Conoce a… MARITZA PAZ

Tiene 26 años y ya es la manicurista más famosa de nuestro país, y es que es la creadora de algunos de los diseños de uñas más célebres de Rosalía. Sus creaciones ya han pasado por el Primavera Sound o desfilado por la alfombra roja de los Grammy latinos. Ella dice que su técnica es sencilla, pero aún así no nos cuenta el secreto para que aguanten esas uñas kilométricas. Su estilo, dice, es como la receta de la Coca Cola.

A Maritza Paz (Perú, 1993) le gustaba diseñar uñas desde que era pequeñita y empezó pronto: a los 16, dice, “me entró la curiosidad y empecé a mirar para hacer cursos”. Eso sí, solo llegó a hacer uno. Todo lo demás fue ver vídeos de Youtube compulsivamente y experimentar por sí misma. Se compró su maletín, empezó a trabajar en todos los centros de estética y los domicilios de Cerdanyola del Vallès (Barcelona) y su buen hacer y el boca a boca hicieron el resto hasta que pudo permitirse abrir su primer centro Dvine Nails [ahora tiene dos, en Cerdanyola del Vallès y en Barcelona]. Pasar de las clientas regulares a la fama funcionó con el mismo proceso, solo que esta vez, el altavoz era Instagram, y cada vez que una celebrity mostraba uno de sus diseños lo podían ver uno o dos millones de personas. Hemos intentado conocerla un poco más con este cuestionario.

Expertos en Estética: ¿Cuándo descubriste que esto era lo tuyo?
Maritza Paz: Creo que siempre lo tuve claro, desde pequeñita ya me gustaba.
E.E.: ¿Cuál ha sido tu formación?
M.P.: Hice solo un curso en mi vida y luego seguí formándome y experimentando cosas yo sola.
E.E.: Un referente al que debamos seguir la pista.
M.P.: Estoy enamorada de una chica que está en Miami y se llama Yackelyn Acosta.
E.E.: Tu primera celebrity fue…
M.P.: Paula, la ganadora de ‘Gran Hermano 15’. Con ella fue con quien empezó todo esto, fue la que me ayudó al principio y hasta ahora, y le estoy muy agradecida.

Uno de los diseños favoritos de Paz.

E.E.: ¿Cómo diste el salto a trabajar con más famosas?
M.P.: Pues con algunas nos poníamos en contacto nosotras y otras veces nos escribían ellas mismas.
E.E.: ¿Cómo empezó lo de Rosalía?
M.P.: Nos escribió ella cuando estaba empezando en el mundo de la música, aproximadamente hace dos años y medio, y nos dijo que si queríamos colaborar con ella y le dije que sí. Así empezó todo.
E.E.: ¿Es la clienta que más creatividad te exige?
M.P.: No, ahora ya hay muchísima gente que se pone de todo.
E.E.: Otras famosas con las que has trabajado.
M.P.: Trabajamos con Sita Abellán, Nathy Peluso, Karol G, Daniela Blume, Bad Gyal, Jimena Barón, Farina y algunas esposas de futbolistas Antonela Roccuzzo (esposa de Messi), Raquel Mauri (esposa de Rakitic), Sofía Balbi (esposa de Luis Suárez) o Aine Coutinho.

Rosalía contactó con Paz para ofrecerle una colaboración: ella le hacía las uñas y la cantante las mostraba en su Instagram.

E.E.: ¿Algún chico?
M.P.: No, de momento ningún hombre famoso.
E.E.: Te encantaría hacerle la manicura a…
M.P.: Voy a tirar por lo más alto y a decir Rihanna. ¡En ese momento podré morir tranquila! Estoy feliz con lo que tengo, sea lo que sea lo que tenga que venir, siempre estaremos agradecidas.
E.E.: ¿Cómo suele ser el proceso creativo?
M.P.: Cambia cada día, depende del diseño que te traigan, depende del estado de ánimo de la clienta… Todo influye. Algunas clientas vienen con fotos que sirven de ayuda.
E.E.: Técnicamente, ¿cómo trabajas?
La verdad es que soy muy simple en este sentido, intento ser practica con todo y hacerlo de la manera más fácil posible: mi pincel, mi acrílico y mi líquido. ¡Y hacerlo con amor! Así, es muy sencillo que te salga todo bien.

E.E.: ¿Algún truco que puedas compartir? Por ejemplo, para que duren más…
M.P.: ¡Eso son recetas como la de la Coca Cola! Pero como he dicho antes… Primero con mucho amor y dedicación y, sobre todo, con buen material.
E.E.: La clave para ser una buena manicurista es…
M.P.: Pasártelo bien haciendo este trabajo que es muy bonito, dedicarle paciencia y ser muy profesional ante todo.
E.E.: Y para trabajar en contacto con famosos, ¿hay que tener algo en cuenta?
M.P.: Son personas normales como todo el mundo, pero hay que ser prudentes con según qué preguntas hacemos.
E.E.: El trabajo más “loco” que has hecho.
M.P.: Yo creo que hay muchos diseños que hemos hecho muy extravagantes pero creo que Bad Gyal es la que más locuras se hace, pero por la largura que lleva.
E.E.: Por curiosidad, ¿cuánto suelen costar?
M.P.: Nosotras cobramos de 50 a 200 €. Hasta ahora lo más caro que hemos llegado a cobrar son 145 €.

Sita Abellán es otra influencer cliente de Dvine Nails

E.E.: ¿Tú también llevas el tipo de uñas que diseñas?
M.P.: Podría, pero se me estropean enseguida. Me encantaría llevar de todo pero por el trabajo no me siento cómoda, así que solo las llevo en vacaciones.
E.E.: Sigo sin creerme que puedas hacer de todo con las uñas tan largas. ¿Sólo se trata de acostumbrarse?
M.P.: Pues esto es una pregunta que todo el mundo nos hace, pero sí que se puede. Exactamente, solo se trata de acostumbrarse.