CELULITIS, cómo combatirla

celulitis
celulitis

El tema que hoy nos atañe, y del que hemos hablado ya en varios posts, no es otro que la celulitis. Cuando la piel de algunas partes del cuerpo toma forma de piel de naranja y aparecen unos puntitos que nos hacen llevarnos las manos a la cabeza y pensar ¿qué he hecho mal? ¡Si salgo a correr! ¡Ayer comí fruta!  

Para resolver todas nuestras dudas, hablarnos de los mejores tratamientos y las maneras más eficaces de acabar con ella, contamos con varios expertos de diferentes ámbitos relacionado con la salud.  El tratamiento de la celulitis es uno de los temas que en la actualidad más consultan en todas las clínicas de belleza. Después de estos meses de confinamiento, el sedentarismo ha sido la causa de la aparición de esta acumulación de grasa localizada en la piel y por esto es una de las consultas más realizadas en este momento ¿Pero sabemos bien las causas de su aparición y como tratarlo para una correcta puesta a punto de cara al verano?

Qué es la celulitis

Tal y como nos explica la Dra. Pilar de Frutos, cirujana plástica, experta en medicina estética y directora de la Clínica Pilar de Frutos. “Denominamos celulitis al aspecto que adopta nuestra piel en forma de “hoyuelos” o “piel de naranja”. Su desarrollo depende de factores tanto genéticos como de hábitos de vida que nos hacen propensas a la retención de líquido y toxinas”.

La retención continuada de líquidos y toxinas produce un estado de inflamación crónica donde los glóbulos de grasa y los trayectos fibrosos existentes en el tejido subcutáneo se hacen más notorios. Es mucho más frecuente en las mujeres y las zonas más afectadas son las piernas y glúteos, aunque puede aparecer incluso en abdomen o en los brazos.

Las causas de la celulitis

La alteración vascular parece estar en el origen de esta lipodistrofia. Nódulos aumentados de adipocitos presionan los vasos sanguíneos y linfáticos, entorpeciendo el flujo circulatorio y la correcta eliminación de deshechos. Los líquidos extravasados que encharcan el tejido, crean un medio tóxico y estancado, que esclerosan las fibras de sostén. A este punto, tiran hacia el interior mientras que la grasa protubera hacia el exterior, mostrando la piel de naranja.

Tipos de celulitis

Existen tres tipos de celulitis que hemos de distinguir para poder tratarlas adecuadamente.

  • Celulitis dura: sobre todo en mujeres jóvenes, localizada en glúteos y muslos, la piel y los nódulos son duros al tacto con presencia de hoyuelos. Es la celulitis real.
  • Celulitis blanda: de consistencia más gelatinosa y más habitual en mujeres mayores de 35 años y que aparece a causa de la flacidez progresiva de los tejidos. No es realmente celulitis ya que es sencillamente la consecuencia del destensado de los tejidos y el afinamiento de la piel.
  • Celulitis edematosa: aparece a cualquier edad y se localiza sobre todo en las piernas que suelen hincharse fácilmente y se debe fundamentalmente a la retención de líquidos.

Eliminar por completo la celulitis es un objetivo complicado, pero con un poco de esfuerzo y constancia se pueden conseguir grandes logros. Para combatirla debemos atacarla desde sus orígenes y ser perseverantes para lograr mantenerla a raya.

En esta entrada ya te analizamos la diferencia de grasa localizada, celulitis y flacidez.

Cómo acabar con la celulitis

El Dr. Miguel Chamosa, nos brinda consejos universales que mejoran el cuadro y son igualmente válidos tanto en el postoperatorio de una liposucción anterior al confinamiento como en la preparación de una liposucción postpuesta por las circunstancias.

Celulitis y alimentación

Indica, para empezar, que seguramente debamos realizar cambios en nuestra dieta que permitan a nuestro organismo liberar impurezas, y es especialmente recomendable reducir el consumo de sal para evitar la retención de líquidos, especialmente en verano o épocas de calor. Del mismo modo se recomienda aumentar el consumo de alimentos diuréticos naturales, como espárragos, piña, té verde… etc.

Es fundamental evitar harinas blancas refinadas y el azúcar refinado. En todo caso optaremos por harinas integrales (con germen) y Stevia.

La Dra. Pilar de Frutos también nos deja una serie de recomendaciones de gran utilidad:

  • Sustituir el café por el té verde ( 1 o 2 al día)
  • Evitar azucares refinados y sustituirlos por edulcorantes tipo STEVIA.
  • Sustituir el pan blanco y harinas refinadas por los integrales
  • Ayuno intermitente, dejando entre 12 y 16 horas entre la cena y el desayuno al día siguiente para ayudar a nuestro cuerpo a limpiar el exceso de toxinas.
  • Comenzar el día con una infusión de jenjibre y zumo de limón y alcalinizar nuestro organismo
  • Limitar el consumo de sal.

Deporte y celulitis

Realizar ejercicios con regularidad ayudará a que tengamos menor volumen de grasa donde pueda vivir nuestra celulitis.

La primera medida terapéutica para estimular la circulación linfática y venosa es la actividad física. Sin embargo, no vale cualquier disciplina deportiva y mucho menos, cualquier actividad que implique un impacto de los pies sobre el suelo. Prácticas como el running o el step son contraproducentes, ya que cada salto constituye un frenazo en seco para la circulación de retorno. Ejercicios como el pilates, las bandas elásticas o la bicicleta estática resultan más recomendables.

¿Es malo permanecer mucho tiempo de pie?

Tan malo es permanecer de pie y sin moverse durante horas, como perniciosas son las malas posturas en el sofá, que es la peor situación durante el confinamiento para la circulación de retorno. Ante la ausencia de actividad muscular, que es la que impulsa la sangre de vuelta hacia el corazón, resulta recomendable poner las piernas en alto.

De esta forma, se evita la sobrecarga, la hinchazón y el extasis venoso característico en la celulitis o el lipedema. Cinco minutos cada hora de actividad física es la regla de oro para evitar la pesadez de piernas y el extasis venoso de la celulitis. Además, para los trabajos que requieren estar de pié durante muchas horas, se recomienda llevar siempre medias de compresión en los días que más horas se tenga que estar en esta postura.

Ante la imposibilidad de someterse a drenajes linfáticos por confinamiento, el Dr. Chamosa recomienda el uso de medias de compresión desde el mismo momento en que te levantas. Estas prendas de elasticidad progresiva, más prietas en zonas distales (pies) que en las próximales (muslo), evitan el edema y facilitan la circulación de retorno, entorpecida y cargada de toxinas en caso de celulitis.

Hábitos no beneficiosos

El Dr. Chamosa recomienda evitar cualquier postura que haga de torniquete. Las piernas cruzadas o cualquier “asana de sofá” implica un entorpecimiento circulatorio que también se puede observar con las prendas ajustadas, especialmente con el estrangulamiento del calcetín.

Usar ropa cómoda y holgada, así como evitar la cercanía a focos de calor que dilaten las venas, constituyen pequeños gestos que ayudan. La alternancia de agua fría y caliente en forma de pediluvios o de duchas en las piernas tienen un efecto vasoconstrictor, que mejora la congestión y el edema

Debemos evitar todas aquellas situaciones que favorezcan la retención de líquidos, como llevar ropa demasiado ajustada, pasar muchas horas sentada, ducha o baño con agua muy caliente.

Tratamientos médico-estéticos para eliminar la celulitis

Si deseamos mayor nivel de resultados y de forma más rápida hay que recurrir a los tratamientos especializados en centro médico-estéticos que nos ayudarán a mantener nuestra piel el mejor estado posible.

“Cada persona tiene un tipo de piel y unas necesidades concretas, es preciso detectar el problema y ver el origen de la celulitis. Solo analizando el tipo de celulitis y combinando los distintos tratamientos, acabaremos con los adipocitos y las células grasas manteniendo a raya la celulitis todo el verano” afirma el doctor especialista en medicina estética de Clínicas DH Edward Serrano.

En primer lugar, se valorará cada caso, ya que es fundamental que el médico especialista en medicina estética valore cada caso. En función del tipo de celulitis, se indicará un número de sesiones y se podrá personalizar el tratamiento. A veces, se puede hacer el tratamiento en varias fases, combinando múltiples tratamientos, y en ocasiones es suficiente con cinco sesiones.

Además, para potenciar los resultados, el paciente se pondrá en casa, y a diario, una crema reductora o anticelulítica. Sin duda, en esta combinación ganadora radica el éxito.

1. Con radiofrecuencia subdérmica

En la Clínica Pilar de Frutos cuentan con la plataforma Accutite y Bodytite para tratar la celulitis y eliminar la grasa localizada. Este sistema se basa en aplicar radiofrecuencia subdérmica directamente en el tejido a nivel interno de manera mínimanente invasiva que se aplica con una cánula de entre 1 y 2 mm con control interno y externo de la temperatura. Un sencillo procedimiento con anestesia local que dura entorno a una hora por zona y que ofrece resultados que pueden durar años.

La radiofrecuencia subdérmica con tecnología RAFL (lipolisis asistida por radiofrecuencia) consigue resultados a varios niveles, por un lado el efecto lipolítico reducirá de manera definitiva los depósitos grasos a la vez que podemos romper los tractos fibrosos que producen los hoyuelos en los casos de celulitis más dura.

En los casos de celulitis blanda con componente de flacidez, aparte de eliminar grasa conseguiremos un retensado y compactación de la piel y lostejidos que nos darán el aspecto de una piel más lisa y firme. Precisa de menos sesiones que otros tratamientos, ya que habitualmente solo es necesaria una sola sesión, aunque en celulitis muy rebelde se pueden llegar a requerir dos.

2. Con carboxiterapia

La carboxiterapia consiste en la aplicación subcutánea de dióxido de carbono con el fin de eliminar grasas y celulitis. El proceso consiste en la aplicación no quirúrgica de CO2 localizada mediante un equipo diseñado para este fin. La introducción de CO2 provoca una ruptura de la capa externa de la célula, que conlleva a la liberación de ácidos grasos.

Es un tratamiento muy duradero, ya que con unos hábitos saludables los resultados pueden llegar a durar años.

3. Con mesoterapia corporal

La mesoterapia corporal, por su parte, es una técnica intradérmica indolora que se emplea para tratar la celulitis y la grasa más localizada. Mediante la infiltración de sustancias (vitaminas, aminoácidos, minerales…) que mejoran la circulación en la zona o zonas afectadas, provocamos una eliminación de toxinas.

celulitis

Como indican los expertos, hay que combinar el deporte, la alimentación y los demás consejos anteriormente nombrados, con sesiones de estos tratamientos médico-estéticos. Cada caso es diferente, y las sesiones y frecuencia de las mismas deben ser indicadas por un profesional tras hacer un estudio del paciente.

Échale un ojo a este tratamiento médico-estético y a este protocolo anti-celulitis.