Todos los cuidados de la piel en invierno para que no sufra

Cuidados De La Piel En Invierno
cuidados de la piel en invierno

Durante el invierno, al exponer la piel a agresiones externas como las bajas temperaturas, el viento, la lluvia o el exceso de calefacción, la piel se reseca y descama al igual que perdemos luminosidad y suavidad.

“Esto se debe a que los capilares de la piel se contraen evitando que lleguen nutrientes y oxígeno a las células haciendo que la dermis se vea mucho menos viva” nos cuenta Silvia Giralt, esteticista fundadora del centro médico estético Silvia Giralt. Además, el frio y la sequedad provocan que haya una menor producción de sebo en la piel por lo que la protección natural que esta ofrece se pierde.

7 datos y cuidados de la piel en invierno para implementar en la rutina

➀ Todos los tipos de piel sufren, pero sobre todo, las secas.

Dependiendo de las características de cada tipo piel, el frío es más agresivo con unas que con otras. Como indica Giralt “las pieles secas, finas, sensibles y atópicas sufren más y tienden a presentar rojeces y erupciones”, mientras que las pieles grasas suelen padecer menos consecuencias por las bajas temperaturas ya que cuentan con mayor protección gracias a la película defensora que crea la grasa.

No obstante, Luz Marina Lopera , directora general de reveel by Medskin Solutions en España, recuerda que “tanto la piel seca como la grasa pueden sufrir de deshidratación”, por lo que todos los tipos de piel deben intensificar la hidratación cuando bajan las temperaturas. 

➁ Es recomendable cambiar la rutina de limpieza por una en dos pasos

Iván Lorenzo – farmacéutico y director científico de Olyan farma, aconseja cambiar la rutina de limpieza facial durante el invierno por una limpieza suave en dos pasos:

∘ Primer paso: un oleoso en formato leche desmaquillante para remover toda la suciedad adherida a la grasa natural

∘ Segundo paso: un acuoso sin detergentes fuertes para evitar resecar la piel, donde se limpia la piel en profundidad. En este caso el enjuague final deberá ser con agua no muy caliente para evita sensibilizar la piel del rostro.

A continuación, dependiendo del tipo de piel, utilizaremos:

∘ Una crema hidratante y nutritiva con una textura adecuada para cada tipo de piel, más untuosa en pieles secas y deshidratadas y más ligera en pieles grasas,.

∘ Terminaremos con un factor solar adecuado, ya que la radiación UV no entiende de estacionalidad.

Este último paso es indispensable, pero “si sufrimos melasma o cualquier tipo de pigmentación aún se hace más indispensable” añade el farmacéutico.

➂ No olvidemos intensificar la hidratación

Lo recomendable es utilizar productos con fórmulas que se adapten a cada tipo de piel y sus necesidades, con ingredientes y activos que aporten beneficios a la dermis.

‣ En Reveel recomiendan el uso de “spray de colágeno nativo, que gracias a su exclusivo método de fabricación garantiza una alta efectividad; proporciona un efecto inmediato de hidratación y recupera la barrera de hidratación de la piel”.

‣ En el centro médico Silvia Giralt apuestan por “una fórmula suave con pH neutro, aloe vera y aceites naturales como el de jojoba, aguacate u oliva que dejan la piel completamente hidratada, sedosa y flexible”.

➃ Busca cosméticos con ingredientes específicos para bajas temperaturas

Durante esta época del año necesitamos cosméticos que tengan ingredientes con un gran poder hidratante y regenerante que nos ayuden a combatir los efectos del frío para que nuestra piel luzca saludable, luminosa y suave.

Ácido hialurónico, glicerina o propilenglicol son algunos activos humectantes que van a evitar que la piel se deshidrate.

Lanolina, silicona o la manteca de karité sirven de barrera para impedir la deshidratación.

✪ Por la noche habría que aplicar sérums con vitamina C y E, así como una crema emoliente y rica en ácidos grasos ayudara a restablecer el equilibrio cutáneo durante la noche.

✪ El aloe vera, es un activo que ayuda a que la piel tenga los nutrientes suficientes para enfrentarse a las consecuencias de las bajas temperaturas a la vez que mantiene la dermis nutrida, hidratada y protegida.

✪ El pantenol también es un ingrediente que ha demostrado una gran capacidad para mejorar la función de la barra cutánea.

“A los cuidados con productos para cuidar la piel a nivel tópico, es recomendable intensificar la ingesta de líquidos, así como complementar la dieta con un buen nutricosmético” aporta Luz Marina.

➄ Debemos evitar los limpiadores muy fuertes

“Habría que evitar surfactantes fuertes en los limpiadores al igual que perfumes o alcohol” aconseja Lorenzo .

Y, es que, existen varios aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de cuidar la piel durante el invierno como limpiarla en exceso y utilizando limpiadores muy potentes que pueden debilitar la barrera cutánea y exponer la dermis a las agresiones externas.

Se ha demostrado que la epidermis ante el frío reacciona generando más lípidos, que son los que constituyen la barrera que nos cubre de las inclemencias del clima, por lo que una piel seca puede tener una sensación grasa y una grasa verse potenciada, por eso puede pensarse que si disminuimos la hidratación y utilizamos un limpiador fuerte mejoraremos el estado de nuestra piel, pero provocaremos todo lo contrario, ya que debilitaremos la barrera protectora y dejando nuestra piel más expuesta, siendo más propensa a la irritación.

➅ No excedernos con las cremas

Otro error común que debemos evitar y en el que coinciden los tres profesionales es el de emplear cremas hidratantes más pesadas o aplicar un exceso de las mismas para mantener hidratada la piel cuando lo ideal es utilizar cosméticos con ingredientes que retengan el agua.

➆ La rosácea y el acné pueden brotar si no cuidamos bien la piel

• Patologías crónicas: El director científico de Olyan Farma nos cuenta que en casos donde la piel ya sufre una patología crónica, como puede ser la rosácea, “si no establecemos una correcta rutina de cuidados faciales con productos adecuados para el tipo de piel se puede generar un brote”.

En estos casos también es muy importante establecer una correcta alimentación y hacer del dicho “somos lo que comemos” un mantra para el cuidado de nuestra piel.

• En piel grasa: En casos donde la piel es grasa, tenemos que entender que también es necesario un aporte de hidratación extra en esta época del año, si no realizamos un cuidado adecuado podemos dejar nuestra piel débil y expuesta, lo que puede provocar una desestabilización de la barrera cutánea, un debilitamiento de las defensas y ser más propensos a irritaciones, y por consiguiente a un brote de acné.

En pieles secas, tenemos que utilizar hidratantes, pero si no aportamos un renovador nocturno a base de AHA para retirar las células viejas, la capacidad de absorción de la piel se puede ver limitada y, por más que apliquemos activos, los efectos se van a ver disminuidos, debilitando poco a poco la barrera cutánea. Esto conlleva dejar la piel expuesta a sufrir irritaciones, al mismo tiempo que se verá cada vez menos luminosa al no recibir los nutrientes necesarios.

El mejor tratamiento facial en invierno

11 consejos para hidratar el cabello