Crema de ROSA MOSQUETA: qué es y para qué sirve

crema de rosa mosqueta
crema de rosa mosqueta

Yaiza Bouzas, farmacéutica experta en dermofarmacia, @gutbrainskin, es la Experta que nos explica hoy todo sobre la rosa mosqueta, la planta de cuyo aceite se obtienen tantos beneficios.

La aplicación de una crema de rosa mosqueta puede prevenir el envejecimiento de la piel y regenerar las cicatrices, entre otros pros de los que hablaremos a continuación.

Qué es la Rosa Mosqueta

“La Rosa Mosqueta es un arbusto silvestre de flores rosadas de origen oriental” nos explica Bouzas. Se cultiva para la recolección de su fruto, el escaramujo, en zonas lluviosas de América y Europa.

La rosa mosqueta o rosa eglanteria se utiliza para productos cosméticos. “Cuando caen los pétalos de la flor, la planta desarrolla un fruto rojizo de forma ovalada. De sus semillas se extrae el aceite”, desarrolla la farmacéutica.

Usos en cosmética

Yaiza Bouzas atribuye al aceite de rosa mosqueta ser “un líquido rojizo lleno de nutrientes como el retinol, la vitamina C, flavonoides, taninos, betacarotenos o ácidos linolénicos, linoleicos y oleicos”. Estos tres últimos son denominados los AGE (aceites grasos esenciales), y son nutrientes necesarios en los procesos bioquímicos y fisiológicos de nuestro cuerpo.

Se pueden encontrar en el mercado todo tipo de productos formulados con aceite de rosa mosqueta, desde hidratantes corporales, crema de rosa mosqueta facial, labiales… hasta geles y aceites.

La elección de uno u otro producto dependerá de las necesidades específicas de cada tipo de piel, y el objetivo que quiera alcanzarse con su aplicación.

Beneficios de la crema de rosa mosqueta

  • Es un potente reparador de la piel.
  • Promueve la formación de colágeno.
  • Tiene un alto poder antioxidante.
  • Posee capacidad calmante e hidratante.
  • Hidrata el cabello y las uñas. [Aquí te contamos cómo recuperar el pelo seco]
  • Homogeniza el tono de la piel al eliminar las manchas.
  • Atenúa el fotoenvejecimiento.
  • Trata las arrugas de expresión.

No obstante, su uso más frecuente y por el que el aceite de rosa mosqueta es más conocido es por ser capaz de “hacer más flexible la dermis, creando una permeabilidad sobre ella y facilitando la recuperación de las cicatrices” determina Yaiza. Esta característica es lo que hace que la crema de rosa mosqueta sea tan popular para ayudar a la regeneración de cicatrices.

No te pierdas este reportaje en el que tres profesionales nos cuentan cómo acabar con las estrías.

Cómo introducir la crema de rosa mosqueta en la rutina diaria

Aunque Bouzas no recomienda “mezclar los aceites entre las fórmulas cosméticas”, si se quiere incorporar en la rutina, debe ser uno de los últimos pasos “ya que su viscosidad siempre va a ser elevada”. Si se aplicase en los primeros pasos, impediría la correcta absorción del resto de activos que se aplicasen posteriormente.

La experta insiste en utilizarlo cada 12h; es decir, día y noche, durante todo el tiempo que se pueda. Ya sabemos que uno de los componentes más importantes en el cuidado de la piel, cuando quieren obtenerse resultados, es la constancia.

Y, para aplicarlo de la manera correcta, tal y como nos cuenta, “lo ideal es depositar unas gotas en la palma de la mano y siempre que sea posible aplicar haciendo un suave masaje con la yema de los dedos hasta su absorción”, masaje que debería durar de dos a tres minutos.

Se debe tener claro también que no debe aplicarse ni en los ojos ni en las zonas de mucosas (boca, genitales…).

En cuanto a las contraindicaciones, en principio no deberían existir si se utiliza adecuadamente; “aunque en exceso, todo puede ser perjudicial”, concluye @gutbrainskin.

Para profundizar más sobre este tema, te dejamos este reportaje sobre aceites y aromaterapia con el que se resolverán todas tus dudas.

Rosa Mosqueta y tipos de pieles

Las pieles sensibles, con cicatrices o marcas, pieles envejecidas o secas/desnutridas mayoritariamente se van a ver muy beneficiadas con el uso de este aceite.

¿Y las pieles grasas o con acné?

Es un aceite que no tiene un nivel de comedogenicidad alto, esta entre 0 y 1, pero habría que saber introducirlo en la rutina de manera adecuada” afirma la farmacéutica.

El nivel de comedogenicidad es el potencial que tiene una sustancia para formar comedones. Cuanto más bajo sea el nivel, menos probable será que el producto obstruya los poros, causando acné o puntos negros. Al tener la rosa mosqueta un nivel de comedogenicidad bajo, no estaría contraindicado en pieles grasas o con tendencia acneica, y podría incluso resultar beneficioso para regenerar las marquitas que quedan tras el acné.

Sin embargo, una crema de rosa mosqueta puede estar formulada con otros compuestos además del aceite puro, por lo que se debe tener precaución y conocer bien su formulación antes de aplicarla. Por eso, tanto para pieles grasas como pieles con acné, lo recomendable es acudir al dermatólogo y dejarse asesorar por él, ya que no en todos los casos tendrá los mismos efectos.

Cremas caseras con aceite de rosa mosqueta

Como ya hemos comentado en varias ocasiones, en la mayoría de los casos la cosmética casera no es la mejor de las ideas.

Habitualmente en las cremas caseras se incluyen productos como frutas o aceites que, si bien pueden tener algunos compuestos beneficiosos, dichos compuestos no se encuentran aislados, sino con muchísimos otros cuyos efectos pueden resultar incluso perjudiciales. Especialmente en el caso de emplear comida para su elaboración, la cual puede dar origen a las más diversas reacciones.

Otro de los motivos por lo que no se aconseja realizar estos experimentos en casa, es que los compuestos no son debidamente vehiculizados (como sí que ocurre en los cosméticos ya elaborados) lo que causa que, probablemente, no se absorban correctamente.

Conclusiones

Podemos concluir, sobre la rosa mosqueta:

✔ Su aceite posee múltiples beneficios para la piel, destacando por encima de todos ellos la regeneración de la piel y recuperación de cicatrices

Se benefician principalmente las pieles sensibles, con cicatrices o marcas, pieles envejecidas o secas/desnutridas, pero también puede ser útil en pieles grasas o con tendencia acneica, siempre que se escoja la crema de rosa mosqueta con la formulación más adecuada en cada caso.

Lo más recomendable es aplicarlo mañana y noche y ser constantes para obtener todos sus beneficios en la piel.

Por su elevada viscosidad, aplicar como uno de los últimos pasos en la rutina.