Si lo que te gusta es llevar un estilo elegante y discreto, entonces las uñas color nude son lo tuyo. Y es que esta manicura es perfecta si quieres llevar algo sencillito pero a la vez un poco de brillo en tus uñas. Lo único que tienes que ver es qué tono nude va mejor con tu piel, et voilà! Tendrás una manicura infalible allá donde vayas. Aunque bueno, siempre puedes probar con las diferentes tonalidades para ver cuál te gusta más.

Tono de piel: Muy clara

Si tu tono de piel es más bien clarita, te recomendamos un color nude muy similar al color de tus uñas. Casi, casi transparente. También es un color muy demandado por los hombres.

Tono de piel: Clara

Para pieles claras recomendamos un color nude de uñas que sea un poquito más rosáceo. Así contrastará con tus manos y le dará un toque de luminosidad a tus uñas. Para dar con el mejor esmalte para ti, pregunta en el salón por el OPI Gelcolor Samoan Sand.

Tono de piel: Media

Si tu tono de piel es media, es decir, que no eres ni muy pálida ni muy morena, lo mejor es un color nude tirando a beige. De esta manera resaltarás tu manicura, sin que esta deje de ser clásica y elegante.

Tono de piel: Media oscura

Si eres de las que parece que haya tomado el sol durante todo el año, (afortunada tú con tu color de piel), entonces lo mejor es que apuestes por un color nude beige medio como el Gelish Hey Twirl Friend. Aunque con este color de piel también queda bien el color nude rosado. Así que ya sabes… ¡Para gustos los colores!

Tono de piel: Oscura

Si tu tono de piel es oscuro, entonces el mejor esmalte para ti es el color nude oscuro. Aunque también puedes optar por un tono más beige para crear contraste. Sea como sea, si estabas pensando en apostar por el nude en tu próxima manicura, llénate de inspiración y… ¡A lucir uñas!