Deborah Lippmann La ‘manicura-coach’ de las celebrities


Reconocida bajo calificativos tan elocuentes como la “mega manicurista”, y valorada como “una de las mejores manicuristas del país”, Deborah Lippmann se ha convertido, sin duda, en el auténtico secreto de belleza de un amplio elenco de celebrities que lucen, orgullosas, unas uñas impecables con los colores más de moda. Un éxito cuyo origen se fraguó casi por casualidad y que ahora dirige los destinos de las mujeres más famosas del planeta.
Seguro que su nombre te suena. Y posiblemente lo haga, además, asociado a la imagen de celebridades de la talla de Madonna, Lady Gaga, Cher o Halle Berry, entre otras muchas. Deborah Lippmann se ha convertido en la manicurista de referencia para un selecto elenco de personalidades del ámbito de la moda, la música, la política o el cine que se disputan una cita en su apretada agenda. Una admirable carrera hacia el éxito que se ha ido consolidando gracias al esfuerzo y al espíritu emprendedor de una mujer entregada a su profesión.

Amplio bagaje
Altas dosis de trabajo, espíritu emprendedor, deseos de aprender, maestría y una encomiable capacidad para detectar las oportunidades y apostar por ellas. Estos deben ser algunos de los ingredientes que han situado a Deborah Lippmann, y su línea de productos, como referente indiscutible del sector. Al menos eso sugiere el currículo de esta apasionante mujer cuya auténtica vocación, antes de entrar en contacto con el mundo de la belleza, era la música.
Basta realizar un rápido recorrido por el historial profesional de Lippmann para darnos una idea de en qué lugar se halla actualmente. Como apuntábamos antes, será fácil descubrir nombres tales como Angelina Jolie, Renée Zellweger, Mary J Blige, Ellen DeGeneres, Sarah Jessica Parker, Giselle Bundchen, Cher, el mismísimo George Clooney, Halle Berry y un sinfín de rostros populares más que incrementan diariamente su lista de clientes.
Asimismo, ocupan un lugar destacado sus colaboraciones en las revistas más prestigiosas dentro del mundo de la moda. Figuran en este apartado publicaciones de la talla de Vogue (en sus ediciones de Estado Unidos, Francia, Italia, Japón…), Elle, In Style, W, Allure o Vanity Fair, entre otras. Y hoy es protagonista en “Expertos en Estética”.
Otra de las facetas en las que Lippmann trabaja es en la creación de looks especiales para la presentación, en las mejores pasarelas del mundo, de las nuevas colecciones de modistos como Versace, Valentino, Balenciaga, Donna Karan, Zac Posen, etc. Así como en las campañas publicitarias que se llevan a cabo después.
 
Apuesta empresarial
Junto con su reconocida labor en el cuidado y decoración de manos y uñas, Lippmann da un paso más en su trayectoria empresarial al crear su propia marca de laca de uñas, a la que bautiza con su nombre.
Inicialmente, crea una línea de 45 colores denominados “clásicos” a los que se van sumando toda una serie de tonos de fantasía que se renuevan, temporada tras temporada, según los dictámenes de la moda. Basándose en altos estándares de calidad, Deborah Lippmann se ratifica como la laca de uñas por excelencia para conocidos rostros del ‘Star System’, además de colaborar para prestigiosas firmas de moda.
Tal es la vinculación de esta experta con sus clientes VIP que ha contado con la colaboración de algunas de ellas para crear varios de sus colores más atractivos. Sarah Jessica Parker, por ejemplo, participó en la elaboración del denominado Sarah Smile, uno de los colores más vendidos. Del mismo modo, Renée Zellweger, Cher o Lady Gaga han contribuido al alumbramiento de esmaltes de colores exclusivos que traspasan fronteras y pueden admirarse en manos de personalidades públicas y mujeres anónimas que sucumben a su encanto.
En España, por ejemplo, emular a estas mujeres es sencillo, sólo hay que dejarse llevar por Deborah Lippmann.

 
Alma de jazz
 
Deborah Lippmann, licenciada en música, comenzó a trabajar como manicurista con el objetivo de obtener algunos ingresos para proseguir su carrera como cantante de jazz. Sin embargo, poco tardó en descubrir su talento para las uñas y, tras trabajar en uno de los salones más prestigiosos de Nueva York, su carrera despegó atrayendo a una selecta clientela y ocupando las páginas de las más prestigiosas revistas de moda.
 
No obstante, y pese a su dedicación a este área de trabajo, Deborah no abandona su otra pasión y cuenta ya con dos álbumes en el mercado: Nightingale, su álbum debut, y Vinyl, el último trabajo publicado hasta la fecha.
 
 
Paleta de color
 
Posiblemente uno de los aspectos que más llama la atención en las lacas de uñas Deborah Lippmann es su exclusiva paleta de color. En muchos casos, los tonos de su colección nacen fruto de la creatividad de Deborah unida a la inspiración de muchas estrellas del ámbito de la moda y del cine.
 
En este sentido, la propia Lippmann explica la necesidad de crear nuevos colores y tonos con el objetivo de cumplir con la exigencia de lo que sus exclusivos clientes esperan. Se trata, asegura la manicurista, de “tonos que sean tan elegantes como chic, de fácil aplicación y que se puedan lucir durante mucho tiempo simplemente porque siguen estando en la vanguardia de la última tendencia de moda”.
 
Al margen del color, cabe realizar una mención especial a la formulación de unas lacas cuyos ingredientes actúan beneficiosamente sobre la salud de la uña. En ellas encontramos sustancias tales como la resina oleosa de Okume, producto natural de excelentes propiedades, la biotina, que actúa como regenerador celular, y el té verde, con propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, antisépticas y cicatrizantes.
 
En España Deborah Lippmann se encuentra en exclusiva en JC Apotecari, www.jcapotecari.com