“Las uñas se han convertido en el accesorio de moda it”, afirma Yasmina Meftah, directora del salón de uñas Yass & Co. “Por eso, en mi salón no sólo tenemos las mejores marcas y una variedad de colores única, sino que además conocemos y dominamos las mejores técnicas para hacer nail art a mano”. Apasionada de la moda y atenta siempre a lo último y más actual, Yasmina Meftah resume los puntos más importantes de la moda en manos de esta temporada.

Descubre todas las tendencias de las manicuras de esta primavera, de la mano de toda una experta. Yasmiina Meftah, directora de Yass & Co., nos descubre todo aquello que va a ser tendencia:

–              El regreso del greige. Sin duda, uno de los tonos de la temporada. La declinación de los tonos grises y beige le dan un aspecto más sofisticado al clásico nude – y más delicado al en ocasiones severo gris.

–              Un toque clásico. Vuelven a destacar las uñas más tradicionales, esmaltadas en suaves rosas, delicados nude y tonos ultra naturales, en ocasiones combinadas, en contraste, con la ropa más atrevida o bien en perfecta combinación y unión con la ropa más romántica y delicada.

–              Efecto Tippex: blanco puro. Opaco, muy cubriente, mate… Aparece con fuerza el blanco en uñas muy cortas que parecen dibujadas con el mítico corrector.

–              Bajo el mar. Las uñas se cubren de perlas, ¡a veces hasta literalmente! Los efectos marmolizados y perlados son una de las tendencias más claras, con uñas de colores muy suaves – del rosa claro al beige champán – pero con efectos irisados o incluso casi cristalizados, incluso con reflejos de madreperla. En este caso, la textura nacarada es protagonista. Las perlas, sea aplicadas como complemento o en su tonalidad y brillo, son unas de las grandes estrellas de la temporada

–              Efectos gráficos y muy atrevidos. Por ejemplo, las uñas “sangrantes” de Prabal Gurung, o los nombres de amigos y familiares escritos en las uñas de las modelos del desfile de Rachel Antonoff. Para las más naif, nada como los cuadros Vichy del desfile de Kate Spade.

–              Contraste de texturas. ¿La más trendy? Mate vs. brillo.

–              El tye dye de efecto glitter. Se da en todos los colores, con una concentración máxima de glitter, purpurina o brillo en el área del borde libre de la uña y más limpio en la base.

–              El retorno. ¿Una sorpresa? El regreso de la clásica manicura francesa, esta vez en manos de Peter Phillips de Chanel, que usó el tono Ballerina para maquillar las manos de las modelos.

–              ¡Tridimensionales! Uno de los efectos más atrevidos de la temporada son las uñas que crecen a lo alto, ¡y no a lo largo!, con capas conseguidas mediante la aplicación de tips acrílicos. Las uñas dejan de medirse sólo en ancho y largo, ¡ahora también cuenta el alto! Para las más atrevidas, sin duda.