Comunicación a tu medida

Diseno Sin Titulo 2021 11 26T130529.553 1

La personalización, el trato humano, el diseño de una experiencia única para cada cliente, adaptada a sus necesidades… ¿Te suena? Son requisitos indispensables en este sector; lo que distingue a una buena firma de estética o de belleza. Si como profesionales aspiramos a ofrecerlo, así debe ser el plan de marketing o comunicación que demandemos. Esa es la filosofía de una agencia boutique.

Con Masstige Comunicación.

A día de hoy, tener una estrategia de marketing o comunicación es fundamental para alcanzar nuestros principales objetivos como empresa: más notoriedad, más ventas. Y eso de “a día de hoy” no es una frase hecha: “la competencia es cada vez más alta y hay que diferenciarse”, indica Marta Galisteo, fundadora y directora de Masstige Comunicación. Además, los consumidores del sector de la belleza cada vez están más informados, “se han convertido casi en expertos y buscan marcas y negocios que sean capaces de darles novedad constante, cuando y donde lo necesiten”, nos explica la experta. Por eso, opina, la estrategia de ventas y la estrategia de comunicación deben ir siempre de la mano.

Un atelier de información

Que un plan de comunicación es un must, es evidente; pero, ¿qué tipo de plan? La respuesta es la misma que una profesional de la estética daría a cualquier cliente que busque un tratamiento en su centro: uno hecho a su medida, que se adapte a sus necesidades. Y esto es precisamente lo que hace una boutique de comunicación. Lo que las diferencia es lo que, en moda, diferenciaría el atelier de un diseñador de unos grandes almacenes: “la personalización, el calor humano, los pequeños detalles”.

Gema Cabanero 1
Clínica antiaging & estética avanzada Gema Cabañero

Marta Galisteo, licenciada en Ciencias de la Información, lleva trabajando en comunicación más de una década, pero al poco de dar el salto de las pequeñas agencias a las grandes se dio cuenta de que ese no era el tipo de trabajo al que aspiraba ni el que le hacía feliz. “Quise recuperar aquello por lo que me apasionaba mi trabajo: por el nivel de confianza y amistad con los clientes, por tener tiempo para dedicarle a cada uno la atención que se merece, por sentarme a tomar un café con ellos, por ilusionarme con cada uno de sus triunfos porque los siento como míos…”. Ese fue el origen de Masstige Comunicación, una boutique de comunicación, relaciones públicas y marketing digital que se mantiene pequeña para mantenerse cercana, centrada, especializada.

Codes Id 1
CODES ID Cosmetics

De la mano del cliente

De hecho, ese concepto de la agencia externa que te lleva la comunicación (en lugar de que se encargue la propia empresa) le resulta totalmente ajeno: “Para mí no es agencia o empresa, no se trata de elegir quién, sino de unir experiencia en pro de una mejora. Por eso es tan importante la relación que tenemos con ellos, realmente sentimos sus negocios como propios y nos convertimos en una extensión de este. Se podría decir que Masstige Comunicación, más que una agencia, es casi como un departamento de comunicación interna que teletrabaja; caminamos totalmente de la mano con nuestros clientes, confiamos en ellos y ellos en nosotros, al 100 %”. Desde “dentro” del mundillo de la comunicación podemos corroborar que se nota, pero también su cartera de clientes da buena fe de ello: firmas de referencia en el sector, como Gema Cabañero, Yanbal o 180 the concept confían en sus servicios.

180 The Concept 1
Nutricomética 180 the concept

¿Cuál es el secreto para que un proyecto funcione? Debes “sentirlo propio”, dice. “Si te pones en la piel del cliente, dejas de pensar en números y empiezas a pensar en necesidades reales, en qué es lo que está necesitando realmente, las ideas brotan y funcionan. Cuando se hace algo rápido y corriendo, pensando solo en facturar, se pierde la esencia de la comunicación absolutamente. No digo que trabajemos gratis, solo que le damos a cada cosa el peso que tiene”, explica. Su fórmula del éxito es difícil de plantear en un mundo que siempre va con prisa, pero a la larga, funciona. O al menos, compensa intentarlo. Porque, en definitiva, se trata de dedicarle tiempo, de cuidarlo, de darle mimo. ¿No es eso a lo que aspiramos cada día en este sector?

Mumona 1
Tienda online mumona.com