Cómo blanquear los dientes

Como blanquear los dientes
Como blanquear los dientes

Una sonrisa blanca y perfecta: ¿Quién no la querría? Lavarse los dientes al finalizar cada comida puede no ser suficiente. La dentadura se recubre con un esmalte que, con el paso del tiempo, va menguando y dejando ver la dentina, una sustancia de un tono marrón que se encuentra debajo del esmalte.

Aunque la pérdida de esmalte y la aparición de manchas no deja de ser un proceso totalmente natural, hay ciertas maneras de retrasarlo, remedios caseros que llevar a cabo para revertirlo y tratamientos profesionales para volver a presumir de un esmalte impoluto. Es decir, volver a presumir de unos dientes brillantes y blancos es totalmente posible.

Cómo aclarar los dientes

Como blanquear los dientes

Los productos blanqueadores pueden erosionar el esmalte a la larga. Por eso, antes de empezar con cualquier tratamiento, se debe consultar con un especialista.

En cualquier caso, si al utilizar estos remedios a continuación se empieza a notar más sensibilidad ante el frío o ciertas comidas, puede indicar que la capa de esmalte está adelgazando.

Remedios caseros para blanqueo de dientes

  • Bicarbonato:  este producto, mezclado con agua, puede servir de pasta dentífrica y puede ser usado dos o tres veces por semana. Los resultados empezarán a notarse en varias semanas.
  • Carbón activado: al mezclarlo con agua se formará una crema parecida al dentífrico, que consigue quitar las toxinas y absorber algunos microorganismos. Este ingrediente no debe utilizarse si se tienen empastes de porcelana o coronas.
  • Aceite de coco: se introduce una cucharada de este aceite en la boca y se remueve por los dientes durante algunos minutos. Este ingrediente, totalmente natural, no conlleva ningún tipo de contraindicación y es usado en medicina ayurvédica por sus propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias.
  • La fresa: esta fruta contiene ácido málico, con propiedades blanqueadoras, por lo que añadirlas a la dieta será siempre una opción acertada. Para que sea más efectivo, se triturará y se dejará untada en los dientes durante varios minutos.
  • El plátano: ayuda a eliminar las manchas amarillas de los dientes, gracias a su alta concentración en ácido salicílico, potasio, al magnesio y al manganeso. Es tan fácil como pelar el plátano maduro y untarse los dientes con el interior de la cáscara durante, aproximadamente, dos minutos.
  • Albahaca: en su variante morada, dejada al sol durante unos minutos, molida y hecha polvo, se puede utilizar como pasta dental.
  • Levadura de cerveza: los copos de este suplemento se mezclan con sal hasta formar una pasta que se utilizará como pasta de dientes. Esta conformado por vitamina B, ácido fólico y proteínas, todas beneficiosas para nuestros dientes.

Cómo blanquear los dientes de manera profesional

En muchas ocasiones, los dientes se han amarillado tanto que los remedios naturales no son suficientes.  Además, la causa principal de esta decoloración es el envejecimiento y, ante eso, solo quedan soluciones profesionales.

Para quitar las manchas y blanquearse la dentadura, la mayoría de los dentistas aconsejan cambiar de pasta de dientes y escoger una adecuada para este problema. Las pastas blanqueadoras, aunque algo más caras, son efectivas y no provocan sensibilidad dental. Deben utilizarse todos los días para que los resultados sean visibles.

Las tiras blanqueadoras, que pueden comprarse en una farmacia y aplicarse en casa, se producen con peróxido de hidrógeno y blanquea los dientes a las dos semanas. No se debe abusar de este producto porque podrá conducir a un leve daño en el esmalte. Estas tiras pueden comprarse desde 30 euros.

Por otra parte, se puede recurrir al blanqueamiento profesional en los centros especializados. Se realiza gracias a una luz ultravioleta que aumenta la temperatura y descompone un gel formado por peróxido de hidrógeno. De esta forma, los dientes quedarán completamente blancos. Es un procedimiento químico que tiene lugar en una clínica dental, y sus precios no bajan de 300€.

Como blanquear los dientes

Hay que tener en cuenta que, aunque es la solución más eficaz, no puede realizarse a todos los pacientes ya que, no tendrá el mismo resultado sobre dientes con caries o agujeros, ni con trabajos dentales del tipo de las carillas.

Comidas y hábitos que amarillean los dientes

Hay ciertos hábitos que, si los quitamos o añadimos en nuestra rutina, harán que tanto nuestra dentadura como nuestra salud en general mejore. Son pequeños “sacrificios” que, a corto plazo, tienen beneficios directo sobre nuestro cuerpo.

Ni que decir tiene que, la higiene bucal es fundamental. El cepillado de dientes con una buena pasta, adecuada para cada caso, y el uso diario del hilo dental conseguirá eliminar la mayoría de los residuos que se acumulan y se absorben en la placa.

Las bebidas como el café, el té o el vino tinto producen un desgaste del esmalte y aumentan las manchas en la dentadura, así como los cigarrillos. No significa eliminar por completo estas bebidas de nuestra vida, pero sí reducir su consumo.

En algunos casos, beber con pajita es recomendable, porque de esta forma se evitará que los dientes entren en contacto con algunos líquidos, como los refrescos azucarados del tipo de la cola, que causan manchas.

Por último y no menos importante, beber agua y comer de manera equilibrada hará que el esmalte esté sano y fuerte. Además, los alimentos ultraprocesados y azucarados son malos para nuestro organismo y demasiado ácido para la boca. En este post, ya dimos seis recetas sanas que puedes hacer de manera fácil y rápida.