Las 8 propiedades de la CENTELLA ASIÁTICA en cosmética

Centella Asiática
centella asiática

Si algo hemos aprendido en los últimos años es que nos queda mucho por aprender de los coreanos en cuanto a cosmética. Las rutinas faciales de 10 pasos, la doble limpieza o las esencias son solo algunos ejemplos de todo lo que hemos incorporado a nuestras rutinas beauty.

Hoy hablaremos sobre otro de los descubrimientos para el cuidado de la piel que debemos agradecer a Corea: la centella asiática. Se trata de una planta milenaria que los asiáticos han empleado para el cuidado del organismo durante siglos, y que, cada vez más, se cuela en lociones, sérums y cremas por sus increíbles propiedades.

¿Qué es la centella asiática?

La centella asiática es una planta milenaria, también conocida como hierba de tigre o gotu kola, que principalmente se encuentra en Asia Central -aunque también crece en ciertas zonas de África y América-, y que ha sido utilizada durante siglos por sus propiedades para el organismo, tanto a nivel cosmético como en la medicina tradicional.

Por todos los beneficios que aporta, no es de extrañar que se haya convertido en un must en productos cosméticos y que cada vez forme parte de más formulaciones. Y es que, el secreto de la efectividad de esta famosa hierba milagrosa se debe a su composición: está repleta de compuestos activos, tales como ácidos grasos, ácidos triterpénicos, flavonoides, saponinas, taninos y aminoácidos, los cuales le confieren todas las propiedades tan aclamadas.

¿Para qué tipos de pieles está recomendada?

Por sus excelentes y variadas propiedades, la centella asiática está recomendada para tratar diferentes estados y tipos de piel:

Pieles deshidratadas. Por su gran poder de hidratación, las pieles deshidratadas serán las principales beneficiadas al incorporar este activo en la rutina cosmética.

Pieles irritadas. La centella asiática suele recomendarse tras tratamientos estéticos que dejan la piel irritada, como peelings o algunos tipos de láser, pero también tras la exposición solar, o irritación cosmética (por ejemplo, al iniciarse en el uso de retinoides).

Pieles sensibles. Gracias a sus propiedades calmantes, la centella asiática logra mejorar el estado de las pieles sensibilizadas.

Quemaduras, heridas y cicatrices. El uso más conocido de esta planta medicinal es el de regenerar pieles dañadas por quemaduras o cicatrices, mejorando la circulación y estimulando la producción de colágeno al mismo tiempo que protegen la piel.

Pieles maduras. Las pieles maduras también pueden verse beneficiadas por cosméticos con centella asiática, ya que -sin esperar milagros- sí que pueden resultar efectivas contra las arrugas, además de por su acción despigmentante.

Piel con tendencia acneica. Aunque, por sus propiedades antiinflamatorias, la centella asiática puede ser útil para tratar la inflamación producida por el acné, su uso más recomendado en este tipo de pieles es acelerar la recuperación de las marcas post inflamatorias.

Las propiedades de la centella asiática en cosmética

⓵ Hidratación

Los cosméticos con centella asiática por lo general son ligeros y de rápida absorción, aportando una gran hidratación a la piel -pero sin aportar sensación grasa- y estimulando la producción de ácido hialurónico. Además, consigue retenerla, impidiendo que dicha humedad se pierda.

⓶ Acción antiinflamatoria

Por su composición, la centella asiática también presenta cierta acción antioxidante, lo que la hace ideal para tratar ciertas pieles con patologías inflamatorias, como acné o rosácea, al mismo tiempo que las calman.

⓷ Acción antioxidante

La centella asiática, por su contenido en flavonoides, protege las células de los radicales libres y del estrés oxidativo, de manera que la piel queda protegida de posibles agresiones y se retrasa su envejecimiento.

⓸ Repara, calma y cicatriza la piel

La propiedad que ha hecho de esta planta un must en cosmética es la de la regeneración y cicatrización de la piel. Resulta muy eficaz en quemaduras, úlceras, en heridas y cicatrices, previniendo la formación de queloides y cicatrices hipertróficas, y mejorando el aspecto de las existentes.

También es imprescindible para tratar pieles sensibilizadas y reactivas o con la función barrera alterada.

⓹ Venotónica: acción anticelulítica

Ya sabemos que en la celulitis no podemos esperar milagros cosméticos y que para combatirla lo más importante es la dieta y el ejercicio físico. Pero para complementarlos, una ayudita nunca viene mal, y la centella asiática puede ser una aliada perfecta, ya que también es capaz de estimular la circulación sanguínea, lo que puede resultar de gran utilidad a la hora de combatir la celulitis.

⓺ Antienvejecimiento

Por su capacidad regeneradora, y la estimulación sobre la producción de colágeno en la piel, la hierba del tigre es capaz de actuar sobre finas líneas de expresión y arrugas superficiales, manteniendo la piel elástica y brillante.

⓻ Mejora el aspecto de las estrías

También en relación con la estimulación de la síntesis de colágeno, además de fibronectina y proteoglicanos, la centella asiática podría ser útil a la hora de mejorar el aspecto de las estrías.

⓼ Acción antibacteriana

Además de todo lo anterior, la centella asiática también presenta cierta acción antibacteriana, principalmente frente a C. acnes, la bacteria presente en el acné.

Además de todas sus propiedades cosméticas para la piel, la centella asiática podría también ser muy eficaz para el cabello, al estimular su crecimiento por su capacidad de mejorar la circulación sanguínea, o para tratar el cuero cabelludo irritado.