CREMA HIDRATANTE, una para cada tipo de piel

Crema Hidratante
crema hidratante

La base de cualquier rutina facial comienza en un buen gel limpiador y una crema hidratante de calidad y específica para nuestra piel. La importancia de conocer bien nuestro tipo de piel y elegir los cosméticos específicos a ella recae en que, por ejemplo, “al aplicar a una piel grasa una crema hidratante indicada para pieles secas, puede producir un efecto negativo, ya que los ingredientes no son los indicados para tratar este tipo de dermis y puede producir acné” comenta Nuria Aluart, fundadora de la tienda online de cosméticos de autor mumona.com

Hablamos con varias profesionales para resolver todas las dudas sobre este tipo de cremas, cuál escoger, qué ingredientes buscar y qué errores evitar al aplicarla.

¿Qué es una crema hidratante?

Las cremas hidratantes “cuentan con fórmulas e ingredientes activos específicos que retienen el agua en el interior de las células de la piel, restaurando su función barrera, para que se mantenga hidratada, y por lo tanto equilibrada y sana” indica Ana Sacristán Palos, directora de formación Vagheggi España.

Tipos de crema hidratante

Aluart nos explica que existen diferentes formas en las que actúa la crema hidratante:

• Puede ser oclusiva, de esta manera, la crema crea una película sobre la piel evitando que el agua se evapore.

• Otra opción es que sea humectante, de esta manera se caracteriza por aportar y retener el agua de la piel ayudando así a su hidratación.

• Y, por último, puede ser emoliente, es decir, rellena los huecos entre células que causa la falta de aceite.

¿Qué ingredientes contienen las cremas hidratantes?

A la hora de escoger una crema debemos fijarnos en sus ingredientes, ya que cada crema cuenta con diferentes activos que logran que la fórmula del producto se adecue a cada tipo de piel.

▹ Por ejemplo, ingredientes como el cuateteco, también conocido como árnica, que estimula mecanismos endógenos de las células epidérmicas para normalizar su hidratación.

▹ La glicerina es un alcohol líquido con textura viscosa con gran poder humectante, ideal para pieles secas.

▹ La urea, por su parte, tiene una gran capacidad para retener el agua.

▹ El ácido láctico es una buena opción para hidratar, aporta luminosidad a la piel además de nutrirla.

▹ Por último, otro de los ingredientes más populares es el ácido hialurónico, un carbohidrato con gran capacidad para retener el agua y que, además, encontramos de forma natural en la piel.

Para posponer la aparición de manchas y arrugas el mejor aliado es la fotoprotección. Para mantener una piel luminosa y jugosa el mejor aliado es la doble limpieza y los antioxidantes y para mantener las arrugas y la flacidez lejos, el retinol.

Crema hidratante para cada tipo de piel

Como se viene diciendo, lo más importantes es conocer la necesidad o carencia de cada uno de estos tipos de pieles.

● Crema hidratante para piel grasa

Explica la experta de Vagheggi que en el caso de las pieles grasas “nos encontramos una alteración en la glándula sebácea”, motivada por diferentes factores externos, como el clima y la contaminación, o internos, como las alteraciones genéticas u hormonales. Por ello, para este tipo de piel se necesitan activos que reequilibren la secreción sebácea y homogenice su superficie.

Es decir, las pieles grasas tienen un exceso de sebo y tienden a desarrollar acné, por lo que es importante aplicar hidratantes con efecto seborregulador y permitan la microexfoliación a través de bases ligeras, libres de grasa y altas en agua.

Para lo que la fundadora de Mumona recomienda “activos como la niacinamida o los alfa y beta hidroxiácidos que, además de hidratar, tengan acción exfoliante”.

● Crema hidratante para piel seca

Sin embargo, las pieles secas necesitan ingredientes derivados de aceites naturales y con bases oclusivas que retengan en mayor cantidad la hidratación de la piel, cuyos ingredientes sean completamente nutritivos como los aceites naturales de almendras, argán o de oliva, la urea o el ácido láctico.

“Una piel seca tiene una carencia de lípidos, por lo tanto, debemos buscar ingredientes activos nutritivos, como la manteca de karité” aconseja Sacristán.

Errores a evitar y consejos a aplicar en nuestra rutina facial

Las profesionales nos detallan lo que consideran los errores más comunes y los consejos que debemos aplicar en nuestra rutina facial.

Errores más comunes

✘ Aplicar crema que no sea específica para nuestro tipo de piel. En lo que las dos profesionales coinciden y como sentencia Aluart “el error más frecuente es escoger una hidratante que no se adapte a las necesidades de tu tipo de piel”, porque lejos de conseguir un buen resultado, podemos conseguir lo contrario, ya que estaremos dando a esta piel unos ingredientes no indicados. Si aplicamos crema para piel seca en una piel grasa, estaremos añadiendo “ingredientes que aportarán más sebo a los tejidos, y por lo tanto desequilibraremos aún más este tipo de piel” añade Sacristán.

Echar demasiada cantidad. La cantidad de producto que aplicamos también es otro error común” dice Sacristán. Para ello lo mejor será fijarnos en el estado que se encuentra nuestra piel, pero se recomienda que no sobrepasemos la cantidad que quepa en la punta del dedo. Tendemos a aplicar demasiada crema ya que pensamos que cuanto más producto apliquemos, mejor resultado tenemos y, realmente, es contraproducente.

✘ No lavar la cara. Otro error a destacar es no realizar una correcta higiene previa a la aplicación de la crema.

✘ Olvidar el cuello. “Otro error es que olvidamos muchas veces extender el producto hasta el cuello y es una zona que también necesita hidratación” insiste Aluart.

✘ Usar crema corporal para la cara. No es recomendable aplicar crema corporal en la cara ya que la piel de la cara es más fina y sensible que el resto del cuerpo, por lo que si aplicamos crema corporal, que es más densa, podemos obstruir los poros provocando una hiper producción de sebo en la cara. Por otro lado, la piel del rostro está mucho más expuesta a factores externos, por lo que necesita activos más específicos que la ayuden a protegerse, como filtros solares o antioxidantes.

Tips para la crema hidratante

Ser constantes.En el cuidado de la piel debemos ser constantes para así mantenerla fresca, llena de energía y joven” Aluart

✔ Limpiar y humedecer la cara. Antes de aplicar la crema debemos asegurarnos de que el rostro está completamente limpio y libre de agentes agresores. Igualmente, si aplicamos la crema hidratante sobre una piel previamente humedecida, lograremos que esta se absorba de una manera más óptima.

Preguntas frecuentes sobre crema hidratante

¿Cuántas veces al día debemos aplicar la crema?

La frecuencia deberá adaptarse al caso de cada piel y sus necesidades. En general la frecuencia suele ser de dos aplicaciones al día; mañana y noche, tras la limpieza de su piel.

¿En qué se diferencia una crema hidratante de una emoliente?

Aunque el objetivo de ambas es el mismo, devolver a la dermis la hidratación, las cremas emolientes cuentan con activos para tratar la flexibilidad de la piel, clamarla y nutrirla en profundidad.

¿Sérum o crema?

Explica Alurart que “el sérum se puede combinar perfectamente con la crema hidratante”. De hecho, al aplicar previamente un sérum, lograremos aprovechar todo el potencial de activos de los cosméticos que apliquemos con posterioridad, alcanzando así unos mejores resultados.

Por su parte, Sacristán añade que, en pieles jóvenes que comienzan a incorporar más productos a sus rutinas, “podemos recomendar la crema hidratante de día y por la noche la aplicación del sérum exclusivamente”.

Cómo escoger el mejor champú para pelo graso.