ALOE VERA: todos sus usos en cosmética

Aloe Vera
aloe vera

La planta de aloe vera es cada vez más relevante en el mundo de la cosmética. Sus beneficios para el organismo y la piel en particular, que no son pocos, justifican su fama.  No en vano ya Cleopatra y Nefertiti lo incluían entre sus productos de belleza, y en el Kama Sutra también se hace referencia a esta planta como prodigio de la naturaleza.

A continuación, contaremos todo lo que hay que saber sobre esta planta, su uso para la piel, y todas sus portentosas propiedades.

¿Qué es el Aloe Vera?

La planta conocida como Aloe Vera lleva milenios acompañando a la humanidad, y se cultiva en varios continentes. Utilizada tanto como planta decorativa, para su consumo mediante zumos o jugos, como por sus usos medicinales y cosméticos, esta planta propia de sitios desérticos y calurosos está lejos de ser un debutante en la industria.

El Alo Vera en la actualidad

En el año 1970, un farmacéutico llamado Bill Coats separó la aloína de la corteza, estabilizando en el proceso el gel que se extrae de la hoja. Añadiendo Vitamina E, Vitamina C, E, y sorbitol, consiguió la fórmula que conocemos todos hoy en día, presente en los hábitos para cuidar la dermis de muchas personas. Hoy en día, los fabricantes responsables extraen y purifican cada extracto, para evitar así el látex de la planta, llamado aloína.

Otros componentes del Aloe

  • La isobarbaloína, el antraceno, el antranol y el ácido aloético son resinas que tienen propiedades bactericidas.
  • La emodina de aloe es efectiva contra algunas infecciones, mientras que el aceite etéreo posee cualidades anestésicas y analgésicas.
  • El ácido crisofánico, que deriva de la emodina de aloe, se utiliza a menudo para tratar la psoriasis y algunos hongos cutáneos.
  • El ácido cinámico combate los hongos y es calmante del dolor.
  • La sábila cuenta con propiedades antiinflamatorias que eliminan el exceso de suciedad y la grasa de los poros.

Usos del Aloe Vera

Sus usos son muy amplios, y a pesar de que no existen efectos secundarios demostrados, se recomienda pedir opinión médica a un experto en caso de uso interno o ingesta, para evitar posibles patologías.  

  • Se puede usar ingiriéndolo mediante té, zumos o infusiones.
  • Para hidratar la piel y tratamiento dérmico.
  • Para tratar el estreñimiento.
  • Como complemento alimenticio que ayuda a aliviar la acidez, proporcionando beneficios para la salud intestinal.
  • Y para las quemaduras de la piel:

Su efecto calmante alivia el dolor de las quemaduras, y por este motivo es bastante habitual encontrarlo en cremas y lociones especializadas en el tratamiento de la dermis expuesta al sol.  Su poder regenerativo es ideal para esta función, y recomendamos mirar cremas con aloe vera y otros ingredientes como el aceite de aguacate.

El aloe vera en una rutina diaria:

Por todos los efectos mencionados, se concluye que las propiedades y usos de esta planta son bastante recomendables, y que prácticamente cualquier parte de nuestra piel se vería beneficiada de su aplicación, tanto las manos, el rostro… Pieles sensibles y con tendencia al acné se verán muy beneficiadas gracias a las propiedades antibacterianas del aloe. Durante la rutina para aplicar cualquier producto hidratante con aloe vera, recomendamos mantener las manos en constante revisión e hidratación, como ya hablamos en nuestro artículo sobre la rutina de cómo cuidar las cutículas.

Recuerda que también existen geles de aloe vera para la ducha, que favorecen una piel suave durante todo el día, así como su hidratación. También hay lociones y mascarillas de 24 horas de duración que prometen una piel suave e hidratada.

Para concluir, añadimos que el aloe vera es una planta ideal para usar en toda la familia, a todas las edades, incluido para los más pequeños que puedan verse beneficiados de un cuidado de los rayos solares o las irritaciones. Existen muchos otros beneficios del aloe vera que van más allá del cuidado de la piel, y que invitamos a seguir descubriendo.

➟ Aquí te dejamos otros consejos profesionales para sanar el cabello seco.