piel de las uvas, se trata de un antioxidante natural con una potente acción energizante que favorece la regeneración celular y la disminución de la apariencia de las arrugas y líneas de expresión.

El aceite de jojoba o el aceite de coco también pueden ayudar a prevenir el envejecimiento cutáneo al tratarse de dos compuestos que proporcionan una hidratación intensiva dejando la piel con un aspecto más lleno y suave.

Riesgos y contraindicaciones de usar fitocosmética

Los principales riesgos asociados al uso de fitocosméticos pueden ser las alergias a cosméticos, de las cuales las sustancias naturales no se salvan.

Los ingredientes vegetales que pueden causar alergias son sobre todo los aceites esenciales que los fitocosméticos pueden llevar incorporados como perfume o como activos.