DIETA ALCALINA: ¿beneficiosa o no?

dieta alcalina
dieta alcalina

Durante los últimos años, la dieta alcalina se ha hecho popular porque han sido muchas las celebrities las que han presumido de ella en sus redes sociales. Victoria Beckam, Jenifer Aniston, Gwyneth Paltrow, y un largo etc, no solo de famosas, sino de profesionales quienes han hablado de este régimen alimenticio. Pero, como es un tema controvertido, desde Expertos en Estética, hemos querido contar con Almudena Ynclan, que nos da su opinión como Directora Médica de la Clínica Estibel de Madrid y también nos cuenta qué alimentos nos ayudan a mantener la salud de nuestra piel, uñas y pelo, que son indicadores de la falta de nutrientes en el organismo.

¿Qué pretende la dieta alcalina?

Con la dieta alcalina se pretende perder peso, desintoxicar el organismo y prevenir enfermedades informa la directora, a lo que añade que “los defensores de esta dieta la proponen como un estilo de vida para mejorar la salud y prevenir enfermedades”.

Esta dieta se basa en la teoría de que las enfermedades se desarrollan en un medio ácido, con lo cual si convertimos ese medio en alcalino conseguimos prevenirlas. Promueve el consumo de un 80% de alimentos alcalinos y un 20% alimentos ácidos.

Para los que no entienden qué significa realmente “alcalinizar”, Ynclan lo define como “cambiar el PH del organismo a uno alcalino, es decir aumentar el pH”.

Para ello hay que tener en cuenta que el pH varía de 0 a 14.

  • De 0 a 6 es ácido.
  • 7 es un Ph neutro.
  • A partir de 8 es alcalino.

Dieta Alcalina ¿mito o realidad?

Esta dieta cuenta con fundamento científico: FALSO

En este punto, la directora de la clínica Estible no se muestra titubeante con respecto a la dieta alcalina: “No tiene ningún fundamento científico, no hay ninguna evidencia de que un cuerpo alcalino sea sinónimo de salud”.

Y, es que, como ella misma explica, tampoco hay criterio científico de que los alimentos sean ácidos o alcalinos ni que produzcan acidificación ni alcalinización. Por otro lado, el pH del cuerpo no es igual en todo el organismo, sino que varía en función del órgano y los fluidos.  “Por ejemplo en la piel el pH es entre 4 y 6,5; en la orina, entre 4,6-8 y en la sangre entre 7,35-7,45. Con lo cual no podemos alcalinizar el organismo porque no hay un pH único”.

El cuerpo tiene sus propios mecanismos para regular el Ph: a través de los riñones, la respiración, etc con los que se logra el equilibrio acido-base.

Las enfermedades se desarrollan en un medio ácido: FALSO

Un pH alterado es “la consecuencia, no la causa de una enfermedad” aclara Ynclan.

La dieta tiene beneficios: VERDAD

Es una dieta que “si se hace bien y está controlada no tiene por qué ser perjudicial” ya que, al final, esta dieta apuesta por un alto consumo de vegetales, con lo que se convierte en una dieta poco calórica y saludable.

No obstante, el problema radica en que al eliminar ciertos alimentos se pueden producir situaciones carenciales de determinados nutrientes que necesitarían de un aporte extra a través de fármacos o complementos alimentarios.

En opinión de la experta, “el único beneficio de esta dieta es el hecho de favorecer el consumo de frutas y verduras”.

Podemos cambiar el pH de nuestro cuerpo: FALSO

En cuanto al pH, ya ha quedado claro que no lo podemos cambiar por medio de lo que ingerimos, ya que “es nuestro organismo el que se encarga de regularlo” insiste Almudena Ynclan. Además, tampoco encuentra evidencia científica que “respalde que alcalinizar el organismo es sinónimo de salud y que cure enfermedades”.

¿Cuál es la mejor dieta para nuestra piel y pelo?

El estado de la piel y el cabello son indicadores de la falta de nutrientes en el organismo. Y, por eso, para tener una piel y un pelo bonito es imprescindible llevar una dieta sana, equilibrada y completa.

Se deben evitar los tóxicos y los alimentos que roben vitaminas y minerales necesarios para la renovación celular como lácteos, harinas y azucares refinados, grasas trasformadas o alimentos procesados.

Por otro lado, “los elementos que no deberían faltar en la dieta son los antioxidantes, las vitaminas, los minerales, el omega 3, zinc, la biotina, los betacarotenos y el selenio” cuenta Ynclan.

Alimentos que añadir en la dieta

Hay una serie de alimentos imprescindibles que deberían formar parte de una dieta para tener una piel y un cabello sano:

Salmón. Forma parte de los pescados azules. Aporta Omega 3 que ayuda a dar fuerza al cabello e hidratar la piel.

Vegetales de hoja verde. Son una excelente fuente de vitaminas A,B  y zinc necesarios para regenerar y mantener la piel.

Legumbres. Son ricas en Hierro, proteínas y biotina. Fortalecen el cabello y las uñas.

Cereales integrales, como la avena, trigo y arroz. Contienen antioxidantes que evitan el daño en la piel y previenen el envejecimiento.

Nueces. Tienen Omega3 que ayuda a la salud del cabello. También contienen selenio que es un excelente antioxidante.

Zanahorias. Son ricas en Vitamina A y antioxidantes.

Pepino. Tiene alto contenido en Vitaminas del grupo B, también Vitamina C, hierro, ácido fólico, magnesio y fosforo.

Aceite de Oliva. Es rico en vitaminas que nutren y protegen la piel.

Frutos rojos. Ricos en antocianinas, un antioxidante potente que protege la piel del envejecimiento.

Aguacate. Fuente de Vitamina E que ayuda a hidratar y curar la piel. Mantiene además el pelo y las uñas en buenas condiciones.

Chocolate, muy rico en antioxidantes.

Huevos. Fuente de proteínas y biotina mantiene uñas y pelo fuertes y saludables.

Col rizada. Principal fuente de hierro.

Quinoa. Aporta fibra, zinc, hierro y vitamina B

Cúrcuma. Previene la oxidación celular.

Y por supuesto, con lo que concluye la directora de la Clínica Estible, “agua, esencial para mantener la piel y el cabello hidratado”.

Aquí ya te hablamos sobre la dieta mediterránea y qué la hace tan especial. Y, este post si quieres saber cuáles son los mejores suplementos y vitaminas para el pelo.