Todo lo que debes saber para cuidar tu CUTIS

Cómo Cuidar El Cutis
consejos para cuidar el cutis

Queremos hablar del cutis, de cómo cuidarlo y mantenerlo nutrido e hidratado, teniendo siempre en cuenta el tipo de piel que tenemos, las diferencias de la piel del cuerpo con la de la cara y, además, te traemos consejos para cuidarlo a diario y cómo identificar si lo tenemos seco, mixto o graso.

Qué es el cutis

La RAE define el cutis como «piel que cubre el cuerpo humano, principalmente la del rostro». Es un sinónimo de «piel del rostro».

Diferencias entre el cutis y la piel del cuerpo

Grosor.

La piel de la cara es más delgada que la piel del cuerpo y esto se debe a que la epidermis facial es más fina, lo que significa que es más susceptible a daños externos y puede mostrar signos de envejecimiento más rápidamente (arrugas, patas de gallo, fotoenvejecimiento…)

Glándulas sebáceas y lípidos.

El cutis acumula más glándulas sebáceas y más lípidos, lo que hace que sea una piel con tendencia más grasa que la piel del cuerpo. Por eso, el acné es más propenso en esta zona (aunque también existe el acné corporal). Además, el uso de prendas constantes hace que la piel del cuerpo se reseque con mayor facilidad.

Exposición al sol.

La piel del rostro está más expuesta al sol, por lo que sufrirá sus efectos más rápidamente. De aquí la importancia del protector solar diario.

Sensibilidad.

El cutis tiene mayor sensibilidad a los agentes externos porque, como explicábamos, tiene una capa externa más fina: puede reaccionar más fácilmente a los cambios en el clima, productos para el cuidado de la piel y otros factores externos

Capas de la piel de la cara

① EPIDERMIS

• La epidermis es la capa externa de la piel y actúa como una barrera protectora contra el entorno.

• Contiene células muertas en la superficie llamadas queratinocitos y melanocitos que producen melanina, el pigmento responsable del color de la piel.

② DERMIS

• La dermis se encuentra debajo de la epidermis y se conforma de vasos sanguíneos, folículos pilosos, glándulas sebáceas y glándulas sudoríparas.

• Es la capa que proporciona elasticidad y firmeza a la piel debido a la presencia de colágeno y elastina.

③ HIPODERMIS O TEJIDO SUBCUTÁNEO

• Es la capa más profunda de la piel y se compone principalmente de tejido adiposo (grasa) y conectivo.

• La hipodermis actúa como aislante térmico y provee de energía al cuerpo.

• Gracias a la hipodermis, absorbemos los impactos y se mantiene la temperatura corporal.

Tipos de cutis

PIEL SECA

Las pieles secas carecen de los lípidos necesarios para retener la humedad y formar la barrera protectora esencial contra las agresiones ambientales. Se manifiestan con una sensación áspera y escamosa, a menudo acompañada de picor y tirantez, y pueden mostrar líneas o grietas.

¿Cómo identificar la piel seca?

• Sensación áspera y tirante en la piel.

• Presencia de escamas o descamación.

• Picazón o irritación cutánea.

• Piel que se siente tirante después de la limpieza.

• Tendencia a desarrollar líneas finas o grietas.

• Mayor sensibilidad ante productos cosméticos.

✿✿ PIEL MIXTA

Se distingue por presentar una zona T grasa, que abarca la frente, la nariz y la barbilla, y una piel que puede ser normal a seca, e incluso mostrar descamación, en el resto del rostro.

¿Cómo identificar la piel mixta?

• Zonas brillantes en la frente, nariz y barbilla (zona T)

• Poros dilatados en la zona T.

• Sensación de sequedad en las mejillas o en otras áreas específicas.

• Granos o puntos negros en la zona T.

• Combinación de síntomas de piel seca y grasa en diferentes momentos.

✿✿✿ PIEL GRASA

La piel grasa se distingue por presentar niveles más elevados de sebo en comparación con otros tipos de piel, lo que la hace más propensa a experimentar las etapas iniciales de acumulación y obstrucción.

¿Cómo identificar la piel grasa?

• Brillo en la frente y la nariz.

• Poros abiertos con dilatación notable.

• Mayor grosor de la piel.

• Presencia de una capa oleosa sobre el cutis.

Cuero cabelludo con una mayor tendencia a la grasa y sensación pegajosa

7 consejos para cuidar tu cutis

Limpieza diaria: debemos lavar el rostro dos veces (mañana y noche) al día con un limpiador facial para eliminar impurezas y mantener los poros limpios. Y siempre teniendo en cuenta el tipo de piel que tenemos.

Hidratación constante: aplica una crema hidratante adecuada para tu tipo de piel para mantenerla suave y evitar la sequedad.

Protección solar: usa protector solar diariamente (y siempre es siempre) para prevenir el daño causado por los rayos UV y prevenir el envejecimiento prematuro.

Dieta equilibrada: consume alimentos ricos en antioxidantes, vitaminas y minerales para promover la salud de la piel desde adentro.

Evitar tocar el rostro: minimiza el contacto con las manos para prevenir la transferencia de bacterias y reducir la posibilidad de brotes.

Exfoliación regular: realiza exfoliaciones suaves para eliminar las células muertas y promover la renovación celular una vez a la semana.

Uso moderado de maquillaje: si usas maquillaje, elige productos no comedogénicos y asegúrate de retirarlo completamente antes de dormir.