Contra la grasa y el volumen: lipolaser. Contesta nuestras preguntas Ana Teresa Gutiérrez García, Formadora técnico de Laserluz Technology


La aparatología lipoláser triunfa en los centros de estética. Método seguro contra la grasa y la reducción de centímetros de más, Ana Teresa Gutiérrez García, Formadora técnico de Laserluz Technology, nos descubre algunos de sus secretos y muchas de sus ventajas.
¿A qué se debe la gran repercusión mediática de esta nueva aparatología denominada de forma genérica como lipoláser?
La repercusión mediática que el lipoláser ejerce es debida a la gran cantidad de ventajas que esta técnica ofrece tanto a la esteticista como al paciente final. En primer lugar, y lo más importante, es la efectividad de los tratamientos consiguiendo grandes resultados en corto espacio de tiempo. En segundo lugar, para la esteticista es una técnica cómoda de aplicar ya que se trabaja en modo “manos libres”. Por último, para los clientes se trata de una técnica indolora, con nulas contraindicaciones, saludable y muy rápida de aplicar (10 minutos por zona y sesión, en el caso de Liberten Lipoláser).
¿Es esta técnica realmente efectiva contra la grasa? ¿La deshace de modo inmediato?
Liberten Lipoláser es muy efectivo ya que usa una nueva técnica patentada que permite el vaciado del adipocito, debido a la sinergia de estímulo metabólico reductor del láser y la permeabilidad generada por las corrientes polares. Pero para conseguir resultados óptimos debemos orientar bien a los clientes que deseen realizarse el tratamiento en función del objetivo que busquen, ya que Liberten se debe aplicar especialmente en las cartucheras, el abdomen, los glúteos y la cintura, pues los mejores resultados se obtienen en grasas blandas y superficiales a nivel de grasa blanca.
¿Cuál sería el plan ideal a seguir a la hora de llevar a cabo un tratamiento de lipoláser para reducir la silueta?
En el caso concreto de Liberten Lipoláser se aplicará una vez a la semana, hasta un máximo de 30 minutos (cada zona se trabaja 10 minutos). El número de sesiones recomendado será entre 8 y 12 en función del paciente y de los resultados que busquemos. Para optimizar los resultados podemos combinar con presoterapia o plataforma vibratoria tras las sesiones y en el caso de haber nódulos compactos sería recomendable antes ablandarlos con cavitación o endermología, por ejemplo.
Por otro lado, siempre es necesario y beneficioso para el tratamiento un alto consumo de agua (al menos dos litros diarios), ejercicio aeróbico moderado (de media o una hora de duración al día) y una dieta baja en grasas y baja en alimentos que produzcan retención. Además, se pueden utilizar productos cosméticos específicos para mejorar los resultados. Por supuesto, a posteriori, es obligado ser constante en los tratamientos y en los hábitos saludables adquiridos.
¿El lipoláser también reafirma, o sólo adelgaza?
Además del efecto de reducción de grasa, también reafirma, debido al sistema de corrientes polares que Liberten Lipoláser tiene incorporado, pues produce un efecto de tensado en los tejidos tratados.
¿Se trata de una tecnología excesivamente cara para la esteticista? ¿En qué tiempo se amortiza?
Nuestro equipo se amortiza rápidamente ya que, al tratarse de la última innovación en estética, la demanda es creciente. La clientela que se consigue es fiel al tratamiento, debido a su eficacia y falta de riesgos. En menos de un año el equipo puede estar totalmente amortizado.
¿Dispone de cifras y datos que avalen sus resultados?
Según los estudios médicos realizados a una muestra de 150 personas con nuestra técnica patentada, Liberten Lipoláser (sin combinar con dietas ni ejercicio) ha conseguido una reducción media de más de 2 cm por zona, tras someter a los voluntarios a 5 sesiones de tratamiento.
¿Qué observaciones hemos de tener en cuenta a la hora de decidirnos por la compra de una aparato de laserlipólisis?
Hay que diferenciar entre lipoláser y laserlipólisis, ya que la laserlipólisis es un tratamiento quirúrgico que destruye el tejido graso, y la técnica Lipoláser de Liberten es natural y no daña los adipocitos, al contrario, mejora el tono y la función metabólica del tejido graso. Después del tratamiento sinérgico del láser frío y las corrientes polares, el tejido “recuerda” y se mantiene en forma.
Lo más importante de cara a elegir un equipo lipoláser son las características técnicas de la máquina:
1.- Los diodos láser deben ser de lo más cercano a 640 nm que es la longitud de onda en la que el estímulo metabólico de vaciado del adipocito es máximo en tejido graso.
2.- Diodos de potencia controlada de 30 mw de emisión óptica (no confundir con potencia consumida, ya que mucha potencia consumida no significa que emita más). Hay muchos equipos que usan diodos de bajo rendimiento y mucho consumo, menos eficaces y mucho más baratos.
3.- Que pueda al menos trabajar con 6 placas para poder trabajar zonas grandes en poco tiempo. No hay lógica en emisores de un solo diodo, aunque se apliquen en ganglios, ya que los ganglios no contienen adipocitos.
4.- Que pueda usar a la vez la alta eficacia de activación metabólica del láser con la permeabilidad aumentada de las corrientes polares. Lo que asegura un vaciado del adipocito y la dispersión de las grasas disueltas para que sean consumidas o eliminadas a través del propio organismo.
 
Conócelo todo sobre LaserLuz Technology entrando en: www.laserluz.com